30 junio, 2011

Día 107

Aunque sea joven aún, tengo bastante derecho y razón como para decir que lo más difícil no es vivir junto a alguien, sino aprender a vivir cuando ese alguien se va, y más que vivir yo diría sobrevivir porque para ese entonces sentís que hasta el aliento te falta, y no hay nadie que te pueda consolar ni entender la tristeza que te inunda el alma. Porqué a la hora de estar partida en mil pedazos, todos piensan que son expertos en el tema, y como el amor es una pavada y se lo tienen mejor aprendido que el Ave María, se hacen los valientes por reparar corazones con pegamento y banda elástica. Y creen que realmente el dolor se calma con un "ya va pasar, no tenes que llorar, él no vale la pena". ¡JA! Si algo no vale la pena, uno no se molestaría en llorar... La misma experiencia me enseño que se puede sufrir mil veces más del mal de amor, que de cualquier otra enfermedad, y el "ya va pasar" no pasa nada. Lo único que pasan son los días con su ausencia, y la incertidumbre del no saber que va ser de la vida mañana.

28 junio, 2011

Día 106

¿Todo te va molestar? ¿Absolutamente todo? Bueno, a mi me molesta que a vos te moleste absolutamente todo. Pero lo que mas me molesta es que a vos se te ocurra molestarte antes que a mi, o sea, se supone que la molesta tengo que ser yo... ¡No vos! Lo más absurdo es que ya ni recuerdo porque te molestaste, y ahora resulta ser mi culpa. Mi culpa. Toda mía. Que irónica que es la vida. Ahora soy yo la que tengo que andar pidiendo perdón, rogando piedad, porque sino quedo como una mala persona, como la bruja de la película. Como se dan vuelta las cosas eh! Como un panqueque... Y eso lo dije simplemente porque quiero algo dulce, pero más allá de eso, me molesta que las cosas sean así. Me frustran. Me saca la gente que aprovecha las situaciones para cambiar de sentido la conversación, el enojo, el mal entendido, todo. ¿Querés enojarte? ¡Enojate! Total, todo en la vida vuelve, y ya vas a venir vos.

Vieron, uno no se puede fiar de la vida porque en cuando te descuidas... ¡SAS!, Fuiste... Te distraes cinco segundos y ya todo es una catástrofe mundial.

Perdón por esta terrible entrada, pero verán que cuando uno no le puede decir estas cosas en la cara a esas personas, porque se molestan más y la bola se hace más grande y el problema se vuelve imposible de solucionar, no queda otra que descargarse por otros medios. Espero que entiendan, y no tienen que estar de acuerdo, pero a veeeeeeer... Yo era la que tenía que enojarse, no esa persona, y ahora es esa persona la enojada. O sea, ¿De qué me perdí o en qué parte me quede, que no me di cuenta qué yo no podía enojarme, sino esa persona? Ya me nuble.

26 junio, 2011

Día 105

Las personas más necias del mundo son las que quieren cerrar historias con punto finales y tomar decisiones que el corazón no aprueba, son quienes inventan excusas como que el tiempo paso, el amor se murió y no hay nada mejor que sane una traición que el mismo olvido. Son realmente necias cuando fingen encontrar la felicidad en alguien más para no reconocer que todavía siguen pensando en su viejo amor, que aún lo sueñan, que todavía lloran por su recuerdo, y se vuelven más expertas en el tema cuando ya no escuchan a su propio corazón y se mienten a si mismas. Y por primera vez estoy hablando de mi misma, y que no quiero reconocer que todavía sigo pensando en esa persona y que su recuerdo es el fantasma que se aparece por las noches. Si, esta vez soy yo la necia que no quiere oír a su corazón y que finge haber hecho un borrón y cuenta nueva y acá nada paso. Mentira, en realidad pasaron tantas cosas... Tristemente soy yo, la que me miento todos los días para continuar, sin saber que día tras días algo de esa persona se impregna más en mi interior.

25 junio, 2011

Día 104

Yo no soy ni mejor ni peor que nadie ¿Ok? Yo escribo porque me gusta, porque quiero y tus insultos sólo me hacen tener más ganas de escribir, de Intentar ser mejor todos los días. Y si... Lo puse con mayúscula porque yo nunca lo seré pero dejo en claro que no me rindo. No voy a dejar que un estúpido comentario, como tantos otros que han habido, me afecte. ¡Porque no me afecta! Es así. Y si no te gusta mi Blog o tenes envidia o cualquier otro inconveniente cerralo ahí con la crucecita roja que te ofrece tu navegador y listo, fin del problema, y vas a ver como te va dejar de importar en el momento en que volvió a aparecer la imagen de tu escritorio y mi página no figura más en tu computadora. ¿Querés que lo cierre definitivamente? ¡Nunca! No se quién te pensas que sos. Me encantaría ver como te pones si te dirían algo así a vos. ¡Yo no le copio a nadie querida! No intentes hacerme sentir mal porque no vas a poder. Y por algo reviso mis comentarios. ¿Pensaste qué iba a dejar que tu comentario este ahí entre todos los otros? No. Y mejor aprende de ellos, de los que saben decir buenas cosas o por lo menos no ofenden cuando las dicen. Y si no tenes nada bueno para decir NO digas nada ¿Ok?. Yo siempre le voy a estar agradecida a las personas que me trataron bien y jamás me ofendieron. No se quién sos y no me importa ¡Pero no me jodas "Anónimo"!.

Si no te gusta mi Blog, no leas, no mires, y a otra cosa mariposa.

24 junio, 2011

Día 103

La gente no termina de entender que la vida es una cuestión de puntos suspensivos y nada más. El único instante que existe el punto final es cuando dejan salir de su cuerpo, su último aliento de vida. Muchos se pasan la vida buscando explicaciones e intentando responder preguntas que no tienen respuestas. Tratan de encontrarle el verdadero sabor a la vida sin saber que lo están desperdiciando cuando menos lo creen. La vida en pocas palabras es incoherencia, es bienestar, es momento de locura, es sensatez, es felicidad y tristeza, es reír cuanto se plazca y llorar cuanto se necesite. Pobre de esos ilusos que piensan que un día van a vivir la vida verdaderamente como hay que vivirla, porque nunca se van a dar cuenta que en realidad, hay que vivirla verdaderamente para saber que es la vida.

23 junio, 2011

Día 102

No quiero morirme sin antes haber pasado una vida eterna con vos. Sin haber hecho algo realmente loco por vos, incluso sin haber hecho lo más estupido con vos. No me quiero ir de este mundo sin haber sentido tu amor en más de una noche. Me reuso a decirte un adiós definitivo sin haber pasado mil minutos a tu lado, y aún así se que no alcanzarían para todos los planes que quiero realizar a tu lado. Perdoname si te quiero tanto, pero la idea de que nada es para seimpre me aterroriza y no me deja dormir tranquila. Necesito de ti, y no puedo despedirme si nunca lo supiste.

22 junio, 2011

Día 101

El tiempo paso y yo aquí sigo preguntándome si te acordarás de nuestro único beso. Lo nuestro no fué una gran historia de amor, ni siquiera sé si llego a ser una historia de amor. Yo sólo se que me gustabas y no podía controlar mis nervios cuando aparecías. Y tu nunca lo supiste, todo porque fuí una tonta. Nunca tube el valor suficiente para ir de frente y decirte lo que realmente sentía. Siempre fuí una cobarde si de sentimientos se trataba, era mejor guardármelo y que nuestra poca amistad siguiera, así que tampoco puedo titular este pensamiento como "la chica que se enamoró de su mejor amigo, el la rechazó y la amistad se perdió". Y pensar que tube tantas oportunidades como momentos para decirte que realmente me estaba muriendo por vos. Esa es la historia de mi vida, y con los años pasados, puedo decir que a veces es mejor actuar en el presente, porque no sabes si vas a tener una nueva oportunidad mañana. Nunca fuiste mio, y ahora me arrepiento, tantas cosas que hubieramos hecho juntos y ahora sólo lo puedo estar diciendo en mis a-dentros. Sólo me queda un beso de recuerdo, que te lo robe sin permiso, en un arrebato del momento. Y jamás hablamos de eso. Ya no se nada de vos, hasta es probable que ya hallas pasado por mil amores, y lo más triste es que nunca conociste el mio. Me pregunto que harías hoy si te dijera que todavía recuerdo ese beso, tan latente como si hubiera sido ayer o incluso hace un minuto. Me pregunto eso una y mil veces, y la única respuesta que tengo sigue siendo la misma: probablemente nada.

20 junio, 2011

Día 100

- Prometeme que seras a ser una buena chica si yo salgo contigo.
- Lo seré, siempre y cuando tu prometas no romper mi corazón.
- Pues no es mi intención ¿Pero por qué quieres que te prometa eso?
- Porque así tengo garantía de que tu no me lastimarás como otros.
- Ah... ¿Y necesito firmar algún contrato para que me creas?
- No. Solamente tienes que darme un beso para cerrar el trato.

19 junio, 2011

Día 99

Nadie te obligo a hacerlo, ni siquiera te dijeron cómo, y tu lo tomaste como si fuera mucho más que un desafío, tan sólo porque fui más importante que tu propia vida. No entendías como algo tan chiquito podía generarte tanta ternura, y como quien diría, te echaste con tu barquita a la mar junto a mí, sin herramientas suficiente, y sin experiencia alguna empezaste a ser papá. Simplemente lo hiciste, por amor y sin querer nada a cambio. Y cuando aún yo no sabía como demostrarte lo muy feliz que me sentía bajo tu cuidado y compasión, vos ya sabías lo que estaba pensando y con una sonrisa y un abrazo de oso, me decías, todo a su tiempo mi chiquita. Ahora no me equivoco si digo que soy la persona más afortunada cuando digo que tengo el mejor papá del mundo. Porque así como antes, aún seguís siendo la misma persona, mi héroe.

¡Feliz día pá!

17 junio, 2011

Día 98

Otra vez estoy entre la espada y la pared, entre mi mente y mi corazón. Siento que sigo dando vueltas sobre el mismo circulo, y cada vez me undo más en el. Como no sentirse sóla, decepcionada, y triste sisiempre es la misma historia. Cuando te digo que no, tu insiste por el sí, cuando te hablo de amor tu te ries entre dientes, y cuando te pido comprención ya ni me escuchas. Si te pido perdón soy demaciado débil, si me hago la difícil tengo que volver a pedirte perdón, y como siempre, vivir atrás tuyo. Ya estoy cansada de nunca ir a tu par. Ya estoy tan cansada de ser más parte de tu pasado que de tu hoy. Qué tendrás en los ojos que no me ves, aca estoy, escribiendo para el que no sabe leer entre lineas y no aprende a escuchar más allá de sus propias palabras. Y no sé como decirte adiós y entender que quizás ya no queda nada para mi, que todo es un tonto amor pasajero, pura ilusión. Y sigo aquí dando vueltas en este circulo que se llama amor, que no se olvida, no se borra, ni siquiera cambia. Sé que un día voy a entrar en razón y ya no voy a necesitar de vos para subsistir, y para cuando vos te des cuenta que el mejor amor te lo ofrecía yo, yo ya no voy a estar para vos.

16 junio, 2011

Día 97

Yo no entiendo como es que puede durar un amor con la distancia a cuesta y el tiempo de por medio, sin saber cuando se volverán a ver, sin tener la certeza de volverse a ver. No comprendo como ellos, en tiempos de guerra tuvieron la esperanza de un posible reencuentro, sin saber cómo ni dónde ni cuándo. Él se iba lejos, muy lejos a cumplir su deber y servicio a su patria, y ella se quedaba con un beso pero jamás con un adiós, sino un hasta luego. Esas palabras eran las únicas que no la dejaban caer pasados los días e incluso años, y ayudaban o sobrellevar el tiempo, aprendiendo a vivir con la espera de verlo llegar otra vez. Lo importante era que volviera, sano y salvo, y con más amor que antes. Creo que ahora vendría bien un poco de esa fórmula de amor, esperanza y paciencia, aunque sea, para aprender a valorar lo que tenemos. Me imagino estando yo ahí, en la estación de trenes esperando a que llegue él después de años sin verlo, sin saber noticias suyas hasta que un telegrama me avisó su regreso. Y juraría, que desde el momento en que baje del tren y pise la plataforma de la estación, jamás dejaría que se vuelva a ir aunque me prometa un hasta luego.

14 junio, 2011

Día 96

Y si te caíste tres mil veces, pensá en levantarte pronto, porque hay personas que no llegaron ni al segundo combate. Y si la verdad te duele, no tenes idea cuanto más puede dolerte la mentira. Y si crees que perdiste el sentido de tu vida, mejor preguntale a una persona que nació sin razón, haber que opina. Y si tu corazón hoy se rompió, no sabes cuan agradecido estarás el día de mañana. Y si pensas que lo único que haces es sufrir, secáte las lárgimas y mira más allá de tu propia vida. Y si dejaste de creer en hacer realidad tus sueños, entonces andá pensando a que te vas a dedicar el resto de tu vida.

12 junio, 2011

Día 95

Odio que irrumpas en mi presente. Se supone que en una caja de recuerdos, bajo llave y candado te quedaste encerrado. Sabes que yo estoy bien así, y que por la fuerza ya aprendí a vivir sin ti. Entonces no entiendo porque te apareces así, sin permiso ni avisos previos. Y por más que te arroje y sepulte bajo el mar, vas a volver a salir, y me vas a buscar para torturarme una vez más. ¿No entendés que me haces mal? Necesito que te vallas y que me dejes tranquila. No puede ser que una foto de los dos sea mi perdición. Y que un beso que no significó nada para vos, ahora se reaparezca en mis sueños y pensamientos, sin un antídoto para olvidarlo. Ya no quiero volver a caer en vos. Igual no voy a negarte que me hiciste feliz aunque poco duro. Pero tenés que comprender de una vez, que ahora mi vida así como la tuya, es muy distinta, y en mis planes ya no estas presente. ¿Y quieres saber que es lo más triste? Que por más que luche día y noche, nunca te podré sacar de mi mente, ni mucho menos, de mi corazón.

10 junio, 2011

Día 94

Voy a ser sincera y admitir que nunca creí en los cuentos de hadas, aunque los besos de novela me sigan poniendo la piel de gallina. Ya con decir que a los pocos años de conciencia que tenía, sabía que los engaños eran moneda corriente a la vuelta de la esquina. Siempre supe que en el amor todos podían fallar, una dos, y hasta quinientas veces, y aún así, después de rezongar y llorar, se volvía a intentar. Y por más que todos digan lo que digan, justamente todos saben que si de amor se tratan seguirían apostando. Nadie quiere irse a la tumba sin haber sentido aunque sea una vez en sus vidas, un beso o una caricia. Es el único juego que las personas están dispuestas a jugar hasta el final, a pesar de que también jueguen con ellas. Yo no soy la excepción a la regla, y se que el amor tarde o temprano toca a la puerta. Y la abrí tantas veces, y a veces sólo era un "ring raje". Ya me hace enojar escuchar a las mujeres quejarse de que todos los hombres son iguales, y que ellos digan que las mujeres son incomprensibles, indefinibles, inentendibles. Esos les pasa por tener una mente tan cerrada y no ver más allá de sus propias necesidades. Las personas no necesitan andar de cama en cama, de beso en beso, sólo necesitan un amor sincero, y para conseguirlo, tienen que ofrecer el suyo primero. Sincero significa que actúa o habla sin mentir ni fingir. Que lo hace de corazón, y con el corazón. Quizás este a la vuelta de la esquina, y quizás si sonríes todas las mañanas, alguien se dará cuenta de la diferencia. Pero también hay que entender que hay personas que no son para uno, como así mismo, uno mismo no es para los otros. La química existe, la cuestión de piel también. Pero con el tiempo entendes que como dice la frase "Hay muchos peses nadando en la corriente". Ya muchas veces perdí la cuenta de cuantos días pasan sin recibir aunque sea un beso sincero o un abrazo de corazón que te llena el interior, pero se que a la larga o a la corta, nada es imposible, y encontrar al amor verdadero es posible.

09 junio, 2011

Día 93

¿Será que algun dia despertarás sientiendo que te hago falta y correrás a buscarme?

04 junio, 2011

Día 92

Sólo el tiempo te demuestra de que errores es mejor aprender, te enseña de que es mejor vivir, te dice que es lo que conviene callar o gritar de una vez, te anuncia cuando algo se vuelve una oportunidad, te obliga a actuar, te muestra a quien regalarle mucho más que tu corazón y te confirma a quien fué mejor dejarlo escapar.

02 junio, 2011

Día 91

Hay palabras que se van borrando, sonrisas que se van diluyendo, y los días de enamoramiento ya pasaron, y todo lo que queda es una vieja foto de vos y yo, en un día no muy lejano, que habíamos decidido pasar el resto de nuestras vidas juntos. Ahora me parecen tan eternos y lejanos esos días de felicidad, que ya no puedo recordar la sinceridad de tus palabras. Y las mentiras terminaron siendo la verdad, y tu herida esta acá, sobre mi, intentando cicatrizar. Lo peor fue haberte creído, y puesto las manos en el fuego por vos, fue un terrible error haber perdido tanto tiempo en algo que ahora solo me causa dolor y soledad. Te fuiste, y te llevaste toda la ilusión, toda mi alegría y mi amor. Y ahora dime qué haré yo sin vos, si todo lo que me dejaste fue un irónico adiós. Ya no puedo seguir ahora, si la confianza, el amor y la esperanza que se supone que brinda el príncipe azul, se destiñe con el primer lavado.