23 febrero, 2012

Día 200

Tengo la terrible costumbre de pensar que un día vas a cambiar y de que todo va a volver a ser como antes, como en el principio, como cuándo recién nos conocimos, y como nunca debió dejar de ser.

19 febrero, 2012

Día 199

Hoy tenía ganas de escribirte... A vos. Y hace cuánto que no lo hago aunque sabes que solía hacerlo a menudo, por una ocasión u otra, siempre tenía un par de palabras guardadas y esperando a sacarlas debajo de mi manga. Y para que sepas de ante mano, ya tenía una idea de lo que quería decirte, no era nada fuera de lo común ni nada de lo que no supieras o no te halla dicho con anterioridad. Es simplemente que ahora no se por donde empezar aunque el final este más que asegurado con un te amo. Pero te voy a deletrear en pocos segundos lo que no quiero olvidar de escribir. Vos me cambiaste la vida, le diste un giro de 360º y es por vos que hoy estoy acá, a dónde llegue y a dónde quiero llegar en el futuro. Cuándo me dijeron que el amor era un tanto manipulador no se equivocaban, ¿Pero sabes qué? La manipulación sólo es una percepción, el resto son decisiones que nosotros tomamos, y vos fuiste una de las decisiones más importantes, un gran salto al vació que sin embargo, en todo este tiempo, corto a largo dependiendo desde dónde se mire, vos nunca me dejaste caer. Y si para alguien hemos caído, lo hicimos juntos y no es otra cosa más que en el amor. Así que si alguien quiere opinar, que lo haga, pero al final del día los que seguimos de la mano somos vos y yo, y el que dirán queda en el olvido. Ahora sí me puedo despedir con un tierno, cálido y muy apasionado te amo, el mismo que te regalo todos los días, y el mismo que estaba destinado para nuestro amor.

14 febrero, 2012

Día 198

Odio el día de los enamorados, siempre que lo quiero disfrutar bien algo malo tiene que pasar. Ojalá que se pase este día en un abrir y cerrar de ojos, y ojala que no me cruce a ninguna parejita acaramelada o un chico con flores y osos de peluche porque lo voy a insultar de arriba abajo. Y si lo ven a Cupido, le pueden decir que yo le tengo un mensaje para el: que se valla bien a laaaaaaaaaaaaaaaaaaa...

09 febrero, 2012

Día 197

Y un día te das cuenta que el camino de la vida tiene de todo menos un barandal de donde agarrarse.

07 febrero, 2012

Día 196

Mi única debilidad era su tristeza, su sufrimiento, su dolor. Me desesperaba, incluso me molestaba, el saber que no podía hacer nada al respecto, que nunca le iba a poder dar una solución a sus problemas ni angustias. Me aferraba al recuerdo de los tiempos en que era feliz, o al menos eso aparentaba. Y no por eso lo dejaba de querer. Probablemente sufría mucho más yo al verlo mal, que él mismo sintiéndose así. Odiaba esa sensación de culpa que me agarraba por no darle un consuelo que necesitaba, el remedio curador, una sensibilidad que iba más allá del amor y la compasión o incluso unas palabras que fueran más que palabras. Era tan extraña la situación como desconcertarte y no hallaba hasta el día de hoy, respuestas a todas esas dudas.

06 febrero, 2012

Día 195

Estaría bueno que el mundo nos mandara señales como esta...

Usted corre riesgo de enamorarse. Retroceda ahora mismo o se arrepentirá por el resto de su vida. Esta es la última advertencia, si da un paso más, su corazón colapsará. La empresa no se hace cargo por los daños efectuados.

05 febrero, 2012

Día 194

Yo elegí quererte y todas las consecuencias que eso conllevaba, elegí que tú fueses la persona que llenase mis días, elegí que tu olor era el que mejor le venía a mi ropa, yo elegí que me comieras a besos, elegí también tu voz. Elegí llorar por ti de vez en cuando, elegí creerme tus verdades y creerme a medias tus mentiras, elegí que no quería otros abrazos, que no quería otras manos que me tocaran, que no quería ver por la mañana otra cara que no fuese la tuya, elegí nuestro mes del año y nuestro día del mes aunque nunca me gustaran las fechas, aunque no fijáramos una en todo el tiempo que estuvimos juntos. Elegí que tú fueras mi locura y que tú, precisamente tú, fueras el que me calmara cuando tenia uno de mis ataques, elegí llenar el silencio de la noche con nuestra risa. Elegí las idas y venidas, las despedidas, elegí la impotencia, la incertidumbre, elegí el miedo a fallar y los impulsos, elegí las miradas, elegí temblar, elegí hacerme adicta a sus palabras, al corte de tu voz sonando dentro de mi cabeza, como la siento ahora mismo aquí, muy dentro de mí, tan dentro que diría que estás aquí a mi lado. Elegí conservar intacto cada momento, y dejar huella de lo que algún día fue. Elegí que mi mayor hobbie era verte y besarte hasta que a los dos nos dolieran los labios. Elegí no callarme nada, elegí darte todo, elegí hablar de nosotros cuando hablaba de ti, elegí ser fuerte sin la ayuda de ningún tipo de coraza y luchar por un solo motivo. Elegí darte todas mis oportunidades y perderme por estupidez las tuyas, elegí quedarme con tus manías, tus defectos y tus caricias. Elegí perdernos en cualquier lugar del mundo, y aun tengo ganas de perderme contigo debajo de cualquier edredón. Elegí también tu respiración en mi oreja derecha y en la izquierda, y en cualquier zona de mi cuerpo, elegí ir lento, y sentir la pasión a gran escala, elegí estremecerme sola y únicamente con tus caricias, elegí no ponernos límite. Elegí el sabor agridulce de las discusiones que acababan en abrazo, elegí derrumbarme cuando ya no aguantaba más, elegí encontrarte en lugares donde nunca estaría, elegí seguir queriéndote aún cuando ya no estabas, y al día de hoy sigo haciendo lo mismo, porque yo elegí arriesgar y jugármela por ti. Y no me arrepiento de nada.

02 febrero, 2012

Día 193

El amor es una tontería hecha por dos.