Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Día 170

Me cuesta creer que ya paso un año desde que nos dijimos adiós, desde que dejamos de ser los inmaduros del colegio, desde que dejamos de ser sólo adolescentes que se conformaban con un siete para aprobar a fin de noviembre. Me cuesta aceptar que por más que nos reencontremos allí, dónde comenzaron todas las anécdotas, ya no seremos los mismos ni nos trataran como lo que eramos: sus alumnos. Que nostalgia es probarse el uniforme del colegio y darse cuenta que ya no nos queda tan bien como el anterior año, o peor aún, que todavía nos entra como el primer día. Es hasta el día de hoy que sigo recordando sus voces y sus risas, la forma en que nos mirábamos y la complicidad que existía cuando sabíamos que estábamos en problemas. Son tantas cosas las que pasaron que no entiendo como las recuerdo perfectamente a cada una. Y un año después, me parece mentira que cada uno hagamos la nuestra como si nada. Como si el colegio hubiese perdido ese valor especial, y haberlo terminado sólo fué un día …

Día 169

Es hasta el día de hoy que pienso en él como nunca antes lo había hecho. Ya pasaron meses que no lo he vuelto a ver y aún así esta tan presente como el primer día. Si me preguntan el porqué, yo siempre les diré que fue por culpa del tiempo y el desencuentro. Cuánto el me quería de verdad no lo sé, y me lamento por no habérselo preguntado jamás. Si las cosas hubieran sido de otra forma, probablemente ahora nuestras vidas estarían de otra forma. No vos allá y yo acá. No se puede extrañar lo que nunca se tuvo, porque nunca fue mio, pero con él es o fue distinto. Quizás si no fuera por todo eso, ahora ni siquiera estaría hablando de esa persona. Y sin embargo, las probabilidades de que lea esto, y se identifique, son de 0,001%.

Día 168

Bienvenidos a la Argentina: el país de los niños muertos. El cementerio de los juguetes rotos. El sótano de las muñecas y los triciclos extraviados. El lugar de los sueños abandonados. Un mundo hecho de tiza para la rayuela y azúcar para el corazón que poco a poco perdió su color. Los superheroes fueron desterrados y los libros de finales felices se guardaron bajo candado. Aquí se arrebataron a los que no pudieron defenderse, y a los que nadie los pudo defender a tiempo. Y las canciones de cuna o de carrusel resultan ser perjudiciales. Bienvenidos a la nación dónde la justicia canta "ciega, sorda y muda" de Shakira, mientras las plazas se parecen cada día más a los desiertos del Sahara. Es aquí el país de la inocencia olvidada. Los ajustes de cuenta se negocian con los niños de por medio. Y las estrellas hacen luto en los de pérdidas. Antes no era así. Antes las puertas de las casas estaban abiertas de par en par y los pequeños jugaban a la mancha o a las escondidas hasta qu…

Día 167

Por cada hora que pasa, aprendo sesenta nuevas formas de pensar en ti.

Día 166

¿Alguien ya se murió? ¿Alguien vivió algo anormal al día de la fecha? De verdad que me impresiona en como la gente puede creer tantas banalidades que surge de las opiniones publicas, redes sociales, etc, etc, etc, y que pasa de boca en boca hasta que termina siendo un cliché más. Si quieren creer en eso ¡Bien! Creanlo, porque a fin de cuenta, cada cual tiene todo el derecho de sostener y afirmar que es cierto. Pero entonces, piensenlo así, cuando se acercaba el 2000, se decía que los sistemas iban a colapsar y muchas personas, paranoicas por estos dichos, se suicidaron. Pero cuando fueron las 00:01 del 1/1/2000 y todos estabamos brindando con copas de champagne ¿Paso algo? ¿Callo algun meteorito? El único sistema que colpaso fué el de los servicios celulares por la saturación de mensajes de texto que decían feliz año nuevo. Cuando iba a ser 6/6/6, la Tierra iba a dejar de existir porque era el número de la bestia. ¿Y? El tiempo continuo. Todo ese tipo de hipótesis estaba sustentadas …

Día 165

La busque entre el horizonte dónde se ocultaba el sol. La busque en las enciclopedias y diccionarios. La busque en la lluvia detrás de mi ventana. La busque en los recuerdos del pasado. La busque en cada primer beso. La busque en los compases de una canción y en las letras de mis melodías favoritas. La busque en una y mil caricias. La busque en aquellas amistades que aseguraban ser sinceras. La busque en las risas contagiosas. La busque en promesas incumplidas, en falsas ilusiones, en preguntas sin respuestas. La busque en el dulce silencio que ofrecía la soledad. La busque en sentimientos indescifrables. La busque en una sonrisa pasajera y en una lágrima perdida. La busque en un susurro de tus labios. La busque en los amores a primera vista. La busque entre el disturbio de la ciudad y la calma del paraíso. La busque en los sueños de alguien más. La busque, y aún sigo buscando algo que simbolice la felicidad para mi.

Día 164

Cuando tenía cinco años, mi madre me dijo que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande, y escribí: Feliz. Me dijeron que no entiendía la pregunta, y yo les dije que eran ellos los que no entendían la vida.

Día 163

Si ustedes conocieran a una mujer que esta embarazada, que ya tiene ocho hijos, tres de los cuales son sordos, dos son ciegos, uno tiene retraso mental, y ella a su vez tiene sífilis ¿Le recomendarían que se hiciera un aborto?
En las ultimas semanas se volvieron a debatir en todos los medios (de Argentina) el asunto del aborto, y el proyecto sería legal antes de las 12 primeras semanas de gestación. De ante mano yo digo que estoy en contra de esta despenalización. En el mundo se "festejo" cuando llegamos a ser 7 millones de habitantes en la Tierra, y sin embargo, la mayoría de los países están a favor de esta ley. Pero si el aborto fuera legal, personas como vos o como yo, hoy no estaríamos leyendo ni escribiendo. Quienes somos nosotros para decidir por sobre las vidas de los demás si no podemos decidir por cosas más insignificantes como el ¿Qué me pongo? de todos los días. Las personas que están a favor, parece que olvidaron que una vez fueron un embrión de siete semanas. ¿…

Día 162

A lo mejor siempre me quisiste y a lo mejor siempre fui yo la que me di de perdedora. A lo mejor si eramos el uno para el otro y a lo mejor era yo la que no me lo quería creer. A lo mejor querías que fuera tu princesa y a lo mejor siempre te vi como un amor platónico. A lo mejor debía dejar de pensar en lo imposible y a lo mejor tenía que ver más allá de la realidad. A lo mejor era cuestión de tener un poco más de fe en mi misma y a lo mejor todo dependía de no escuchar tanto a los demás. A lo mejor tenía que amarte sin medida y a lo mejor era cuestión de dejarme amar.

El que no arriesga no gana, dijiste El que arriesga puede morir por amor, te dije.