30 mayo, 2011

Día 90

Y no pidas más nada, y confórmate con sólo un beso, porque a veces eso es mejor que nada, y por lo menos sabes que en vos se quedará para siempre. Y no le exijas a un amor lo que nunca te dará, porque si el no lo demuestra ni te lo ofrece, es porque no te quiere, y aunque sea la cruda verdad, es mejor vivir sabiendo que es así y no morir fingiendo algo que nunca fue.

23 mayo, 2011

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste...
No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.

21 mayo, 2011

Día 88

5 Mil Seguidores = 5 Mil veces Gracias

18 mayo, 2011

Día 87

Te levantas y te miras en el espejo. Una nueva arruga podes vislumbrar a pesar de seguir inconcientemente dormida. Preferis no hacerte mala sangre desde tan temprano y lo dejas pasar. Y así empieza tu día, con una nueva marca. Vas camiando o viajando en el colectivo, y entre el murmullo de los pasajeros tu mente tiene ganas de hablarte, y la dejas, total es mejor que nada. Ella te cuenta pequeñas cositas, anécdotas, recuerdos de hace no se cuánto tiempo, y te recuerda lo que te sorprendió esa mañana, y ahí te queres matar. No podes creer que los años se te vienen encima y no podés hacer nada. O quizás si. Ella te pregunta como lo podes remediar, todavía estas a tiempo. Y vos pensas que estuviste haciendo todo este tiempo de tu vida, en que la malgastaste, cuanto perdiste y que logros obtuviste. Nada. No se te viene nada a la cabeza. Uno a cero. Va ganando tu conciencia en un juego de palabras que sólo ella sabe como sacar provecho y sabes que al final te termina convenciendo. Y decidis mejorar, ser mejor persona, hacer todo eso que no hiciste, reparar todo aquello que lo hiciste mal. Vas a pedir perdón, vas a decir más seguido gracias y de nada. Te vas a animar a hacer cosas locas, a apostar, a arriesgarte por lo que te creías incapaz. Por decir una vez las cosas en forma sincera, por abrir tu corazón y decir un no rotundo a lo que nunca valio la pena. Y después de todo, te acordas que no tenes tiempo. Que todo se puede acabar hoy, como el día cuando cae el sol. Pero nunca es tarde si aunque sea lo pensas. Sólo intentar vivir y sonreír el día de mañana te puede traer algo de esperanzas. Que mejor que ser recordado por todos, o aunque sea por quienes importa realmente, esas personas que supieron reconocer las cosas buenas y te quisieron más cuando supieron de las malas. Que mejor que llevarte un lindo recuerdo a la cama de ese día tan corriente como uno más, y al final decir que fué un buen día. Quizas el hoy sea hoy, no mañana, sólo hoy. Y si todavía estas calculando todo lo que tenes que hacer para cumplir un sueño ¿Qué esperas?.

Gracias a todos por seguir este Blog, realmente nunca le hubiera dado tanta importancia sino hubiera sido por ustedes. Tengo que decir 4.963 gracias porque sinceramente no me alcanza ni la vida para decirles a uno por uno, y también incluyo a los que me siguen en Facebook. Ahora, y si es que el contador llega a los 5.000 voy a hacer una entrada especial otra vez. También agradezco a todos sus comentarios, son uno más lindo que otro. Espero que ustedes esten bien, y a los que recien empiezan, toda la suerte.

14 mayo, 2011

Día 86

Ni la muerte, ni la infelicidad, ni el fracasar son miedos relevante ni tan importantes como el miedo que se puede tener en la vida por perder a la persona que más queres. Perderla sin haberle dicho todo lo que tenías que decirle, eso que te guardabas bajo llave, todo eso que esa persona tenía que saber con o sin una despedida de por medio. No hay nada peor que se valla y nunca halla sabido cuanto la querías o cuánto la podrías haber querido. No podés arriesgarte a que se valla sin haber sentido un beso, un abrazo. Sin haber calmado sus penas o dejar que te halla secado tus lágrimas. Esa persona es especial por el simple hecho de haber marcado un antes y un después en tu vida, no déjes que se valla sin que lo sepa. La muerte es un miedo insolucionable porque a todos los llega tarde o temprano. La infelicidad depende de uno como vea la vida y cuan negativo o pesimista sea. El fracaso sólo se cumple cuando no se lucha por ganar. Pero si esa persona se va, jamás encontrarás su reemplazo.

13 mayo, 2011

Día 85

Hoy es una de esas típicas semanas en que sentís que el mundo se ríe de vos. ¿Me explico o no? ¿Viste cuando nada te sale bien o todo te parece una broma de mal gusto o pensas que el mundo se confabula contra vos? Por ejemplo, cuando te tomas el colectivo super apurada y justo te toca el colectivo que tiene que hacer tiempo o peor aún, se rompe a mitad de camino y tenés que esperar a que venga otro colectivo, y aguantarte ir re contra apretada con toda la otra gente que esta en tu misma situación. Es eso o caminar doscientas cuadras, y no se que es peor. Ni hablar cuando estas esperando algo hace tiempo, mucho tiempo y de golpe todos tienen ese algo que vos querías, menos vos. Y te preguntas cómo puede ser que sea así. Quizás lo que más bronca te da es que les decís "que bien por vos", y aunque sabes que tenés que estar feliz por ellos, en el fondo no encontras una buena explicación para alegrarte, y liberalmente te da bronca. No es por envidia, pero todos tenemos que admitir que a veces la bronca nos puede también, aunque sea un poquito. A veces dejamos que las cosas nos afecte demasiado y no entendemos que todo tiene un tiempo, que tener paciencia es la única y mejor opción, y que obtener algo ya no significa que sea bueno, nos haga bien o nos satisfaga completamente. Se dice que las cosas buenas siempre se hacen esperar, y que al final, no se si son mejores, pero te hacen feliz. Vivir la vida con esta metáfora es todo un desafío, aun ni yo puedo asimilarlo del todo, porque el mundo entero te ciega en el tenerlo todo ahora y no pensar en el mañana. Es mejor perder un minuto de tu vida que la vida en un minuto, y ahí reconocí que era necesario esperar, y que aunque se haga tedioso ser paciente y odiemos ponerlo en práctica, la paciencia no es una virtud sino un arte, y al final vamos a decir que fue lo mejor que podíamos hacer.

09 mayo, 2011

Día 84

Nos juramos a nosotros mismo no volvernos a enamorar. Nos decimos que el amor es lo peor que nos puede pasar, que es una pérdida de tiempo, que siempre se termina igual. Estamos seguros que con una vez nos basta para aprender, y en el fondo sabemos que nunca lo terminamos de hacer. Le hacemos un vudú a cupido pero después le andamos llorando para que no se olvide de nosotros. Y cuando tenemos a nuestro amor en frente nuestro, lo despreciamos, lo maltratamos, lo ignoramos y después le rogamos que por favor vuelva, que vamos a cambiar y que la relación va mejorar. Pero como nos dice que no, lo mandamos a pasear para evitar que nuestro orgullo se valla, y a otro cuento mariposa. Todos sabemos como sigue la historia. El: no soy yo, soy vos, no es cien por ciento cierto, como si lo es el: no sos vos, soy yo. Se sabe que tanto la culpa como la verdad es un 50-50, ya que ambos hacemos y deshacemos la misma relación. Sin embargo, no siempre tiene la culpa el otro, no siempre el otro nos quiere menos que nosotros podemos, no siempre el otro miente más o engaña más de lo que nosotros lo hacemos. El amor no es una cuestión de orgullo, ni quien tiene más razón, sino más bien un sentar cabeza y reconocer que nosotros también fallamos, y que quizás nosotros no seamos lo suficiente para el otro, en vez de que tenga que ser al revés.

06 mayo, 2011

Día 83

Nunca me dio tanto miedo pensar que un día no vas a estar. Que un día voy a tener que seguir sola por mi cuenta y hacer una vida por mi misma. De todas las personas que uno puede perder y no puede reemplazar, de todos los dolores que uno puede sentir, de todos los vacíos que uno no puede llenar, tu ausencia sería la peor. Por vos daría la vida sin pensarlo, como vos lo harías por mi. Y todo en nuestras vidas es como una cadena de favores, si yo sufro vos sufrís, si yo estoy feliz vos también lo estas, y así viceversa. Vos sos mi complemento y yo soy el tuyo, y nadie lo puede romper. Y si te veo sufrir, o te hago sufrir, en el fondo me hace mal. No hay nada peor que verte llorar. Vos me enseñaste todo lo que tengo que saber, lo que en el colegio se olvidan de decir, eso que en una universidad no sabrían responder, y en un trabajo lo explican al revés. Me enseñaste a vivir, valorándome a mi misma por lo que soy y no por lo que el mundo quiere que sea. Si yo necesito una mano sé que vos me vas a ofrecer el brazo entero, y si es necesario, los dos para abrazarme cuando uno sólo no baste. Vos mejor que nadie esta para cuidarme, para consolarme, y quizás no puedas sanar mis penas, pero vos me das fuerzas para hacerlo por mi misma. Y aunque me enoje con vos, y llegue un punto en que quisiera ponerte en "mute", perdoname, jamás tendría alma para hacerte eso, porque te juro que te quiero demasiado. Cuantas veces habré deseado que seas de otra forma u otra persona, pero me arrepiento tanto de esos pensamientos. Y me doy cuenta que no te cambiaría por nada ni nadie. Si no fuera por vos, yo no sería nadie. Y si hay algo que odie más en esta vida, es que me prepares para cuando no estés. Hay palabras que no quiero y no puedo oír, y que me digas que "un día no voy a estar" me parte el corazón, me hace sufrir el simple hecho de saber que tarde o temprano eso va ser real. Soy fuerte cuando eso sale de tu boca, pero por dentro mi vida se cae en mil pedazos. Y lo único que puedo hacer es abrazarte con todas mis fuerzas y hacer de un instante, una eternidad. Me quisiste, me queres, y se que me vas a seguir queriendo, estés donde estés, mucho más de lo que yo te puedo querer, y eso es lo que más voy a extrañar. Voy a extrañarte a vos como persona, a vos como amiga, a vos como aconsejadora, a vos como maestra, a vos como mujer, a vos como ama de casa, a vos como mi heroína, a vos como una compañía, a vos como mamá. Y para mi, y aunque el tiempo pase, siempre vas a ser esa persona perfecta que mi corazón va recordar por siempre: la mejor mamá del mundo.Yo por ahora, voy a seguir diciéndotelo al oído.

No importa quién más lugar ocupa, sino quién más vacío lo deja cuando se va.

04 mayo, 2011

Día 82

Y si te digo que tu eres el único por el que yo pondría las manos en el fuego no te miento, más aún créeme si te digo que tu eres por el que daría mi vida no una sino mil veces. Es que tu eres el que yo volvería a elegir si me dieran a elegir y no es por seas una obsesión pero tu eres como el escape perfecto de la realidadtan. Es inevitable pensar que tu eres tan cálido como un veinte de diciembre, como también puedes ser tan frío como un quince de julio. Pero es imposible no quererte porque tu tienes un amor que todo lo cura, y no cualquiera puede. Y quizás no necesite otro tipo de hombre, porque es en vos que yo todo lo encuentro.

02 mayo, 2011

Día 81

Yo soy de las típicas personas que le salta la chispa por nada, como leche hervida. Que un chiste para los demás, para mi no tiene gracia y que el "te lo digo de onda" no cae bien de todas formas. Esa que puede vivir un día entero, o treinta días seguidos, resentida por todo. Que no olvidan absolutamente nada, o mejor dicho, puede recordar absolutamente todo. Pueden pensar que soy la tonta que se olvido de lo que me dijeron hace una semana atrás, para después venirme a contar otro verso. Y ni se crean que me lo creo. Se piensan que uno sólo vive del presente, y lo pasado pisado, y no es así. Todo lo que me dicen entra por mis oídos y se queda ahí, dando vueltas en mi cabeza, esperando al momento justo para sacarlo todo, y no guardarme nada. Yo soy de esas personas que les es difícil perdonar cosas tontas, insignificantes y absurdas, pero lo que no comprenden es que a mi me duelen. Y cuando el corazón, el alma o lo que sea se lastima, sólo con el tiempo cicatriza. No soy perfecta, y pongo mi propia firmar cuando hablo de mi y mi persona. No pido que me entiendan, porque nunca lo van a conseguir. Ya sabemos, cada loco con su tema, y cada cual vive con su locura. Algunas personas son bipolares, otras son histéricas, otras son caprichosas, y así puedo seguir enumerando una decena de defectos, y sin embargo yo no me meto con ninguno de ellos. Las personas no cambian de la noche a la mañana, no tienen golpes de suerte, o por arte de magia quieren ser mejores personas. Porque la perfección no es una meta, sino un estilo de vida, que día a día se va trabajando.