Ir al contenido principal

Día 189

Que ilusos si piensan que va cambiar porque ustedes lo quieren. A veces una persona es como es, y punto. No va a cambiar y no lo puede hacer o si lo hace, no será de la noche a la mañana. Nació así y ya, dejénlo en paz. Lo único que provocan es que se sienta peor o más infeliz de lo que ya puede estar por vivir o ser así. Los demás se convierten en el problema cuándo intentan cambiar a alguien simplemente porque no les gusta, pero deberían cambiar ellos mismos con esa mirada juzgadora. Porque cuándo se trata de opinar o echarle el fardo a alguien o de ver la paja en el ojo ajeno, todos son expertos. Y me incluyo. Probablemente, y no digo siempre, los errados son ellos. Ellos y sus prejuicios. Ellos y sus actitudes perfeccionistas. Ellos y su manía por salvar al mundo. Ellos y su intolerancia a las diferencias. Entiéndanlo, todos somos imperfectos y no vamos a estar ni a un milímetro de la perfección y todos nacimos con un maldito defecto. Pero para convivir hay que hacerlos a un lado y dejar de creer que somos jueces de los sentimientos, de las personalidades, de la educación, de los modales e incluso de la moral. Si quieren que una persona sea una mejor persona, no la juzguen, desprecien o discriminen, porque gracias a Dios, todos somos diferentes, caiga en gracia o no. Que cada uno se encargue de ser un buen ejemplo y nada más.

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo, si quieres cambiar a una persona es porque no estas de acuerdo contigo mismo, y aunque de verdad hay veces que por mas que quieres no puedes soportar a una persona, tampoco tienes el derecho de pedirle que cambie el solo tiene que darse cuenta que su forma de ser es mala y el sólito cambiara, y sino siempre se quedara asi. Yo solo pienso que la gente que me cae mal, la hago aun lado de mi vida, porque como a mi no me gustaría que alguien me dijera que cambiara mi forma de ser,tampoco puedo decirle a alguien mas que cambie la suya, y afortunadamente como tu dices, todos somos diferentes y que se conformen cada quien con dar un buen ejemplo...

    Tu blog es hermoso y mi favorito...

    Besos preciosa!

    ResponderEliminar
  2. Me encanto la entrada, es más ya lo dije en otro lado "NACIÓ ASÍ, YA ESTA" un beso ♥

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantadooo la entrada!*_*

    ResponderEliminar
  4. Y no se porque, pero la gente que siempre está criticando los defectos de los demás y las cosas que no les gustan son los que menos se analizan a si mismos, es un poco hipócrita (un poco no, mucho).

    Así que a palabras necias oidos sordos.

    ResponderEliminar
  5. Hacer y dejar hacer. No juzgar para no ser juzgados. Ser libres y dejar que los demás lo sean. Me gusta tu planteamiento. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que uno critica o juzga cuando le pedimos a la otra persona cosas muy minimas como respeto o sinceridad, ya que creo que son cosas que cualquier persona sea como sea puede dar...uno a veces no pide grandes cosas en el otro y es ahi cuando mas duele...no que sea otra persona ni que cambie cada cual vive su vida como le parece, pero respetando y escuchando las simples cosas que pide la otra persona y si no la pueden dar que simplemente lo digan y creo todos sabemos entender, pero hay gente muy cerrada y que no sabe expresarse y ahi si se complica y lo toman como un juzgamiento...

    ResponderEliminar
  7. Yo la verdad creo profundamente en que la gente puede cambiar.. pero si en algo estoy de acuerdo contigo, es en que la gente no debería cambiar porque la obligan ni mucho menos porque se lo exigen, sino por ellos mismos, por querer ser mejor o por querer sentir mejor .. no somos nadie para juzgar a otro por sus defectos o por sus decisiones, porque así como nosotros juzgamos vamos a ser juzgados despues! ..
    me encanta tu blog! saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Me encantó!
    Cuando se trata de juzgar a los demás somos los primeros, pero luego no reconocemos un error así nos maten...

    ResponderEliminar
  9. Tal cual,que cada uno haga su vida.

    ResponderEliminar
  10. Es muy fácil criticar a los demás... hacerlo con nosotros es demasiado difícil... Somo experto en eso!
    Me encantó la entrada y la nueva apariencia del blog.
    Te espero por el mio, un beso!

    ResponderEliminar
  11. Es verdad, nadie nació perfecto, y el que piensa así esta mas lejos aun de la perfección.
    Muy lindo como siempre ! :)

    ResponderEliminar
  12. Nadie es perfecto, pero siempre habrá alguien que mejor y alguien peor que nosotros.
    La vida es corta, no pienso andar preocupándome de lo que los demás hagan o piensen, me preocupa más lo que haga yo. No soy egoísta, solo realista.

    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  13. gorda te dejé un premio en mi blog. amo tu blog, besitos.♥

    ResponderEliminar
  14. Nadie es perfecto, pero podemos dar lo mejor de nosotros.
    Excelente entrada!

    ResponderEliminar
  15. ¿Existiría lo perfecto sin lo imperfecto??

    Una gran percepción .
    Me gustó esa rebeldía consciente

    Besos

    Feliz finde¡¡

    ResponderEliminar
  16. Linda entrada como siempre
    besos :)

    ResponderEliminar
  17. Hay personas en este mundo que deberian empezar a preocuparse por uno mismo en vez de estar continuamente defectos en los demas, nadie es perfecto asique si criticas a alguien tienes que comprender que tu no eres mejor que esa persona porque TU tambien tienes defectos :) preciosa la entrada por cierto (L)

    ResponderEliminar
  18. Entrada PRECIOSA¡¡

    Me gustaria que me siguieras en amarraditasempreatucintura.blogspot.com :)

    Muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.