Ir al contenido principal

Día 222

Esto le sucedió a la amiga de una amiga mia. Ella tenía un novio, o mejor dicho, ella estaba de novia hace mucho pero mucho tiempo con un chico que era guapisimo, como dirían las venezolanas, y a simple vista eran la pareja del año. Salían a pasear, iban al cine, iban a comer, iban al teatro, en fin, iban a todos los lados habidos y por haber. Se mandaban mensajes todo el tiempo, se llamaban por teléfono, se deseaban las buenas noches y también los buenos días. Usualmente iban tomados de la mano y nunca faltaban los besos cada cuatro pasos. El la pasaba a buscar por su casa y al finalizar el día la acompañaba de regreso. Y nunca faltaban los regalos y las demostraciones de amor para cada ocasión, importante o no. Realmente era una pareja muy mona, hasta estéticamente quedaban lindos. Pero padecían un obstáculo en su relación, algo que los impedía avanzar o tener un compromiso al cien por cien, por ambas partes. El no toleraba que ella no tolerara sus caprichos. Porque cuándo ella se ofendía por algo, el hacía o decía cualquier cosa para dar vuelta todo y que la cosa quedara a su favor. Entonces, la amiga de mi amiga terminaría siendo la mala de la película y por lo tanto ella debía darle las explicaciones y las disculpas a él. Como se acostumbra por estos días. Pero por supuesto, que al final del día se arreglaban y se repetían una y otra vez lo mucho que se amaban, aunque no pasaban más de una semana sin que volvieran los problemas. Y todo se volvía una cadena infinita de peleas infantiles y tontas. Un día el se cansó de la situación y salió con sus amigos. Lógicamente tomó un poco de más y terminó haciendo lío. Otra amiga de la amiga de mi amiga, se enteró de esto y corrió a contarle a la amiga de mi amiga, o sea a la novia del cuestionado chico. ¡Y se armo! Cuándo el novio se enteró que su novia de enteró corrió a comprarle los mejores chocolates, el osos más grande y las flores más hermosas, y cuando llego a su casa, se la encontró abrazando a otro chico. Decepcionado y más furioso que antes volvió a sus andanzas y esta vez hizo el peor de los líos. La engaño con la amiga de ella. Esta vez su novia fué a hablarle directamente, y el le dijo que la vió con otro y por eso se vengó. Ella horrorizada le explico que, el día que la fué a buscar, estaba abrazando a su primo que encima era cuatro años menor pero que lógicamente no había visto porque estaba de espalda. De todas formas, él no le creyó, y ella tampoco lo perdonó.

Conclusión: pobre las amigas de nuestras amigas. Siempre son ejemplo de vida aunque raras veces tengan finales felices.

Comentarios

  1. Tienes tanta razón! Es inevitable que las amigas de nuestras amigas sean ejemplo de vida:P . Me ha encantado la entrada y obviamente el blog. Te felicito corazón♥

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la historia, me llamo mucho la atención al igual que la forma en como la contas. Estuvo genial. Un beso enorme me encanta tu blog! (:

    ResponderEliminar
  3. Uh qué lio! Espero que se arregle todo!
    Hermoso el Blog!

    ResponderEliminar
  4. Pobrecillos pero cuando las pasiones se desatan lo hacen en todos los sentidos. Cuándo se ama mucho también se odia mucho y se sufre en proporción. Los sientos por ellos y sus amigos.
    Muy bonita entrada (y muy real)

    ResponderEliminar
  5. Que historia, madre en fin el amor tiene miles de complejidades y este es un ejemplo espero que vuelvan a estar juntos, pero que el no la haga estas cosas. Besos :)

    ResponderEliminar
  6. A una amiga de una amiga le paso lo mismooooo ;) , excelente como siempre!!!!

    ResponderEliminar
  7. vengo de visita y te deseo feliz semana
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  8. Yo soy una la amiga de una amiga, ami me pasan cosas iguales, somos un ejemplo!! :// Linda entrada

    ResponderEliminar
  9. wooh!me a encantado jaja
    espero que todo acabe bien
    un beso
    http://littlelii.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Muy bella la historia, felicidades!
    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  11. En mi lugar yo no se si lo perdonaría, lo tendría que amar MUCHÍSIMO, creo que por más enojado que este no tendría que haber hecho eso, primero porque el fue el que metió la pata al principio cuando tomo y no fue consciente de sus actos, y después porque no la podes hacer cornuda con la amiga de tu novia, tendría que haberle explicado lo que paso esa noche que tomo y luego pedirle explicaciones de lo que el vio . También estuvo mal de parte de la amiga de la chica porque si supuestamente era la amiga no hubiese echo eso !

    ResponderEliminar
  12. Que bronca! Por eso no tenemos que guiarnos por lo que vemos o pensamos, ni hacernos la cabeza sin tener pruebas concretas. Leo siempre tu blog, sos lo más. Ahh y tengo una duda, si podrias decirme como se hace la barra lateral inmovil, porque hace meses busco y no logro encontrarlo :( besos linda !

    ResponderEliminar
  13. Posta que si, las amigas de nuestras amigas son un ejemplo de vida. Que bronca el pibito che! La verdad, tus historias son las mejores. Me sorprendes cada vez más!
    Pasate por mi blog :)
    http://www.loveandpeacebaby.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  14. Y conclusion, las amigas de nuestras amigas, tienen más problemas que una telenovela de Pol-ka.
    Pero eso si, siempre se puede sacar buenas historias y moralejas de sus pobres desgracias y fortunas.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  15. Gente, soy nueva en esto! me gustaria que pasen y comenten!!!
    Mil Gracias!
    Y este blog, es g e n i a l.
    Vale aclararlo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.