30 abril, 2011

Día 80

La miras... Una chica tan simpática, tan amigable, tan "buena gente" como diría cualquiera. Viviendo rodeada por gente, que no es más que un par de hipócritas que le clavan el puñal por la espalda cuando menos lo espera. Lo que menos ibas a pensar era que en el fondo de su corazón estaba sola, y que su único refugio era su casa, dónde podía llorar en silencio sin tener que dar explicaciones. Ella sabe que el cariño que le ofrece el mundo no le alcanza, y que no es más que un cero a la izquierda. La ves y dices que quieres ser como ella, así, tan espontánea, tan dulce, tan carismática. Pero lo que no sabes es que ella es la que quiere y necesita que aunque sea una vez alguien la tenga en cuenta, le diga que le importa, que sin ella la vida no sería la misma. Siempre la viste fuerte, siendo un pañuelo para todos, y diciendo que vale la pena seguir adelante, a pesar de que ella no puede continuar. Y lucha todos los días de su vida para seguir como si nada. Ella da consejos, no se que tan sabios son, pero los dice con una credibilidad y confianza que cualquier persona los tendría en cuanta. Y pensar que era justo ella la que nunca los había escuchado. La que cometía los errores, dos, tres y quien sabe cuantas veces más. Lo único que le da esperanzas es tener el amor de alguien, uno sólo. No necesita tres mil hombres que anden detrás suyo, sólo uno le basta, sólo uno le importa. Y el estaba ahí, abriendo sus brazos y su corazón, para alguien más.

25 abril, 2011

Día 79

Recuerdo que todas las tardes me esperabas en el tapial para ir a jugar. Eras como el hermano que nunca había tenido, y supongo que por eso lo quería más de lo normal. Compartíamos todo, desde la última galletita de chocolate del paquete, hasta los secretos más profundos de nuestro ser. Por supuesto que no eran como los secretos que la gente grande podía ocultar en su armario o bajo sus almohadas, pero eran secretos a fin de cuenta. Eramos como las piezas de un rompecabezas, encajábamos uno en el otro perfectamente y viceversa, y no comprendía el porque. Nuestra amistad era irrompible. Pero las circunstancias de la vida nos hizo separar, cambiar de rumbos y empezar una nueva vida en otro lugar, a la cual no estábamos listo, aún eramos tan chicos para conocer nuevas personas, sin que este el otro cuidándonos la espalda. Todavía teníamos tanto por descubrir, tanto por contar, tantos motivos por seguir de la par. Quince años pasaron de nuestras risas alocadas, de nuestra inocente amistad que empezó con una simple coincidencia de vivir en casas continuas. Fueron quince años sin tener noticias tuyas, sin una llamada o una carta postal. Quince años preguntándome qué habrá sido de tu vida. Suponiendo e imaginando todos los logros que habrás conseguido, todas las personas que habrás conocido, todas las citas a las que habrás concurrido, todas las tristezas y penas que habrás pasado sin mi para consolarte. Pasaron quince años pensando que un día ibas a regresar. Yo te busqué, eso te lo puedo asegurar. Hoy, ahora, en este preciso momento te tengo frente a mi, con los ojos cubiertos de algo que no se que es, pero no lo puedo controlar. Brotan de mi, lágrimas, lágrimas de sal. Cuánto hace que no lloraba sin tener que lastimarme. Y este corazón no se que le pasa, parece que se me va salir del pecho. Detente por favor. Y dijiste:
- Por fin te vuelvo a ver.
Y la vida se congeló. Fueron como las palabras mágicas para que entendiera todo, para que la ficha cayera y el vaso rebalsara. Vos también me buscaste, todo este tiempo, y ahora comprendo que esa amistad tan perfecta, las piezas del rompecabezas, y el corazón a punto de estallar como una bomba atómica, eran los motivos por los que tanto te quise. Porque sin saber, sin querer, me enamore, y no hablo de recién. Digo de toda una vida enamorada sin saber, o sin querer saber. Y tuvieron que pasar quince años para que lo pudiera reconocer. Quince años para decirte:
- Por fin te vuelvo a ver.

24 abril, 2011

Día 78

Tomar un café es algo tan universal como saludarse por las mañanas y despedirse por las noches, así que ¿Quién no tomó alguna vez un café? Tomamos un café al despertar y para mantenernos despiertos. Se vende café para la dama, se compra café para el caballero. La gente toma café sólo, en compañía, y de nuevo sólo. Junto a un periódico, una notebook, libros, o la radio. Cuando se va al trabajo, cuando se regresa. En la calle o en un micro. Tomamos café cuando no hay otra cosa para tomar, para sacarnos las penas, y como es un poquito fuerte también sirve para endurecer el corazón. Se lo acompaña con galletitas, tortitas, masitas, facturitas o cualquier otro tipo de delicias. Tomamos café para hacernos los importantes. Se toma café porque en la televisión cada tanto se ve a alguien que lo prueba, y no nos gusta quedar fuera del montón. No falta el médico que lo recomienda. Y si lo desaprueba ¡Que importa! Lo tomamos igual porque nos gusta. Hay café para chicos, para jóvenes y para grandes. Dulces, cortados y con un poquito de leche. Café con lágrima o café con risa. ¿Cuál prefiere? Y que nadie venga a decir que el café es sólo para el invierno y calentar las panzas y los corazones solteritos, porque el café también se prepara en veranito con 30º grados que nos morimos. Y nos da calor de tan sólo pensarlo. Las personas toman café con sus visitas, para dar la bienvenida, para pasar el rato, y para despedirse. Vas a una confitería y no falta el que toma un café dulzón o muy amargo. Claro que también esta el que nunca lo probo, todavía, ese no sabe lo que se pierde pero ya es otra historia. Se toma café para festejar un casamiento o un nacimiento. ¿Y cuándo alguien muere? Se toma café como nunca se toma. El café une a las personas. Nos hace iguales por compartir un mismo gusto. El de tomar café. El café se comparte entre novios y amigos. El café es café. Pero ni hablar de las mil maneras que se puede tomar. Tomamos café helados o calentitos, total, sobre gustos no hay nada escrito.

23 abril, 2011

Día 77

Porque siempre me dije a mi misma que era mejor no mirar algunas cosas de la realidad. No digo de cegarse o ponerse una venda en los ojos. Digo de caminar por otra calle si es necesario para no sufrir. El sufrir de mal entendidos. Porque lo que nos duele es el corazón que se lástima fácilmente. Y somos tan inexperto a la hora de calmarlo. Pobre de el que no sabe diferenciar a veces un abrazo amistoso de uno de enamorados. Yo no tengo la culpa de tener un corazón con este defecto. No hay manual para repararlo. Solo un corazón indefenso que no puedo curarlo. Y muchos se esconden tras una sonrisa falsa, pero por dentro, sus corazones lloran como el mio. El tiempo sana las heridas, pero todos sabemos que es como un libro, sólo sabe escribir por encima de lo borrado. Las marcas siempre quedan, y el corazón siempre recuerda.

19 abril, 2011

Día 76

A pasado tiempo desde que te conocí y todavía no entiendo que tenes, o que no tenes, para que yo te siga queriendo. Si mi corazón sabrá cuantas veces ha luchado contra mi mente para decirte adiós de una buena vez, buscando motivos para no sentirme tan mal y justificándolo todo para poderte olvidar. No es fácil, aún hoy en día, a pesar de que la costumbre ya es parte de nuestras vidas. Y yo te quiero. Y vos a tu rara y distinta manera también me queres. Y yo no soy nadie después de todo para poder cambiarte, sólo si así vos lo queres. Es demasiado inútil vivir con un tipo de principe azul en la cabeza, porque cuanto más lo buscas en alguien, más te das cuenta que no lo es. Entonces aprendí a quererte por quien sos, por quien soy yo cuando estoy con vos, y por quienes somos los dos cuando estamos unidos. Porque no es cierto que es mejor estar sola que mal acompañada, porque sin el, la vida ya no es vida, y el amor ya no es amor. Y desde entonces ya no lucho por dejarte ir, sino por no dejarte huir.

16 abril, 2011

Día 75

Todos los días, al menos, un niño es abortado por sus padres que lo consideran indeseado, dos mueren por desnutrición, tres son abandonados en un orfanato, cuatro entran en el mundo de las adicciones, cinco tienen que ir a trabajar en vez de ir a la escuela, seis empiezan a usar un arma, siete son maltratados física y psicológicamente, ocho están postrados a una cama porque su tratamiento no llega, nueve viven en la calle porque el estado no los ayuda, y diez se enfrentan a un mundo que no los comprende y los ignora.

Y después nos quejamos porque no tenemos las mejores zapatillas o porque tenemos que ir a estudiar para ser alguien en la vida y que nuestros padres se sientan orgullosos por eso.

12 abril, 2011

Día 74

La siguiente entrada esta dirigida a TODOS (y únicamente) LOS QUE COPIAN:

Un aplauso para ustedes, y solo para ustedes, copiantes de M! Realmente los felicito por ser tan inteligentes, y por saber como re buscárselas siempre para copiar textos que no les pertenecen, A PESAR de que les bloquee para que no puedan seleccionar mis textos ni nada que esta en mi Blog, A PESAR de que les puse un cartel que dice NO COPIES MIS TEXTOS PERSONALES. Tengo unas ganas terribles de decirles de todo, pero yo no soy así. Sin embargo, no voy a dejar de hablar de ustedes pero PARA MAL, no voy a quedarme con los brazos cruzados viendo como ustedes prácticamente se hacen los vivos y se ríen en mi propia cara. No pueden ser tan H.D.P. Me encantaría que entiendan de una buena vez Y PARA SIEMPRE que no escribo para que ustedes se apropien de mis textos, A VER SI ENTIENDEN QUE SON MIS PENSAMIENTOS LOCO! Es lo que me pasa a mi, NO HAY DOS COMO YO (en el sentido de que no hay dos personas que le esten pasando lo mismo), yo no creo en las casualidades asique no se porque copian textos en los que hablo de mi, de como soy, o intentan llenar sus estúpidos Blogs con los sentimientos de otros. SOLO ESCRIBO PARA LOS QUE ME SIGUEN Y NO NECESITAN COPIARME. Porque ellos si son más inteligentes que ustedes. PORQUE TIENEN UN CEREBRO, QUE A USTEDES LES FALTA. Me tome este tiempo para hablar por mi y defender mi Blog, para hablarles nada más a los que COPIAN MIS ENTRADAS que con tanto cariño les escribí a mis lectores. Porque ellos si aprecian lo que hago, y no son hipócritas ni falsos. No es díficil tomarse aunque sea cinco minutos para pensarse una idea, ESO ES LO QUE CUENTA, no lo que ustedes hacen. Como dice una colega de los Blogs, lo único que hace hoy en día la gente es crear una COPIA BARATA DE LOS BLOGS ORIGINAL. Esto es fácil de entender, si al final de un texto, de este Blog, dice TUMEENCANTAS es porque es mio y punto. No tienen que hacer nada. Esta sólo para leer, ni siquiera tienen la necesidad u obligación de comentar. Si entran en un Blog, tienen que tener un mínimo de respeto. NO HAGAN LO QUE NO LES GUSTARÍA QUE LES HICIERAN. Porque todo en la vida vuelve. A ver si les entra en esa cabecíta! Había varios Blog para agregar a la lista "negra", pero como dejaron de hacerlo no los voy mencionar por el momento, igual ya lo había dicho en Facebook tiempo atrás, pero si me vuelven a copiar los voy a escrachar. Y si saben de otro me dicen y lo agrego... No hay que quitarles el protagonisco a ellos... :@

Y para los que escriben en forma Anónima para criticar o p.u.t.i.a.r mejor hagánlo con su propio nombre, sino, no tiene sentido que anden diciendo cosas que no puedo responderles. Es de cobardes tirar la piedra y esconder la mano, diciendo "yo no fuí".

Irónicamente con cariño...

11 abril, 2011

Día 73

Nunca tuve buena suerte. Eso es todo lo que tengo que aclarar. La suerte no esta hecha para mi, o no estoy preparada para ella. Me parece que tiene miedo que la disfrute al máximo, que la exprima hasta que ya no salga más jugo, tonterías, solo me las digo para consolarme, nada mas. Y de tanto pensar en eso, me di cuenta que siempre termino doblando la calle equivocada, y me voy para el lado contrario. Las cosas me salen como me salen, si, a veces me salen bien, pero no es por el azar. Fue tan sólo de pura casualidad. El juego no es mi fuerte pero no me quejo. A veces se gana, a veces se pierde. Eso todos lo saben. Y el amor... Bueno, el amor es como una cajita de bombones, sale el gusto que sale, puede ser amargo, dulce, amargo, o dulce. Quien sabe. Si te gusta bien, sino también. Otro que me tiene miedo es cupido, como si yo le hubiera hecho algo... En el amor todo me sale al revés. Pero es mejor ver el vaso medio lleno, más que verlo medio vacío, sino estas perdido. Y el no ya lo tenes seguro, así que lo mejor es arriesgarse por un sí y no quedarse con los brazos cruzados. Lo que uno tiene que hacer es no imaginarse las cosas buenas que querés que pasen. O mejor dicho, hay que imaginarse las cosas malas, porque todo lo que te imaginas es justamente lo que menos pasa, aunque lo esperes. Es medio retórico, pero es así. Cuanto más deseas algo, más lejos estás de obtenerlo. Y por perder el tiempo buscando, soy yo la que termina pasando por debajo de la escalera, encontrándose con un gato negro y por querer esquivarlo, tropiezo con algo y termino rompiendo un vidrio en siete pedazos. Quese yo... La vida es así, hay gente que no casa una. Pero cuando uno deja de darle importancia a esas tontas cosas, entiende que hay cosas más importantes para preocuparse o ponerse mal. Pero un día no vas a poder contenerte y vas a venir a mi. A fin de cuentas, la suerte solo es algo pasajero, una eutopía. Podes creer que esta ahí en el horizonte, pero solo llega a vos cuando no la estas observando.

Pido perdón por no escribir una entrada descente en días practicamente, pero entre trabajo y otras cosas, estuve muy ocupada. Muchas gracias a todos sus comentarios, siempre me pone feliz leerlos!

08 abril, 2011

Día 72

Acabo de ver que tu mirada se poso en mi, como una mariposa. ¿Cuándo fué que esto empezó a suceder que no me dí cuenta? No hacía falta enamorarte de mi, sabías que mi mente andaba volando por otros lugares. ¿Y ahora crees que me vas a importar así porque sí y voy a dejar todo por vos? El amor de desesperados no va conmigo, asique no pretendas que mi corazón ande detrás del tuyo.

04 abril, 2011

Día 71

La vida es como la marea, cada mañana puede dejar algo distinto en la orilla. Te puede sorprender, te guste o no, lo hará igual. No te pide permiso para quitarte las cosas, sea el valor que les tengas. Te concede deseos aunque no te promete cumplirlos. También te enseña que las oportunidades pasan una sola vez, pero si perdes el tren, podés tomarte un atajo, pero no te asegura que llegues a buen destino. Te muestra que esta bien y que esta mal, y lo mejor es que te deja elegir a vos. No te obliga a leer los contratos que firmas, pero vos sabés que tenes que leer todas las clausuras de letras chiquitas, que siempre pasamos por alto y terminan siendo lo más importante. Se encarga de que conozcas a las peores personas de tu vida así querés mucho más a las mejores personas de tu vida. Te enseña los mejores consejos de tu vida, pero como persona que sos, no los vas a escuchar. Así que te hace golpear contra la pared, tropezar con la piedra y caer al menos unas cuantas veces para que aprendas las lecciones. Te regala una cajita con forma de corazón para que guardes todos los recuerdos y momentos que no queres olvidar, y en caso de que falle, también te instalo una memoria portátil que va con vos siempre. Te asegura que podes tener suerte en la salud, el dinero y el amor, pero con el tiempo, te das cuenta que ninguna de las tres tenía garantía. De lo único que debes estar seguro, es que solo tenes una vida para hacer todo lo que quieras, podes correr riesgos como podes no hacerlo, podes jugar, enamorarte, apostar, ser feliz o al menos intentarlo. Tener muchos amigos, y darte cuenta que ellos también te pueden decepcionar. Podes ver la vida como lo que es, unos cuantos años por vivir y dejarse morir cuando ya se está cansado. O podes ver la vida como en realidad es, una cuenta regresiva de tiempo, que sabes cuando empezó pero no cuando termina, y esa es la única ventaja que te garantiza una vida plena por vivir.

02 abril, 2011

Día 70

Bueno, como ya les conte, empecé la universidad y ahora viene la pregunta: ¿Por dónde empiezo a contar?. Ya se, por el principio y no necesariamente con "Había una vez". Siempre odie ser la chica nueva, por eso muy raras veces me inscribía en cursos, deportes, talleres, o simplemente, unirme a algún grupo, y estaba bien así. Por suerte, toda mi vida curse en el mismo colegio y por eso no tuve problemas de adaptación, al contrario, yo fui una de las tantas que vió como iba cambiando el curso, con nuevos compañeros, y con otros que se iban y nunca más se sabía de sus vidas. Debo admitir que a veces quería ser yo la chica nueva, pero después me arrepentía de tan sólo pensarlo. Sin embargo, y a la fuerza, tuve que salir de mi burbuja y conocer el mundo exterior. Como cuando la mamá pájaro tiene que ser fuerte y dejar que sus pichones salgan del nido para volar por primera vez. Así fue como me volví universitaria, y con los días saque una gran conclusión: la universidad no es la escuela, no es tu familia, y ahi te tenes que valer por vos misma. Nadie te va a venir a decir que escribas esto o leas lo otro. No tenes profesores que andan detrás tuyo para que entregues los trabajos ni ahi papás que vallan a hablar con tu profesora porque, según vos, te trato mal en una clase. Si estás ahí es porque queres, y porque deseas un futuro. La carrera te la haces vos, en el tiempo que puedas. Todo lo que haces o dejás de hacer, es por que queres. Es lo más parecido a un shopping, porque la gente llega cuando quiere, entra a las aulas como si fueran locales de ropa, y se van, otra vez, cuando quiren. Sin embargo, no es lugar para hacer sociales. Hay demasiado por hacer, y entre el viaje de ida y el de vuelta, tenes poco tiempo. Y si pretendés conseguir amigos de un día para otro, bueno, no vallas con esa idea porque los amigos no vana venir a vos. Vos vas hacer tus amigos, con el tiempo, y por la casualidad de que compartis algunas materias en común, o por una simple charla que empezó con: ¿Me prestas tus fotocópias que me las olvide?. Como vos, también hay un montón de personas nuevas, que también tienen miedos e inseguridades, y tampoco saben como empezar una relación sino los presenta alguien. Es muy difícil todo. Es un mundo tan grande que no terminas de conocer nunca. Hoy ves a alguien en la biblioteca, y es probable que no la vuelvas a ver hasta quien sabe cuándo. Porque cada uno hace su vida. Pero después de todo, de tanta exageración y mucha drama, esta bueno ir a la universidad. Aprendés mucho, conoces muchas personas con tus mismos intereses, y otras tan distintas a vos, maduras demasiado en poco tiempo. Te terminas acostumbrando, e incluso, cuando ya vas entendiendo mas o menos, el manejo de la universidad, las materias y sus respectivos profesores, y los estudiantes, te empieza a gustar. A mi me paso así, y eso que todabía no llevo cursando un mes. No les voy a decir que lo desconocido no asusta, pero la única forma de vencer los miedos es investigándolos, hacerles frente; y hacer de nuestras debilidades, nuestras fortalezas.

01 abril, 2011

Día 69

Y empezó abril según me dijo mi calendario, y empezó el otoño me lo advirtieron las hojas en el suelo, y empezó el frío y las ganas inmensas de que me abraces más que en el verano, y empezó la lluvia y mi mente se me va volando. Y el tiempo se llevó los malos recuerdos, y con el resurgió el amor. Ahí ese amor que me hace suspirar al levantarme, y no poder evitar querer un beso más de despedida, uno y otro más para que la despedida sea eterna y para que vos sigas presente, hasta que nos reencontremos. Y la lluvia me hace querer volar y soñar, aunque sea por un instante, imaginándome que vos estas acá, esperándome con los brazos abiertos para descansar a tu lado, y con la lluvia de testigo, como una canción acurrucadora para un niño. Igual se que la distancia no nos puede separar, porque vos y yo somos inseparables, el tiempo y hasta la lluvia lo demostró. Y entre idas y vueltas, vos estas conmigo desde allá, y yo allá con vos, aunque físicamente este acá. Hay amores que viven más de cien años y mueren, el nuestro no tiene tanto tiempo como aquellos, pero si lo suficiente para no morirse. Porque cuando dos personas están destinadas a vivir juntas para el resto de sus vidas, con el tiempo se demuestra y la vida confirma que sus corazones siempre van a terminar unidos. Por ahora voy a soñar que por las noches estas junto a mi, pero sé que en el futuro, cuando tengamos nuestra propia casita, vamos a tener el resto de nuestras vidas para dormir abrazados y amanecer con los besos del otro, en días lluviosos como estos.