Ir al contenido principal

Día 152

Si hay algo que me quita las ganas de vivir, así literalmente... (Y quedate tranquilo que no sos vos, al menos esta vez no) es el estudio. Pero aclaro: no es el hecho de agarrar los libritos y estudiar en si, lo que me jode es ese sentimiendo de "tener que estudiar" que te tortura hasta que te dignas a hacerlo. ¿Se entiende? Lo único que quiero es que sea diciembre o enero y mi única preocupación sea no quemarme con el sol.

¡Cambio y fuera!

Comentarios

  1. Te comprendo a la perfección, que llegue el ultimo día de clases y decir LISTO!, no mas escuela por un tiempito. Y no eres la única que le estresa tener que pensar en estudiar.
    Saludos, te sigo y te espero por mi blog?

    ResponderEliminar
  2. Es horrible estudiar jajaja cuando estudio ( muy pocas veces ) en el momento que tengo que decir lo que estudie o en una prueba se me olvida todo un bajon estoy de acuerdo con vos hermoso blog Ya te estoy siguiendo te dejo mi blog así me seguís vos http://nadiedijoquelavidaesfacil.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. No podría estar más de acuerdo. Estoy en la facultad "estudiando" en el C.B.C. Hace 8 años que espero estudiar diseño de indumentaria y tengo que esperar como 2 años o más a terminar el cbc porq si no no puedo estudiar la carrera. Y no tengo ganas de estudiar el cbc, la verdad que no me dan ganas!

    ResponderEliminar
  4. Haay, lo que odiamos estudiar todo el mundo

    ResponderEliminar
  5. mucho animo wapa, hay cosas que empiezan y otras terminan ...

    un beso de Cora

    http://coracorazon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Eso es lo malo de estudiar, que es horrible! Yo me pase estudiando sociales un dia entero y ¿como me fue el examen? Fatal.
    La pregunta del millon: ¿de que sirve estudiar si cuando llegas a clase se te olvida todo?

    ResponderEliminar
  7. animo chica :D
    y si, se entiende perfectamente la sensación de " tengo que..."

    ResponderEliminar
  8. es unaa mierdaa! lo sé..stoi pasando
    x lo mismo q tu i solo ver los apunets em agobiaa!peroo tranqii las vaciones stan a al vuelta de la esqinaa! :P
    te veo x mi blog!

    ResponderEliminar
  9. Upss! Vos que estás en Argentina, yo estoy en España y recién empiezo a estudiar...
    Me siento igual que tu, estoy para el orto.
    Un beso, cielo.

    ResponderEliminar
  10. Quedate tranquila que ya somos varios con ese sentimiento, te entiendo perfectamente!

    ResponderEliminar
  11. Te compredo, me pasa lo mismo que a ti cuando me tengo que poner a estudiar me entra lo que se llama "vageza" me encanta tu blog un beso

    ResponderEliminar
  12. Tan cierto porque es lo mismo que siento, el hecho de tener que estudiar y pensar que debes hacerlo es una tortura....
    Besos!!

    ResponderEliminar
  13. Yo también odio "tener que estudiar", si no fuese una obligación, sería mucho mejor...
    Besos <3

    ResponderEliminar
  14. Te lo mandaste tu misma, aunque nos fastidie, estudiamos porque queremos y porque queremos ser alguien en la vida:)
    Ánimo!

    ResponderEliminar
  15. Jajaj yo este año termino el secundario y el año qe viene tenia ganas de seguir estudiando, pero con lo qe decis se me stan llendo las ganas jaja es feo, pero cuando tengas tu titulo te vas a dar cuenta qe valio la pena, creo ja

    ResponderEliminar
  16. jajaja animoo!
    yo también odio tener que estudiar pero bueno :S
    ya faltaa poco! es un poquito de esfuerzo nomas
    beeeesito (L

    ResponderEliminar
  17. Todos odiamos estudiar :S hermoso todo, besito www.beeauty-romance.blogspot.com ♥

    ResponderEliminar
  18. fuck, el estudio nos mata a todos, pero si seguistes estudiando despues de terminar el secundario es xq te gusta hacerlo sin darte cuenta...

    mantén tu mente siempre abierta besos

    ResponderEliminar
  19. pFF ni que lo digas.. almenos acabaste secundaria a mi me quedan 2 años TT

    ResponderEliminar
  20. Puf, estudiar, siempre será un coñazo, ¿Eh? Pero piensa que cuanto antes lo hagas, antes terminas y antes tienes tiempo para ti. al menos es lo que me repite mi madre día trás día, trás día...jajajajaja
    Mucho animo con lo que tienes que estudiar!
    Te sigo y seguiré leyendote :D
    un beso!

    ResponderEliminar
  21. Te deseo lo Mejor
    que aprobes todos tus asignaturas...

    A mi tambien no me encantan estudiar... pero he hallado la manera de hacer las paces con ello :D

    bendiciones

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.