31 enero, 2012

Día 192

Callados, enfrentados como en un juego de ajedrez nos medimos, y al más estúpido movimiento nos criticamos. Porque para mi vos haces todo mal, y porque para ti yo hago todo mal y porque nos hemos fallado mutuamente y partiendo de ese hecho en adelante, sabemos que nada se puede arreglar. Aunque errar sea humano y perdonar sea divino, para nosotros un error puede ser un gran error y no existe la marcha atrás. Seguimos, y seguiremos, siendo unos pobres ilusos por creer que las peleas se arreglan a los besos en la alcoba en vez de intentar usar las palabras adecuadas como "perdón" y "esta vez la culpa la tengo yo". Y nos ahogamos en nuestros resentimientos y en nuestras ganas de querer un abrazo mas, pero el orgullo nos gana por partida doble, y todo lo lindo que puede ser un cuento de hadas, termina siendo una broma de mal gusto o incluso un mal sueño que cada vez nos distancia más y más.

29 enero, 2012

Día 191

Es increíble lo mucho que he cambiado el Blog. De tener fotos a color y letras en distintos formatos, al blanco y negro y otra vez a los colores, y otra vez al blanco y negro. Y ni hablar de los fondos. Para los que me leen más que muy seguido y desde mis comienzos, alrededor del 2008-2009 podrán hacer una comparación y decir que estoy re loca. Bueno, así soy yo en la vida real, muy meticulosa, muy persistente, muy detallista, muy todo. Ok. Vale aclarar que tampoco es que sea loca del todo, ni una frenética por los cambios. Simplemente tengo días en que quiero renovarme, y ultimamente es lo que me esta pasando. Que lastima que no se me ocurrió antes de poner todas las fotos en las que se pueden apreciar los variados y sorprendentes cambios por los que transitó este Blog. Mi Blog, que con tanto amor y recelo lo cuido y lo trato de actualizar a diario, aunque a veces no tenga nada que decir o que expresar o que inventar. Sepan, y los que tienen un Blog van a concordar conmigo, que mantener una página aunque sea gratuita, es muy... Mmm... ¿Exaustivo? No sabría como definirlo mejor, pero a fin de cuenta no me importa porque lo quiero, más bien lo amo, y porque no puedo creer que haya logrado que a casi siete mil personas les guste y me digan lo bonito que son los textos o lo mucho que se sienten identificados y tantas cosas más, que me dejan sin palabras. No es por hacerme la gran cosa, todo lo contrario, sinceramente me sorprende que haya tanta gente linda y con tan reflexivos pensamientos que me hacen recordar que aunque no sea nadie para el mundo, termino siendo alguien para ustedes. La chica del Blog Tumeencantas, que tiene sus días malos y sus días buenos, como todos, que se sienta un rato frente a la computadora a revisar si hay nuevos comentarios, y aunque no suela responderles uno por uno en forma de agradecimiento por tomarse dos minutitos para leer este espacio (uno más del montón) no me dejan otra opción que decirles gracias por eso y por darme las ganas para seguir escribiendo. Aunque sean estupideces, aunque sea más de lo mismo, o aunque corra el riesgo de que quizás no les valla a gustar tanto, se que saben respetar las diversas opiniones, la mía, en este caso por hablar de mi Blog. Y como yo ya dije muchas veces, esto simplemente es lo que me gusta escribir y tengo la necesidad de hacerlo, no es para ofender a nadie ni jamás para hacer incapié en una persona en concreto, más que hablar de mi, o de mis experiencias o sentimientos o lo que quiera expresar en el momento. Nada más que eso. Después cada uno lo interpretará como mejor le parezca y ahí es cuando importa por sobre cualquier otra cosa, el respeto a la libre expresión.

27 enero, 2012

Día 190

El amor siempre será el culpable de nuestros males, porque cómo por amor matamos, por amor morimos y aunque hablar de morir sea algo muy literal, quien no murió por amor, no amo de verdad. El amor es un caos, el más hermoso y el más destructivo. Incluso por amor, y sólo por amor, hacemos las promesas más alocadas que jamás hallamos hecho. Con amor somos débiles, sin amor somos insensibles. El amor es el único que se extingue cuándo lo ignoramos, pero el primero que se enciende cuándo lo deseamos. Pero al amor no le gusta ser ignorado, al contrario, es tan persistente que tarde o temprano florece, y como esas flores que sólo se abren en ciertas estaciones, el amor también se marcha cuando ya nos estábamos acostumbrando a su encanto para reaparecer en otro momento.

23 enero, 2012

Día 189

Que ilusos si piensan que va cambiar porque ustedes lo quieren. A veces una persona es como es, y punto. No va a cambiar y no lo puede hacer o si lo hace, no será de la noche a la mañana. Nació así y ya, dejénlo en paz. Lo único que provocan es que se sienta peor o más infeliz de lo que ya puede estar por vivir o ser así. Los demás se convierten en el problema cuándo intentan cambiar a alguien simplemente porque no les gusta, pero deberían cambiar ellos mismos con esa mirada juzgadora. Porque cuándo se trata de opinar o echarle el fardo a alguien o de ver la paja en el ojo ajeno, todos son expertos. Y me incluyo. Probablemente, y no digo siempre, los errados son ellos. Ellos y sus prejuicios. Ellos y sus actitudes perfeccionistas. Ellos y su manía por salvar al mundo. Ellos y su intolerancia a las diferencias. Entiéndanlo, todos somos imperfectos y no vamos a estar ni a un milímetro de la perfección y todos nacimos con un maldito defecto. Pero para convivir hay que hacerlos a un lado y dejar de creer que somos jueces de los sentimientos, de las personalidades, de la educación, de los modales e incluso de la moral. Si quieren que una persona sea una mejor persona, no la juzguen, desprecien o discriminen, porque gracias a Dios, todos somos diferentes, caiga en gracia o no. Que cada uno se encargue de ser un buen ejemplo y nada más.

21 enero, 2012

Día 188

Y sí te vas, que sea para siempre
Y sí regresas, que no sea porque te conviene
Y sí me besas, que sea porque lo sientes
Y sí me olvidas, que no sea por una sóla noche
Y sí me extrañas, que sea sinceramente
Y sí me odias, que sea porque ya no me quieres.

17 enero, 2012

Día 187

Y cómo un triste recuerdo vuelves para quedarte y seguir lastimando lo que aún en muchos años no he logrado sanar. Y cómo dos idiotas, vos de pura arrogancia y yo de ciega enamorada, volvemos al interminable juego que ya nos sabemos de memoria. Y nos permitimos hacernos daño como la primera vez, y olvidamos amarnos como debería ser y nos perdonamos mutuamente por última vez, y al final reímos para no llorar. Pero las cosas siempre terminan igual. Y vos te vas por tu lado y yo me voy por el mio, con las esperanzas de reencontrarnos aunque sea para sufrir juntos, no importa la hora ni el día, con tal de que la historia nunca llegue a su punto final.

16 enero, 2012

Día 186

Quizás este no sea el mejor momento para amarnos o quizás estemos a destiempo, y como el tiempo vuela, nuestro amor también remonta vuelo para irse a otros lados, tan lejanos e inciertos que nos hace dudar si hasta ahora estuvimos haciendo lo correcto. Quizás, como la vida se va, nosotros tengamos que hacer lo mismo, y quizás, sólo quizás, descubramos que nunca nos pertenecimos del todo pero yo no puedo decir que te hachare de menos si no veo mi destino lejos del tuyo. Ahora es cuando más te necesito después de tantos años y odio darme cuenta de eso en este momento, a pesar de que te prometí dártelo todo. Quizás las actitudes de uno y las del otro suelen jugar una mala pasada y quizás tenga que pedirte muchas disculpas cómo reclamar las de tu parte. Y quizás sea cuestión de remarla un poco más y recordarte que sólo a vos puedo amar en este mundo de locos que lo único que hace es girar en nuestra contra.

15 enero, 2012

Día 185

Eres la única (...que me cree los cuentos)
Pienso en ti (...raras veces)
Salí con mi amigo (...y sus amigas)
Es solo una amiga (...con derecho)
Te necesito (...bien lejos)
Fué nada más que un beso (...y algo más)
No volverá a pasar (...por ahora)
Soy fiel (...solo cuando estoy contigo)
Hoy me quedo en casa (...hasta después de las doce)
Te digo la verdad (...por esta vez)
Me deje llevar (...con la mayoría)
Te juro que solo paso una vez (...que te enteraste).

10 enero, 2012

Día 184

Los amigos también te decepcionan y no se necesita llegar a la vejez para darse cuenta. Así como muchos opinan que el amor te traiciona, bueno, la amistad también se desquita a su manera. Aprendí a no tomar a la ligera el término amigo y a considerarlo varias veces antes de otorgar a alguien ese título. No digo que nadie de los que halla conocido no se los merezca, pero confundir amistad con "buenos conocidos" puede jugar en contra. Los amigos también te dan la espalda, también se van, también te apuñalan por atrás, o peor aún, se ríen en tu cara, también te dicen que te quieren pero no te dejan pasar una; también te cancelan los planes y después reclaman por más tiempo porque supuestamente estás descuidando la amistad. Y como en el amor, hoy te dicen que sos el amor de su vida y mañana se lo dicen a otra, en la amistad pasa lo mismo, ayer eras su mejor amiga y mañana lo será otra. Es horrible cruzarte en la calle con alguien que alguna vez compartieron todo, y hoy sólo son dos extraños que se saludan con un incómodo y cortante "hola". Pero así es la vida, lo que te quita por un lado te lo devuelve de otra forma, lo que no te mata te fortalece y la soledad suele ser una mejor compañía.

No te preocupes por las personas de tu pasado
Hay una razón por la que no estarán en tu futuro.

08 enero, 2012

Día 183

Él no necesita súper poderes para hacerme sonreír.

06 enero, 2012

Día 182

Confiar es un acto de valor que sólo puede salir de uno mismo, y si uno mismo se lo permite. Confiar es caminar con los ojos cerrados, incluso cuándo no te llevan de la mano. Confiar es desconfiar de uno mismo para creer un poco más en los otros. Confiar es entregar algo tuyo sin peros ni pretextos, porque la confianza en sí, implica también cuidar y guardar. Confiar es casi como dar amor, solo que en el amor necesitas de tu corazón, y en la confianza todo lo demás. Confiar es dejarse ayudar y reconocer que no podemos hacerlo todo solos. Confiar es creer en la luz dónde reina la oscuridad. Confiar es olvidar las excusas y los prejuicios, incluso sabiendo que nos pueden lastimar.

04 enero, 2012

Día 181

Llegue a la conclusión de que cuándo dije que no me importaba, en realidad me importaba más que nunca. Cuándo me preguntaban si todavía me pasaba algo con esa persona yo simplemente se los negué y daba el asunto por terminado. Y ahora, también me doy cuenta de la falta que me hace, de la necesidad que tengo por ver su sonrisa, sentir su aroma, mirar sus ojos impenetrables. Pero lo había olvidado, lenta y dolorosamente lo había hecho, hasta que volvió tan sólo en un sueño. Ahí, me beso de una forma inexplicable, y lo sentí tan real que cuándo desperté, quería volver a esa irrealidad, aún así, tan palpable. Ahora sí que no me es extraño que lo extrañe tanto. Pero tengo que decidirme de una vez y decir las cosas como son, empezando por mi cabeza y mi corazón. Ya no puedo seguir engañándome, aún pienso en el otro, aún quiero estar con el otro, aún amo al otro. No necesito un terapeuta, necesito un salvavidas.

01 enero, 2012

Día 180

No hay que temerle a los finales, sino a los principios y que algo se termine, es síntoma de que algo va a venir, no se si mejor o peor, aunque siempre vivimos con esa ilusión de que sera mejor. Hoy se termina un año, un año que tuvo alegrías y tristezas, que lo olvidaremos por muchas razones, pero lo seguiremos recordando por otros motivos más importantes. Seguro que hemos conocido a nuevas personas y también dejamos a otras en el camino. Lo importante será continuar con la vista hacia adelante y andar con la mente abierta y dispuesta a las cosas nuevas que nos depara la vida.

Feliz 2012!
Recuerden que para que los deseos se cumplan no basta con anhelarlos solamente, sino que hay que hacer algo al respecto para que se vuelvan realidad.