Ir al contenido principal

Día 157

Para muchos, lo que voy a decir a continuación, es una entrada más que sólo está para llenar el blog y actualizarlo. En parte lo es, pero no así, mi intensión. Muchas veces hable sobre mi, sobre lo que siento, y en sí, todas las entradas que escribo tienen algo que ver con lo que me pasa en mi vida real. Antes que nada, quiero que sepan que no soy bipolar, no sufro de ningún trastorno, soy una persona normal, con virtudes y debilidades, tengo carácter cuando me enojo, y mi lema es no hacer lo que no me gustaría que me hagan, siempre intento seguir adelante, amo a mi familia y es mi gran sustento, sufro por amor como toda mujer, y por ende, soy muy sensible, soy un poco reservada pero porque me encanta la tranquilidad, y una de mis pocas pasiones es escribir lo que no me animo a decir o no hallo dónde depositar una confianza absoluta para desenvolverme, ¡ah! y envidio a los que pueden hablar en público sin ponerse nerviosos. Aún así, soy humano y por momentos soy feliz y por momentos me siendo muy desdichada. Cuándo la persona que más amo me ignora, me parte el alma y el corazón en mil pedazos y pensar que tiene actitudes que jamás cambiará ni por mi ni por amor, me desilusiona aún más. Son situaciones en las que paso por una serie de replanteos, el primero es porque me tuve que enamorar, después viene la duda de si seguir adelante, y por ultimo dejo que todo siga igual, su propio curso. Pienso que si dos personas pasan tanto tiempo juntos, por algo es. Sólo quiero que esa persona entienda, que me molesta y me duele que no tenga en su mente intensiones de cambiar. ¿O realmente, la errada soy yo? Quién de los dos esta mal no se, pero de a poco voy entendiendo que es eso de darlo todo por amor, desde lo inconsciente hasta desperdiciar el tiempo sin esa persona a tu lado. Me da gusto que se identifiquen con lo que escribo a diario, pero la verdad, es que cuando me lo dicen, me hace saber que no soy la única que sufre y ruega amor, y me hace sentir menos idiota en estas circunstancias.

Comentarios

  1. Ese es uno de los peores dolores, el de la indiferencia, créeme que te comprendo perfectamente, yo tengo lleno mi blog de entradas sobre mí casi todas tristes.. quizá aburran pero no puedo escribir otra cosa mas que lo que siento. besos<3

    ResponderEliminar
  2. Te RE entiendo,aunque yo no estoy enamorada sufro por amor y soy re sensible-casi todas las mujeres lo somos- cuando algo me sale mal pienso en mi familia y amigos y siempre encuentro una sonrisa al final de todo lo malo que nos hace pasar el GUSTAR DE ALGUIEN :D un beso

    ResponderEliminar
  3. el amor es tan raro -.-'
    no eres la única, jamas lo seras pero siempre qe nos pasan estas situaciones llegamos a sentir qe estamos solas qe nadie nos entenderá!
    todo pasa por algo C; debes ser fuerte y seguir siempre con la frente en alto! ♥
    besos'

    ResponderEliminar
  4. Y no, no sos la única. A mi me esta pasando eso de dudar un montón de cosas y sufrir porque esa persona no piensa cambiar por nada del mundo y el amor duele,pero bueno es decisión nuestra todo.. Un Beso!

    ResponderEliminar
  5. ¿Indiferencia?
    Eso es lo peor pero creeme que creo que no eres la única. Ni en eso ni en otras cosas como dudar de todo. He dudado hasta de mi misma, así que...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. hola wapa
    no hay que dar amor a quien lo merece y no se puede sufrir si el otro no te ama..
    asi que lo mejor seria que pensaras mas en ti,
    la vida es larga ...

    un beso y mucho animo

    http://coracorazon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo... y me identifico con esto porque yo ya pasé por esto, y es raro que algo tan bonito como el amor tenga que doler tanto, aveces.

    ResponderEliminar
  8. definitivamente no, no eres la unica, yo estoy en una situacion en la que nunca conseguire al chico que amo, y encima no me atrevo a decirselo a nadie por miedo a que se entere el chico que me gusrta :S en el amor no todo son alegrias, caricias y besos, tambien existen los momentos de tristieza en los que te preguntas si vale la pena o no un beos

    ResponderEliminar
  9. El amor es cielo e infierno, hay que tener presente que estamos en nuestra vida y la armamos y desarmamos a nuestra manera, la gente nos acompaña, el amor nos ilusiona, pero solo nosotros vamos a poder seguir adelante con nuestras propias piernas. Te deseo lo mejor, y amo tu blog, te sigo hace muchisimo y veo como me gustan cada vez más tus entradas. Un saludo.
    http://laa-au.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. la indiferencia es lo peor,se lo q es,pero animoo!! q nada merece la pena aunque lo entiendo,solo ai q tratar de seguir i buscar lo q nos produce sonrisas i dejarselo al tiempo,siempre al final todo va mejor,besos!!

    ResponderEliminar
  11. No eres la única, creo que el universo conspira para que todos nos pase algo y nos haga más fuertes! un beso

    ResponderEliminar
  12. hola!, necesito hacerte una pregunta, puse los seguidores desde el google friend connect, que es casi lo mismo, pero quiero que quede centrado en el medio y no puedo :S. si o pongo antes del leer más(EJEMPLO) se me pone igual al costado :S. si entendiste, te agradeceria si me contestas en mi blog :). saludos, por cierto, hermosa entrada.

    ResponderEliminar
  13. No te preocupes, no eres la única que sufre por amor, todos lo hacemos, hasta ellos. Simplemente que ellos lo niegan, no se por lo que estes pasando pero te puedo asegurar que esa persona que no te demuestra su amor lo hace por sentirse simplemente más hombre, lo digo porque asi son la mayoria, no demuestran sus sentimientos tan facil como nosotras, y para nosotras lo romantico nos viene hasta en la piel y es mas facil decir cosas bonitas, ellos no son tan sentimentales, en fin, ami me encanta lo que escribes, yo siempre me identifico muchisimo.
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Obviamente que no sos la unica, yo tambien sufro por amor y quiero tener alguien a mi lado que me entienda y que me quiera de verdad.
    La mayoria de amores que tube fueron de olvidar facil pero el que tengo ahora es del que todavia no puedo olvidarme despues de tres años y que deseeo no haberme enamorado.
    ATTE: http://teniasqueser-tu.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Te entiendo mucho, me pasa lo mismo que a vos. Es bueno que cuentes lo que sientas, porque yo, por lo menos creia que solo me pasaban a mi! me encantan tus entradas! y me siento muy identificada con las cosas que sentis.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Yo también uso ese lema!
    La verdad, yo he sufrido muchísimo por amor, y te entiendo, a veces pensás que la culpa es tuya, después que es de el otro... en fin, me parece bien que expreses lo que sientas.
    XOXO

    ResponderEliminar
  17. Casi todo el mundo sufre por amor.. y te preguntas si es parte de la vida que tenes que sufrir de amor por otra persona..
    Te espero por mi blog.. linda entrada! me gusta mucho como escribis! :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  18. Nunca tienes porqué sentirte idiota, y mucho menos diciendo lo que realmente sientes. (:

    ResponderEliminar
  19. a mi me pasaba lo mismo.
    pero ahora ya estoy bien
    todo llega, no te preocupes♥

    ResponderEliminar
  20. Pues todo lo q has dicho me recuerda muchísimo a mí! Así q no te sientas sola, y como bien dices, el tema este del amor nos vuelve loca la cabeza, así q deja tiempo al tiempo q todo se pondrá en su sitio.
    Besoss!

    ResponderEliminar
  21. Te entiendo, ¿Sabes?
    sin embargo creo que.. cuando amamos a alguen hay que aceptar a esa persona, con sus virtudes y sus defectos. No intentar cambiarla por que si la cambiasemos...dejaria de ser esa persona de la que nos enamoramos. Cierto es que hay algunas cosas que las personas deberian cambiar, peor ya hablo de cosas mas grandes, quizás las drogas, por ponerte un ejemplo.
    Ese tipo de cosas si creo que son las ideales que deberian cambiarse por amor. Sin embargo, el como es una persona...creo que no deberiamos obligar a los otros a cambiar por nosotras, no es justo, y seguramente acabariamos desenamorandonos, puesto que como he dicho antes..dejarian de ser la persona de la cual estamos enamoradas :)
    un beso!

    ResponderEliminar
  22. si sos la errada porque vos lo aceptas. vos dejas que te pongan en ese lugar.
    puede ser por mil cosas que pasan tanto tiempo juntos y pueden existir 480 razones que son malas. no se.
    es obvio que no es todo color de rosa, que te vas a pelear e incluso que pueden haber discuciones pero estar esperando algo que nunca va a pasar? no.
    yo creo que va a llegar el momento en el que puedas cortar con eso y para vos, pasado el tiempo, va a ser lo mejor.

    ResponderEliminar
  23. sufrir por amor, tener cambios de humor y sentirnos extraños aveces es COMPLETAMENTE NORMAL. Me gusta como escribís porqe lo haces de una manera muy personal.
    Esta bien que hay que aceptar a las personas tal cual son, pero aveces decir lo que nos molesta de ella es bueno, puede que no lo cambie pero por lo menos ya lo sabe...

    besoo:)

    ResponderEliminar
  24. Tus entradas son preciosas y siempre coincides con lo que siento, ademas siempre me sirven e insmpiracion! Sigue asi, y aunque sufrir por amor duele, todo acaba siempre bien :)

    ResponderEliminar
  25. me ha encantado es la primera vez que entro y lo amo es lo mejor.Me ha sentido muy identificada con lo que has puesto, de verdad ES LO MEJOR

    ResponderEliminar
  26. Me atrevo a recomendarte un libro: Mujeres que aman demasiado. Es muy bueno y te ayuda mucho.
    Hubo un tiempo en que sufrí mucho y me dí cuenta que era porque lo permitía... Ahora por suerte estoy feliz. Lleva su tiempo entenderlo y mucha fuerza de voluntad, a veces una se acostumbra al dolor.
    Te mando un beso, una lectore de tu blog de hace mucho tiempo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.