Ir al contenido principal

Día 147

Tan sólo díme dónde se escondió nuestra pasión y saldré a buscarla para traerla de regreso. Tan sólo cuéntame qué fue de nuestro amor y lo reviviré con muchas caricias y besos. Tan sólo regálame un segundo más a tu lado y haré de la palabra olvido tu peor deseo. Tan sólo háblame de que existen los finales felices y lograré que el nuestro sea el mejor que se halla escuchado en mucho tiempo. Tan sólo confiésame que aún sigo siendo tu gran amor y no permitiré que se vuelva a arruinar todo esto. Tan sólo déjame darte razones para quedarte y estoy segura que no necesitarás demaciado tiempo para elegirme de nuevo.

Adiós Septiembre, será hasta el próximo año.

Comentarios

  1. Qe hermoso! Me encanta cada cosa qe escribis :)

    ResponderEliminar
  2. Yo también haría todo lo posible por recuperar lo que se perdió entre los dos .
    No importa si este septiembre no fue lo mejor,el amor puede aparecer cualquier mes mas lindo que septiembre.

    besitos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta :)
    Es realmente bonito!
    Un beso (:

    ResponderEliminar
  4. Tan solo dame un suspiro ya que los suspiros son besos no dados:)
    Que bonito te ha quedado
    Unbesito!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta tu forma de escribir. Es muy original! Ademas, nunca dejas de escribir cada semana!
    Me encanta tu imaginacion :D

    ResponderEliminar
  6. Que belleza¡¡ me encantó, bueno todo me encanta...
    :) :D :)

    PD: nos leemos¿?

    ResponderEliminar
  7. me encanta! :)
    este blog es de lo mejor!

    ResponderEliminar
  8. Siempre tratamos de mantener esa pequeña llamita de amor cuesta mantenerla pues los problemas como viento la apagan! es una hermosa entrada (:

    ResponderEliminar
  9. El amor siempre vuelve para recordarnos que es incondicional y que a pesar de los errores, el amor sobrevive:)

    Un besazo, me ha encantado

    ResponderEliminar
  10. Wake me up when September ends.
    Creo que esa frase dice mucho no?:)

    Saludos!

    - Juan -

    ResponderEliminar
  11. diivino cieloo..
    y es que si no nos dan la oportunidad, y se aferran a esa primera impresión o a sus ideales, nunca pueden conocer como realmente somos, porque las oportunidades para algo existen,o no?:)

    ResponderEliminar
  12. que se vaya porque no me trajo mas que dias horribles en mi calendario :/

    ResponderEliminar
  13. ai es precioso!!! me encanto de +
    besitoss!

    ResponderEliminar
  14. tan sólo escucha la palabra segunda oportunidad. :)
    Muy lindo¡¡¡

    ResponderEliminar
  15. Me encanta el texto, ains que dificil es todo

    ResponderEliminar
  16. Increible, sencillamente precioso!!
    Un gran beso :)

    ResponderEliminar
  17. Hermoso escrito , segui asi te dejo mi blog para que paces si queres http://dulceepeerfumee.blogspot.com/ beso !!

    ResponderEliminar
  18. Un texto precioso...me ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Muy lindo! Adios Septiembre y bienvenido Octubre lleno de cosas nuevas y lindas seguramente! :)

    ResponderEliminar
  20. El texto es precioso, como todos los que haces tú.
    xx

    ResponderEliminar
  21. Bellisimo!!!!!!!!! besos!!

    ResponderEliminar
  22. http://aniimalplanett.blogspot.com/ hola me seguisss y yo te sigo!!! MUY BUENO TU BLOG!! :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.