31 julio, 2011

Día 123

No pregunten cómo ni porqué pero siempre termino siendo yo la masoquista número uno, y entre vos y yo, seguro que ganas vos. Llamalo karma a tu favor o mala suerte para mi desgracia pero las cosas siempre resultan de la misma manera, y en este juego llevo perdiendo hace bastante tiempo. Pero no seas ingenuo, no sigo acá tirando los dados porque me guste sufrir por vos, sino porque ahora que empeze no puedo abandonarlo.

28 julio, 2011

Día 122

Sea por lo que sea jamás le muestres al mundo tu única debilidad: la de amar. Sentada sobre el borde de la cama me resigné a pensar a dónde había llegado. Me recordaba a un libro que había leído hace muchos años, esos que hay que elegir tu propia aventura en vez de leer de corrido para llegar a distintos y posibles finales. Ahora, volviendo a mi vida me pregunto cual fue la peor elección que hice para tener este final. La primera vez que lo dije lo recuerdo como si hubiese sido ayer, los nervios me consumía pero la felicidad me invadió cuando el respondió un sincero "yo también", pero jamás lo tendría que haber dicho, porque sabía muy bien que significaba hacerlo, dejar en descubierto mi propio pie de Aquiles y que el resto dependiera del destino y no de mis propias decisiones. No maldigo ese día pero si el tiempo regresara atrás creo que lo pensaría dos veces. Si lo dije fue para dar el siguiente paso pero si hubiera sabido que esas palabras eran imprescindibles para la vida probablemente ahora no estaría tan dependiente de ellas ni de que las digas. El error no fue haberlo dicho sino a quien se lo dije porque no se si al decírnoslo mutuamente nos ayuda o nos hace retroceder dos pasos atrás. Finalmente tengo que aclarar que decir "Te amo" es perjudicial para la salud, para la mente y para el corazón. No lo estudie, lo aprendí, porque cuando se trata de amor se actúa a prueba y error.

24 julio, 2011

Día 121

Cada vez que abro el Blog para escribir algo nuevo, pienso en un millón de cosas. Se que podría hablar sobre mi vida, como me esta yendo en la universidad, sobre mis espectaculares vacaciones de invierno, sobre el amor y mi actual situación amorosa, sobre lo que pienso, siento, creo, sobre locuras que me encantaría realizar o sobre mi vida si fuera una película o una serie de las que suelo mirar. Se preguntaran porque no lo hago entonces si tengo tantos temas... Simplemente, porque no se como contar las cosas ahora. Si les interesa saber, no estoy pasando por una buena situación sentimental, mis vacaciones de invierno empezaron con una puntuación de diez y con el correr de los días fue bajando a seis, no quiero ni pensar en la facultad y que proximamente volveré a ser una presa más de lo que hace un año tanto anhelaba ser parte. Y como lo que más se puede subrayar en todo este texto es lo super entretenido que me la pase los últimos tres días de mi vida. Ojalá que las cosas cambien para mejor. Entre otros temas, acá sigue mi Blog, a duras penas con tres o a lo sumo cuatro entradas por semana y ya se que ustedes prefieren calidad antes que cantidad, pero un día que no publico me parece un total abandono, y ya dos días, una tragedia. Igual como se habrán dado cuenta lo sigo perfeccionando y cambiando de colores, de lados, de títulos, de imagenes, de formas, de aspecto. Pero la personalidad sigue siendo la misma: la mía. Me emociona ver el cambio por el que paso el Blog en estos largos tres años. Y hacía tiempo que deje de mirar el contador de Seguidores, así que hoy me fije como andaba la cosa y me asombre de ver el numerito de cuatro dígitos: 5 6 8 8. Aunque ustedes crean lo contrario, a mi me re impacta la cantidad de seguidores que va alcanzando un Blog que se creo porque respirar es libre y Blogger es gratis, si es que se entiende. Con el tiempo le tome mucho cariño al Blog así como ustedes, pero es algo que vas más allá de ser un sitio. Me siento en total libertad cuando escribo algo acá, o por lo menos cuando lo hacía seguido, y la verdad que no me imagino que haría o en que perdería mis horas de navegación si un día lo decidiera cerrar. Ojalá nunca pierda el interés, y ustedes, lo sigan apreciando como yo lo hago. Gracias a todos ustedes que se toman un tiempo para leerme y decirme que se sintieron identificados o que realmente les gusta el Blog. Nunca creía encontrar amigos y personas tan geniales en el ciber-espacio, y eso que estoy en contra de hablar con desconocidos, pero ustedes y junto con sus Blogs, hacen que los conozca más cada día y sean más parte de la mía. Los quiero.

23 julio, 2011

Día 120

La mejor parte que podemos saber es que todo lo que un día comenzó, tarde o temprano llega a su fin. Sea bueno o malo, nada puede desafiar a la regla de principio, nudo y desenlace. Aunque las nubes cubran nuestros cielos, y parezca que la lluvia no va cesar, no debemos desesperar porque el sol esta ahí detrás y siempre vuelve a brillar. Si las cosas se hacen desear es una buena señal. Y si de las cosas malas no se ven salidas de emergencia, recuerda que todo pasa. No hay mal que por bien no venga, se dice a menudo. Yo solo sé que si un problema tiene solución no tiene caso preocuparnos y sino tiene solución mucho menos, hay que olvidarlo. Pero después de todo, son estos problemas lo que hacen que la vida sea mas interesante y que no olvidemos que seguimos respirando.

21 julio, 2011

Día 119

Creo que ya no te quiero, eso es todo lo que dije
Las cosas cambiaron amor, lo mejor será reconocerlo
Creo que ya no te quiero y no puedo seguir evitandolo
Aunque tu ya lo tenías más que aceptado.

20 julio, 2011

Día 118

Un amigo es la persona que tiene honestidad para alegrarse por y con vos, virtud para no juzgarte, sinceridad para enfrentarte, paciencia para entenderte, perseverancia para acompañarte, psicoanalizar sin cobrarte, valentía para protegerte, corazón para compartir las lágrimas, el don para hacerte sonreír, espontaneidad para hacer locuras, disponibilidad horaria las 24Hs en los 365 días del año, fuerzas para sostenerte antes de caer, compasión para levantarte si ya caíste, cariño para sanarte, amor para valorarte, dar lo mejor de si misma sin esperar algo a cambio, y priorizar la lealtad de la amistad por sobre todo. Pero la amistad no se trata de que una persona lo haga todo por su amigo, sino que ambos hacen lo mejor por la otra persona sin necesitar un reconocimiento o un premio. La mejor amistad, pienso yo, es la que todas esas cualidades están distribuidas en los dos, para que funcione la fusión y uno se pueda complementar sólo si lo tiene a su otro amigo al lado.

Feliz día a los pocos amigos que tengo, pero amigos a fin de cuentas y sin dudarlo. No son perfectos y yo mucho menos, pero en ellos puedo encontrar mi otra mitad y eso me pone feliz.

19 julio, 2011

Día 117

Siempre, o la mayoría de las veces sin exagerar, soy la segunda en tu lista de importancia, la olvidada, la que no se debe enojar porque no te acuerdes de mi. Pero tu favorita cuando se trata de ultimas opciones. Me gusta o te gusta, vale aclarar que más a vos que a mi, definirme como El plan B de tu gran vida. Si me llamas sabes muy bien que no voy a dudar en contestar, si me mandas un mensaje voy hacer lo imposible por contestarte dentro de los primeros cinco minutos que no te van a alterar ni desesperar, si me pedís que valla a tu encuentro recorreré cielo y tierra para hallarte. Sólo cuándo te conviene te acuerdas de llamarme Novia, y el resto del tiempo, sólo soy alguien más. Lo sé, soy una estúpida que no sabe vivir sin vos, más aún porque vos nunca necesitaste vivir por mi. Mi única debilidad es no poder decirte "No" y no sabes cuanto lo lamento, pero más lamento que vos nunca me dejes con otra alternativa. Es un combo, o es el pan con la torta o quedarse sin el pan y sin la torta. O es vos y todo lo que conlleva hacerte feliz y yo intentando serlo a tu lado, o es la nada. Pero yo también quiero a alguien que lo de todo por mi aunque no haga falta o no se lo halla pedido. Como yo muchas veces lo hice. Si alguien lo sabe... ¿Me puede decir dónde lo encuentro? O aunque sea el antídoto para ser más astuta en el amor.

18 julio, 2011

Día 116

Él estaba ahí, tumbado sobre el suelo frío junto a mi, y por primera vez. En silencio, cada uno estaba sumido en sus propios mundos. Y se me ocurrió preguntarle en que estaba pensando, pero me abstuve, no tenía sentido arruinarlo todo. Lo único que se percibía en ese instante era la química que iba creciendo entre ambos, todo era tan extraño. Y el rose de su mano contra la mía provocó una descarga casi eléctrica sobre mi cuerpo y confirmó lo que estaba ocurriendo. De pronto mi corazón dio un brinco tan fuerte que no pude ocultar mi nerviosismo. Temía que sus ojos se concentraran en los mios y no pudiera emitir alguna palabra como si el ratón se hubiera comido mi lengua. Él lo noto o eso creí intuir, así que siguió mirando al vació del cielo que ni una nube lo opacaba. Celeste profundo era, tan típico en esos días de invierno. E intentó retirar su mano apenas dos centímetros pero no quise que se alejara, así que de ahora en más todo dependía de mi. Todo estaba en mis manos. En un movimiento medio torpe debido a mi falta de experiencia, yo también acerque la palma de mi mano sobre la suya, y nuestros dedos se enlazaron en una forma casi robótica, como esas enredaderas que lo toman todo a su paso. Ambos sabíamos que no teníamos mucho para decir y en ese momento, las palabras eran lo último que hacían falta, creo que hasta podrían destruir esa increíble conexión que empezaba a crecer entre ambos. La magia estaba ahí, y poco a poco nos iba llevando con ella. Puedo asegurar que jamás había sentido algo tan igual. Y de pronto, un rayo de luz lo iluminó todo a su paso, y él ya no estaba y sabía que algo andaba mal. Entré en pánico al verme completamente sola hasta que alguien me tomó por el hombro y creí que él había vuelto. Bendita luz solar que nos recuerda que seguimos vivos, y todo lo increíble que podemos vivir sólo lo hallamos por las noches pasando el quinto sueño de las tres de la madrugada. Y ahí estaba mi mamá, dándome la bienvenida a un nuevo día de vida y recordándome que a veces es mejor la fantasía que la propia realidad. Por lo menos en ella no existe lo imposible, sólo es cuestión de tener grandes deseos y una amplia imaginación.

Me acabo de dar cuenta que este es Mi texto Nº cien ya pasado..., así que les agradezco a ustedes porque me leyeron todo este tiempo y siempre me dicen que quieren seguir haciendolo. Gracias y espero escribir muchos textos más para este Blog.

15 julio, 2011

Día 115

Y la mayoría de las veces no se como explicarte que todo lo que hago por vos es porque te quiero demasiado, quizás más de lo que debería o menos de lo que tendría. Al pasar el tiempo, nuestra relación me hizo pensar en dos cosas: o soy muy tonta por hacer tanto o actúo por puro instinto de querer a alguien como vos. No se que tan alto saltaría un precipicio por vos, pero si se que no te dejaría solo si me pedís que te acompañe. Pero por mucho que intente demostrar que te quiero, vos no lo notas y yo no puedo saber si lo estoy haciendo mal, si hago demasiado o todavía me falta mucho por cumplir en tus expectativas.

¡Hay hombres! Cada día que los intento conocer más, más creo que los desconozco. Ojalá un día, yo aprenda a decir "Hasta acá llegue y hasta acá son mis limites, te guste o no", y si tu mundo se derrumba que no me importe, porque el mio ya estaría derrumbado mucho antes que el tuyo.

Pero te amo a pesar de todo (lamentablemente para mi).

13 julio, 2011

Día 114

Ya no se de que hablar. Esto ya se esta transformando en algo mecánico que escribo un párrafo y lo borro, escribo otro párrafo y lo vuelvo a borrar. Modifico, cambio de lugar, edito, reescribo, y vuelvo a eliminar. Siento, o creo que siento, que tengo tantas cosas para hablar, pero no encuentro las palabras para armar un texto, aunque sea un párrafo, decente y coherente y con sentido. Hasta ya pongo dos "igriegas" seguidas, y eso ya no es un error, sino un error. Necesito inspiración, y no se a dónde se fue o en dónde se escondió, pero tiene que volver, por el bien de este Blog. Creo que mi mente se bloqueó o se averió. ¡Yo que se! He de admitir que estas ultimas semanas estuve en cualquier parte menos en la tierra, en el mundo de los humanos. Creo que tuve un sueño, hace unos días atrás, donde estaba yo sentada sobre la luna de Valencia y decidí quedarme ahí por una estadía. Y hoy vuelvo a estar acá, hogar dulce hogar dirían muchos, pero sólo quiero que termine la semana y olvidarme de la patética rutina por lo menos hasta que halla empezado Agosto. Resumidamente, y básicamente, necesito vacaciones. E inspiración, si, de eso necesito mucho. Pero las vacaciones no me vendrían nada mal. Una vez me dijeron que después de que pasas cierta edad, como los diecisiete o dieciocho, el tiempo se te va volando, y todo lo que no querías que llegue, llega, y obviamente lo que tanto esperabas, también llega. Y cuanto más grande sos o te vas volviendo, estas haceptando aceptando automáticamente más responsabilidades de las que lo único que queres es deshacerte de ellas. Y no hay nada mejor después de tantos meses de trabajar, tener un descanso. Un digno, y prolongado descanso. Tampoco es que me valla a ir a alguna parte, porque mi vida es muy sedental en ese sentido, pero que más quisiera yo que irme a algún otro lugar que valla más allá de la vereda de mi casa y las cinco cuadras a la redonda. No se, me imagino estando en Nisa, o Las Vegas, o Sao Pablo, o Las Islas Canarias o simplemente a mil kilómetros de donde me encuentro ahora. Es que la vida en la ciudad llega un punto en que te agota literal pero profundamente, y lo único que queres es empacar todas tus cosas, que básicamente es lo necesario e imprescindible como un celular, dinero y un abrigo por las dudas, e irte a respirar aire fresco. Acompañada o sola, pero irte, y despejar la mente, y estar dispuesta a crear nuevas ideas. Bueno, y para finalizar esta patética entrada sobre mi vida, más patética, cuando lo que acabo de descubrir en estos cuarenta largos minutos de mi vida: básicamente lo siguiente: Conclusión I: Menos mal que decía que "necesitaba" inspiración. Conclusión II: El título también lo cambie varias veces, hasta que quedo así. Y Conclusión III: Definitivamente me voy por las ramas. Ahora, disculpen esta interrupción, y cuando tenga algo más sensato por escribir, lo haré. Si quieren un consejo y no tienen inspiración o creen que se les fue, simplemente escriban, y aunque se vallan por las ramas, ya ven que no era tan difícil escribir un par de párrafos.

09 julio, 2011

Día 113

Cuantas veces estuvimos a punto de terminar no lo sé. Cuantas veces volvimos a empezar de nuevo, tampoco lo sé. Y me río ahora que me acuerdo todas esas veces que te dije que te odiaba, que te mataras, que no valías nada, tantas veces te dije que yo sin vos me moría y nunca pasaba. Todas esas escenas y recuerdos me hacen pensar sólo una cosa. Que pasé los mejores años de mi vida gracias a vos. Desde el día en que te conocí no supe que eras para mi, pero el tiempo me ayudo a saberlo, y vos, a confirmarlo. Por cuantos malos momentos transcurrimos y superamos son incontables, más si llevo la cuenta de los besos que nos dimos, y son más de miles. Nunca sabrás cuantas veces lloré por pensar que nuestra historia podía acabar, o simplemente por saber que nada es para siempre, aún si viviéramos toda una vida juntos. Todo lo que tenes que saber es que te amo como jamás ame a nadie, y si hice cosas locas por vos, me pelie por vos, cambie por vos, llore por vos, reí por vos, te espere a vos. Y lo seguiré haciendo mientras me des la oportunidad para hacerlo. Yo sé que nada es eterno, pero vos me haces creer que nada es imposible después de todo. Y lo más importante, lograste convencerme, de que al final del día siempre me elegís a mi.

07 julio, 2011

Día 112

¿Qué pasaría si pudiera cambiar algo? Jamás me lo pregunte pero quizás todo o quizás nada. Obviamente hay muchas cosas que me encantaría cambiar, repetir, o directamente evitarlas pero no puedo. Nadie puede... Pero como nos encantaría tener ese poder o el control remoto adecuado para rebobinar, detener o acelerar en el tiempo, en nuestras propias vidas. Pero entonces no tendría sentido todo lo que hicimos. Dicen que lo hecho, hecho esta, y si no hacemos unas cosas jamás podríamos llegar a hacer otras, conocer más de uno mismo y de los demás, seguir sorprendiéndonos aunque ya creamos haberlo conocimos todo. No importa cuantas veces hallamos reído en la vida si queremos borrar de nuestras memorias lo mucho que nos costo alcanzar dicha felicidad. Y la vida es lo que vamos haciendo día a día, nos guste o no, después de todo, no todo es tan malo más no todo nos es conveniente. Si nos arrepentimos de algo que hicimos, nos estamos arrepintiendo de haber crecido como persona al reconocer que nos salio mal. Si queremos olvidar que lloramos por amor, entonces reconocemos que nunca sentimos el amor verdadero ni mucho menos una gran pasión por alguien, por más lastimados que hallamos salido de la situación. Si nos arrepentimos de haber conocido a alguien, quizás entonces sea nuestra culpa habernos cruzado en su camino sin pasar desapercibidos. Jamás podríamos tener una vida perfecta aunque existiera ese control milagroso, si son las alegrías como las tristezas lo que no hace valorar más la oportunidad de ser los protagonistas de nuestras vidas. Y son los errores, los fracasos, las perdidas, las que ayudan a cambiar la historia. O por lo menos la nuestra.

06 julio, 2011

Día 111

Dame un poco de calor en esta noche tan fría, y no te pido más. Perdón que me cueste entender que después de todo y de todos, vos sos mio y de nadie más. Como me gusta cuando me lo decís, entre susurros y besos y caricias y más susurros y besos y caricias. Por favor, sólo dame un poquito más de tu calor que me hace sentir viva. Y que no hace falta nada más en este mundo que tu y yo. Es asombroso como algo tan particular puede curarlo todo. Solo te pido tu calor porque en ti encuentro el refugio que necesito, el amor que me hace bien, y tu compañía que no hallo en otro lugar. Y el amor se vuelve perfecto cuando tu me eliges un día más.

05 julio, 2011

Día 110

Anónimo: No me importa si me queres o me odias, si me conoces poco o mucho, si te encanta mi Blog, o no. Simplemente no lo mires, no lo leas y andate a la M... ¿OK? ¡Nadie te obliga a verlo, asique no me jodas!

04 julio, 2011

Día 109

Francamente odio ver películas de amor. No por eso no las veo, pero causan en mi una mezcla de sentimientos extraños, que me dan ganas de llorar y abrazar a alguien y  seguir llorando. Y entonces se me ocurrió una idea... Que las películas de amor/románticas/emotivas y todos sus sinónimos y derivados, deberían tener un aviso previo que diga algo así: "Lo siguiente que está por ver puede causar desequilibrio emocional, convulsión de lágrimas, alimentar sus deseos, crear falsas ilusiones, modificar su conducta social, y cambiar sus espectativas sobre como ver al mundo. Queda bajo su responsabilidad y corre bajo su propio riesgo si desea continuar o prefiere levantarse ahora mismo de la butaca del cine que esta ocupando, y marcharse, o tocar el botón de Stop de su control remoto para detener la reproducción de la misma, de lo contrario, puede ser demasiado tarde". ¿No esta buena la idea? Así tomaríamos conciencia de lo que implica ver una película de amor y desistimos de creer en la existencia del príncipe azul de una buena vez.

¿Quién está conmigo?

03 julio, 2011

Día 108

Estoy tan confundida y es muy difícil entender los sentimientos a esta altura de la vida, que ya no se diferenciar que es verdad y que es mentira, que es una confusión pasajera o la respuesta que estube buscando toda mi vida, si me estaré enamorando por primera vez o ya voy por la décima, y si de verdad es amor o una pasión de ahora. No lo sé, pero realmente necesito saber que me esta pasando. Jamás en toda mi vida creí en ese amor que aparece por arte de magia, de la noche a la mañana, que te lo topas cuando estas doblando la esquina menos pensada y el te sonríe y te invita a tomar un café de la nada, porque supuestamente se enamoro de tu sonrisa y de tus ojos y porque su vida empezó a tener sentido gracias a vos. Eso sólo pasa en las películas y muy claro lo tengo, pero algo cambio... Lo poco que se de él es su nombre y apellido, que es de otro país muy distinto al mio y que tiene una sonrisa encantadora. Ya de por si, su acento es lo que me incita a querer conocerlo más, quizás hablar por horas o simplemente contemplarlo el tiempo que sea necesario para recordar cada extremidad de su rostro, y no podría olvidar sus ojos oscuros y profundos que me hacen sentir incómoda si sé que me observa. Me pregunto que estará pasando conmigo, yo no soy una chica fácil de enamorarse aunque sea algo que quiero cumplir de verdad. No puedo saber aún si simplemente me gusta o me esta pasando algo más, algo como decir que por primera vez un chico me mueve el piso y me hace vibrar toda. Lo peor es que pienso y me imagino, o ya alucino, por una cuestión de deseo reprimido, que a él también le pasa algo conmigo. Tal vez ya entre en la locura, y el a mi vida y cuando uno se enamora o imagina que tiene mariposas en la panza ya no hay vuelta atrás.