Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Día 161

Me dice que me ama pero cuando estamos juntos lo disimula
Me dice que me quiere ver pero me cancela los planes
Me dice que soy la más hermosa pero siempre mira a otras
Me dice que soy su vida pero me ignora completamente
Me dice que lo daría todo por mi pero antes esta él
Me dice que le gusta como soy pero soy la culpable de sus enojos
Me dice que me extraña pero se olvida de mi existencia
Me dice que sueña conmigo pero nunca me contó ninguno de ellos
Me dice que me necesita pero no hace nada para que lo confirme.

Día 160

Volvió a encender el fuego y lo acerco a su boca, para prender otro cigarrillo. Era el cuarto ya en un día. Desde la ventana, los rayos del sol pedían entrar, pero ella cerraba con cortinas para negarselo. Ya todo le daba igual, hacía tiempo que estaba así, encerrada en cuatro paredes sin contacto alguno con el exterior, más que para hacer la rutina de todos los días. Nada nuevo. Todo era tán patético, tan monótono, tan cotidiano. Estaba en un estado de compresión, prácticamente detenida en el tiempo. Lo único que viajaba era su mente a años luz y los ojos revoloteaban de forma insistente, como si se fueran a salir de sus órbitas. El café de la media tarde ya estaba frío, los libros demostraban un caos interesante, la cama aún desecha y los sueños se colgaban de las paredes, como si creyeran que un día el techo se iba abrir para que salieran. Estaba sentada en su rincón preferido, dónde podía contemplar mejor el cuadro que alguien le había regalado hace mucho. Depronto, algo interrump…

Día 159

Últimamente siendo unas ganas increíbles de sentirte a mi lado, de besarte como si nunca lo hubiera hecho, de abrazarte hasta dejarte sin aliento. Estoy necesitandote de una forma desaforada, incluso para mi. No es normal. Ahora sí que la distancia esta empezando a afectar mis sentidos, y me es inevitable extrañarte tanto. Sos mi todo y aún así me falta tiempo para hacértelo saber. Puedo decir que el amor renació o volvió a florecer en mi. Falta mucho para cumplir mis grandes sueños a tu lado, pero mira a dónde hemos llegado, y no dudo de nuestra perduración. Ahora menos que nunca.

Día 158

Tendrás tu oportunidad, prepartate
Si tienes un sueño, persiguelo
El tiempo no espera, decidete
Si no encuentras el modo, inventalo
Si sientes miedo, atrevete
Podras lograrlo, demusetralo.

Día 157

Para muchos, lo que voy a decir a continuación, es una entrada más que sólo está para llenar el blog y actualizarlo. En parte lo es, pero no así, mi intensión. Muchas veces hable sobre mi, sobre lo que siento, y en sí, todas las entradas que escribo tienen algo que ver con lo que me pasa en mi vida real. Antes que nada, quiero que sepan que no soy bipolar, no sufro de ningún trastorno, soy una persona normal, con virtudes y debilidades, tengo carácter cuando me enojo, y mi lema es no hacer lo que no me gustaría que me hagan, siempre intento seguir adelante, amo a mi familia y es mi gran sustento, sufro por amor como toda mujer, y por ende, soy muy sensible, soy un poco reservada pero porque me encanta la tranquilidad, y una de mis pocas pasiones es escribir lo que no me animo a decir o no hallo dónde depositar una confianza absoluta para desenvolverme, ¡ah! y envidio a los que pueden hablar en público sin ponerse nerviosos. Aún así, soy humano y por momentos soy feliz y por momentos m…

Día 156

La madre le suplicó que fuera paciente, y que sólo así, a la larga o a la corta, todo llegaría. Le aseguro que las tormentas por más fuertes que fueran, siempre cesarían y el sol volvería a brillar. La quiso convencer, que quien corre tras lo que desea porque sí, podría perderlo todo, hasta lo que no tiene. Pero a ella no le importó, y dejándola con las palabras en la boca salió al mundo a hacer de las suyas, porque claro, ella se creía que ya estaba bastante grande para escuchar los consejos anticuados de una señora pasada de moda. Y con la fuerza de un torbellino intentó llevarse el mundo por delante, pero fue el mundo quien acabo primero con ella. Quería triunfar y no estaba dispuesta ah aceptar un no como respuesta. No podía soportar ver en ella el fracaso de su madre, al mirarse en el espejo. Ella quería ser alguien, mucho más que alguien. Pero el camino al éxito le termino demostrando que a veces eso no es lo mejor o lo que realmente se quiere. Había fracasado, si, pero ese frac…

Día 155

He cometido uno de los peores errores en mi vida. Aún sigo enamorada de la persona más egoísta, egocéntrica y desinteresada que halla existido. Y aún así, no me importa absolutamente nada. Yo no era así. Yo me negaba a ser rebajada, humillada, desvalorizada, y todo el resto de sinónimos. Y no se si es amor de verdad o un masoquismo por necesidad, y por la falta de amor propio. Lo dudo, lo niego, lo vuelvo a reflexionar, y lo vuelvo a elegir como mi prioridad. El mundo te dice que no ames a quien te hace llorar, sino viceversa, y lo irónico es que todavía me pregunto si existirá ese alguien más.

Día 154

No cierres tu corazón con siete llaves
Pero tampoco lo dejes sin ninguna cerradura.

Día 153

Me pregunta si lo amo, y yo le digo: No. No te amo. ¡Pero por favor, que pregunta más tonta! Mira si no te voy amar. Obvio que te amo. Y la cosa sigue... ¿Cuánto me amas? ¿Del 1 al 100? Y que va... Ciento uno, te respondo con toda seguridad. Y ahí te deje sin palabras.

Día 152

Si hay algo que me quita las ganas de vivir, así literalmente... (Y quedate tranquilo que no sos vos, al menos esta vez no) es el estudio. Pero aclaro: no es el hecho de agarrar los libritos y estudiar en si, lo que me jode es ese sentimiendo de "tener que estudiar" que te tortura hasta que te dignas a hacerlo. ¿Se entiende? Lo único que quiero es que sea diciembre o enero y mi única preocupación sea no quemarme con el sol.

¡Cambio y fuera!

Día 151

Te elegí aún cuando no estaba tan segura de lo que sentía, y hoy te vuelvo a elegir, aunque siga teniendo dudas. Pero todo esta bien. Ya sé que nunca podrá ser esto perfecto, y que ninguno de los dos seremos completamente del otro. Pero todo esta bien. Te quiero así como sos y me aguantas así como soy. Celosa y caprichosa, sin olvidar mi falta de paciencia y mi carácter sincero. Estoy feliz, y todo gracias a vos. Aún sonrío cuando te veo y mis nervios se ponen a flor de piel. Así que, todo esta más que bien.

¡Cielos! ¡Amo a ese chico, y lo quiero hasta que la muerte nos separe!

Día 150

Escribo sin sentido, el típico tipeo y otra vez suprimir. Estoy... La verdad que no se como estoy. Las ideas me dan vuelta en mi cabeza, van y vienen. Trato de ponerlas en orden y parecer un poco cuerda pero creo que aún estoy lejos de estarlo. Tengo un montón de sentimientos encontrados y no sé con cuál quedarme. Estos son esos momentos decisivos de la vida y tengo miedo de equivocarme. Creo estar en una estación de trenes, esperando que llegue el indicado, el que me lleve a mi felicidad. Así es cómo puedo decir que estoy. Esperando. Esperando por un milagro, esperando que alguien se resigne a darme sentimientos de amor sinceros, que llegue algo que nunca llega. Y se me va el tiempo, y la vida sin vivirla. Y el arrepentimiento de nunca concretar nada y siempre terminar en las mismas conclusiones que son lo mismo que nada, me desesperan.

Día 149

Si quieres un consejo de mi breve experiencia, hazte feliz por ti misma y para ti misma porque nunca lo conseguirás por medio de otros. Cruelmente tengo que decir que las decepción es la moneda más corriente y eso que un día creías tener, mañana ya no esta.

Día 148

Has dejado escapar tantos atardeceres por creer que eran todos iguales.