Ir al contenido principal

Día 196

Mi única debilidad era su tristeza, su sufrimiento, su dolor. Me desesperaba, incluso me molestaba, el saber que no podía hacer nada al respecto, que nunca le iba a poder dar una solución a sus problemas ni angustias. Me aferraba al recuerdo de los tiempos en que era feliz, o al menos eso aparentaba. Y no por eso lo dejaba de querer. Probablemente sufría mucho más yo al verlo mal, que él mismo sintiéndose así. Odiaba esa sensación de culpa que me agarraba por no darle un consuelo que necesitaba, el remedio curador, una sensibilidad que iba más allá del amor y la compasión o incluso unas palabras que fueran más que palabras. Era tan extraña la situación como desconcertarte y no hallaba hasta el día de hoy, respuestas a todas esas dudas.

Comentarios

  1. Me he sentido a si un par de veces, fue de gran alivio ver reflejadas en tus palabras aquellos sentimientos que alguna vez tuve. Un beso luveisall(:

    ResponderEliminar
  2. linda laplantilla de tu blog esta en diseño o es tuya o la bajaste ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la plantilla esta en diseño, pero yo la modifique para que quedara asi :)

      Eliminar
  3. Es hermoso tu blog, la verdad :)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blog! y es precioso el texto:)

    ResponderEliminar
  5. Yo tambien llegue a sentirme asi por alguien, sientes una presion indescriptible el no poder encontrar algo para ayudarlo y saber que solo eres tu la que lo puede hacer... Gracias por la entrada:) te sigo
    Una invitacion a mi blog http://yasmine-love.blogspot.com/

    Besos, ilzel

    ResponderEliminar
  6. Divino tu blog.
    Respecto a la entrada, me paso lo mismo, pero prefiero dejarlo solo en sus problemas porque por ahi le molesta que me meta o algo por el estilo. (Obvio que le pregunto antes si necesita de mi ayuda).
    Buena entrada, un beso.

    ResponderEliminar
  7. Amo tu blog, lo leo siempre. Como hiciste para poner la barra lateral fija?

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente, cuando mi novio esta triste & yo no puedo remediarlo se me llenan los ojos de lagrimas, pero intento no llorar adelante suyo porqe él tiene que apoyarse en mi en su momentos de tristezas & tengo que ser fuerte para dar el soporte.
    Que entrada realista.
    Un beso grande & te espero por el mio. ♥

    ResponderEliminar
  9. Muy hermoso y profundo. Como siempre tu blog, tan decorado, como tu estado de animo, te felicito tienes muy buenos gustos... :)
    Besos y suerte, y si queres, me pasas alguna pagina de trucos para decorar mi blog? Graciaas!

    ResponderEliminar
  10. Ois es un texto realmente genial, al igual que acabo de leer anteriores, te expresas realmente genial ! Cada palabra que escribes es perfecta, porque cuando la persona a la que amas está triste, distante, en fin, diferente, todo ello acaba contigo por dentro por el echo de no ser capaz de darle consuelo...
    Respecto a tu blog es realmente precioso, me encanta la decoración que tiene, es perfecta, ha sido verla y enamorarme del blog :) Te sigo desde ya!
    Un saludo desde: http://sonrisasvoladoras.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. me encanta! en serio, las entradas, el diseño.. todo es precioso! te sigo vale?
    échale un vistazo a nuestro blog: http://mejoratulado.blogspot.com/
    1 bsito!! <3

    ResponderEliminar
  12. Pues si, cuando una persona que quiero está mal, me frusta el no poder ayudarlo/a.. pero intento ser fuerte y animarlo/a de la mejor manera

    ResponderEliminar
  13. me paso, es frustrante, me senti identificada, me encanta tu blog. Me encantaria que me sigas en el mio creo que te gustara y ademas no perderiamos el contacto ! michellle-fernandez.blogspot.com suerte ♥

    ResponderEliminar
  14. Uffff, cuantas veces no nos hemos sentido así; con ganas de poder hacer algo cuando alguien que queremos pasa por un momento malo, y esa impotencia de no poder hacer nada :/ Pero me alegro de que ya hayas resuelto el problema.
    Muy lindo tu texto y el blog como siempre :)

    ResponderEliminar
  15. Amo tu blog! Y Siempre leo todo lo que escribís, sinceramente me encanta la manera en la expresas las sensaciones.
    http://addictions-that-destroy.blogspot.com/
    Te espero; Abby.

    ResponderEliminar
  16. No siempre comento, pero sí te leo. Son hermosas tus entradas! Extraño un poco las lindas imágenes que ponías, pero creeme que no le resta calidad a tu blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. me gustó mucho tu entrada.
    es como me siento yo cuando quiero ayudar a alguien pero no puedo, cuando me encantaria que vuelva a estar bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Suele pasar, suele ser un poco de sentimiento de culpa, de no haber actuado en el momento oportuno como correspondía.
    Digo suele pasar, porque lo he sentido , lo siento aun después de años.
    roberto

    ResponderEliminar
  19. Sí, a veces a mi novio le sucede: reprueba un examen y yo no puedo hacer otra cosa mas que decirle que las cosas van a mejorar mañana, pero en realidad se pone muy triste.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.