Ir al contenido principal

Día 174

Siempre entregándole una y otra vez tu vida a quién la usa como quiere. Ofreciéndole tu corazón a quién lo cambia por dinero y no sabe hablar de amor. Rogándole un poquito más de su tiempo para que se quede a tu lado. Reclamándole que se haga responsable de la relación. Pretendiendo que te trate como una reina cuándo sabes bien que sólo estas para limpiar lo que el deja. Pensando que la vida debe ser como los cuentos de hadas. Justificando su forma de ser con un "el me ama a su manera". Engañándote a ti misma. Ilusionandote con lo que jamás sera o cambiará. Jugando a ser la pareja perfecta. Llorando por los rincones de la casa porque nunca conocerás un amor sincero mientras lo quieras a tu lado.

Comentarios

  1. hoooooola chiqui me encanta el blooog , escribes bastante bien y me parece que dices cosas reales , esta super bien en serio , te sigoo ¡ sigue asiii , un besazo .
    pd: ¿podrias pasarte por mi blog? y seguirme si te gusta , plliiiiiis :)
    agarramefuertesoycapazdetodo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. cuanta razón tienes enserio la pura verdad! Eres la ostia me encanta*_* te espero un beso(:

    ResponderEliminar
  3. Y sin embargo, creo firmemente que nuestra capacidad para no rendirnos nunca (aunque nos guste ser melodramáticos y dejar caer la toalla) es lo que nos hace ser humanos.

    A.

    ResponderEliminar
  4. Me recuerda un poco a Gossip Girl, a lo que decía antes Blair de Chuck... aunque todos sabemos que se aman locamente :)
    Bonita entrada!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. uii. esto fue como una cachetada para mi en este momento. =(
    no se que hacer ya.
    muy lindo. lo escribiste vos?

    ResponderEliminar
  6. Tal cual.. entregando todo de uno, cuando la otra persona no lo valora. Es lo que me esta pasando.
    Me identifico mucho con lo que escribis! Me encantan. Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. Debes abrir los ojos y dejar que te valore, grandísimos tus textos!
    mil sonrisitas <3
    www.yodibujosonrisas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Si ella asi se siente feliz dejala ¿no?

    Un besazo ^.^

    ResponderEliminar
  9. Muy identificada u.u. Hermosa entrada como siempre (:, saludos desde http://le-reve-couleur.blogspot.com/ ^^

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho tu blog..aich, me encantaría que me pudieras ayudar para cambiar el diseño de mi blog. Espero que estés bien. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Es la pura verdad, siempre damos y muy pocas veces recibimos. Linda entrada, suerte

    ResponderEliminar
  12. ¡Es muy duro! transmite muchas emociones y asi es como me encantan tus textos.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Hasta que te liberes de tus miedos y mentiras y empieces a ver lo que es la felicidad...

    ResponderEliminar
  14. Wow, siento que esto va tanto para mi... pero bueno, ya me dejó .-. sólo es que yo no lo puedo dejar de querer y preocuparme por él... u.u

    ResponderEliminar
  15. ¡Holaaa! He pensado en hacer una gran entrada felicitando la navidad, pero a parte de poner mi imagen felicitando a todos quiero poner otras más. Como la tuya por ejemplo. Me gustaría que hicieses una foto como de tu ciudad, contigo misma, con una amiga... Me da igual como sea, simplemente lo principal que quiero es que sea una imagen con una frase, cuya frase sea felicitando la navidad ¿entiendes? Bueno pues muchas gracias espero que participes y ya sabes, la foto me la envías a este correo:
    yamaravm2@gmail.com

    Un beso muy fuerte. =D
    Y precioso blog por cierto =D
    Te sigoo ==D

    ResponderEliminar
  16. Me encanta, me siento muy identificada.

    ResponderEliminar
  17. Blogs como el tuyo son los que me inspiran y ayudan a seguir a delante, a ponerle ganas a cada entrada, aunque a veces no tenga comentarios.
    Me encanta, simplemente, me encanta :)

    ResponderEliminar
  18. Como uno se identifica. pues asi son las cosas...
    Bonito el diseño de tu blog =)

    ResponderEliminar
  19. Owwww, cierto muchas veces!

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  20. -Suele pasar... te clavas en el chico sin importar cuanto daño te haga, apesar de todo le sigues perdonando y amando hasta el dia que sabes que no puedes seguir con eso... o hasta que a el se le acaba el "amor"

    ResponderEliminar
  21. Todos los psicólogos coinciden en una cosa primordial: Nadie debe completarnos.
    Y en otra más: Debemos aprender a amarnos a nosotros, para poder amar, reconocer y valorar a los demás tal y como se merecen.
    Quienes no cumplen estos requisitos no saben amar, porque no han aprendido.

    No sé si será una fórmula matemática, pero tiene sentido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Me encanta como escribes!(:
    Te espero en www.karenpaolarm.blogspot.com Un besito!

    ResponderEliminar
  23. me encanto!, tan cierto!, aveces hay que dejar ir, para encontrar algo que de verdad valga la pena :)

    ResponderEliminar
  24. Te he concedido un premio en mi blog =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  25. Me siento totalmente identificada, obviamente no es para nada sano vivir estancada en esa situación, como yo, pero por lo menos de mi parte mi amor por él sigue siendo ochocientas mil veces más, quizás de todo lo mal que me hace una pizquita de amor, de cariño de su parte es lo que me da fuerzas y esperanzas para seguir con él. No creo merecerme todo eso pero aún así sigo amándolo y no puedo vivir sin él. ¿Es amor u obsesión?¿Hago bien? Me encantaría contactarme con vos e intercambiar opiniones, ya que esta no es la primera entrada de este tipo que veo en tu blog, que por cierto es hermoso. Besos pasate :)

    ResponderEliminar
  26. bonita reflexion
    por cierto estoy haciendo un concurso, puedes ganar un cuello de lana hecho a mano! Si te interesa: http://smokeinmycloset.blogspot.com/2011/12/participad-en-el-concurso.html

    ResponderEliminar
  27. Tu blog me encanta, me parece muy sincero y muy sencillo, es genial te sigo desde ya :) me haría mucha ilusion que me siguieras ^^
    http://mirinconestacional.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  28. me re llego esta entrada!! u.u
    estoy pasando por algo parecido!! y entendi muy bien esa ultima parte: " nunca conoceras a un amor sicero mientras lo quieras a tu lado"
    saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.