Ir al contenido principal

Día 211

Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Y esa es la cuestión. Por momentos, es el ser más especial que halla habitado en este mundo el único, el más encantador, todo un príncipe azul, y de repente, es lo más despreciable, desagradable, y deshonesto que halla conocido. Lo amo pero a la vez lo quiero matar, y no es un típico dilema que cualquier ser humano, y con sentimientos, tendría. Se que no lo hace apropósito, se que me quiere, me valora y me respeta, pero no se cuando lo hace de corazón y cuando por conveniencia. Y las noches se hacen eternas cuándo espero un te quiero de alguien como él, que no le importo demasiado, pero cuando me ama no hay otra cosa que decir. Me ama y ya y no me quedan dudas. Con mis errores y todo lo demás. Pero estar a su lado implica una lucha constante entre lo que es querer y lo que es odiar. Es amarlo a pesar de todo y sin embargo, es morir en el intento.

Comentarios

  1. hola.. mira yo creeo que tenes que ver mas alla de lo que puedas ver.. es seguir a tu corazon y sentir lo que el siente... y asi veras si todo lo bueno y malo de el ... es en verdad el amor deseado por vos...

    un beso y cuidate... suertee

    HEVUELTO

    ResponderEliminar
  2. precioso... yo también siento eso tantas veces...

    saludos desde España!

    ResponderEliminar
  3. hola!, creo qme siento más identificada que nunca... como siempre precioso texto!!;)
    bsts!!

    ResponderEliminar
  4. Un sentimiento universal, me encanto. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo tanto, ves todo lo malo y lo bueno de él y eso esta bien !
    Saludos :)

    www.juustwannabeme.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJA Que complicado es el amor ¿Eh? Pero aún asi, es el arma más poderosa, si lo queres de verdad estarás siempre a su lado aunque como vos dice muera en el intento.
    Besos linda♥!

    ResponderEliminar
  7. No se que decir... es como estar divida entre lo bueno y lo malo..
    Y lo peor es que (al menos yo) una partesita de mi me dice "El cariño lo hará cambiar... " pero creo que mas bien... una parte de amar, es amar a esa persona tanto por sus cualidades como defectos....
    Besos..
    Texto hermoso
    saludos
    Gisela.

    ResponderEliminar
  8. A veces debemos pensar si el problema es suyo o si es nuestro. Si es cierto que no nos quiere, por más que lo amemos, quizás debemos elegirnos a nosotros mismos y seguir nuestro camino en busca de alguien que sí nos merece. Cuesta, es cierto, pero no es imposible.
    Besos agridulces♥

    ResponderEliminar
  9. El amor es asi, mas complicado que yo que se...

    ResponderEliminar
  10. Es muy bueno, pero creo que deberias pensar mas en ti...
    Un beso!
    Kandy!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta... Y además, tan cierto como siempre.
    Muchos besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  12. pero al final si...o...no....
    tu procura decir siempre si y al final será lo que tú digas ....SIIIIIIIII.
    un beso y una flor para el siiiiiiiiiiiiiiiiiii
    Marina

    ResponderEliminar
  13. LOVE LOVE LOVE your blog!

    Come join in on our GIVEAWAY & WIN!

    Look forward to seeing you soon :)

    Much love,

    www.aliciakarastyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Hombresss!!! Luego dicen que somos nosotras las dificiles, con lo sencillo que es demostrar los sentimientos y sacar sonrisas.
    Te entiendo muy bien.
    Un besotee y animo con la lucha!!!

    ResponderEliminar
  15. estoi de acuerdo con el comment de melodias agridulces,muchas veces o mas bien siempre el problema esta en nosotras mismas no en la otra persona,es cuestion de meditarlo,quien te quiere de vdd solo te dara dulces momentos i no tristezas,me ha pasado varias ocasiones algo asi,i se q es mucha la necesidad de sentirnos amadas q muchas veces soportamos cosas q no merecemos,i lo mejor seria buscar nuestro propio camino,elegir estar bien,no conformarnos i ser felices....besos!

    ResponderEliminar
  16. Es la cara y la cruz de la moneda...

    Muaks.

    ResponderEliminar
  17. jejejejej que complicado mejor amalo no mas no lo quieras matar :)

    ResponderEliminar
  18. Es lo que debes elegir. Morir intentándolo o vivir y superarlo... Un besazo!

    ResponderEliminar
  19. me encanta. me siento super identificada con esto, en serio. Es de esas veces que te vuelven bipolar -.-

    saludos de la chica de los chicles!(:
    http://sonrisasfragilesdecristal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  20. Me encantó. Lo leí y me sentí algo identificada con eso. Sobre la última frase, no, no es bueno morir en el intento -mi opinión- Sería superarlo y olvidar.
    Besos-

    ResponderEliminar
  21. Hay escritos que me encantan, por ejemplo, éste. Te espero en mi blog http://goodpaygoodfoodgoodfriends.blogspot.com/ saludos!

    ResponderEliminar
  22. Si, pero eso es parte de las historias de amor. no?

    ResponderEliminar
  23. mmmm no soy buena para inventar frases pero creo que esta en momentos de confusión y tristeza me salió bien, crees?

    ¡La vida es muy corta como para corregir errores, amar a la persona equivocada y tratar de ser lo que no se es!

    ¿Es el mismo chico de la entrada siguiente? Tuviste una respuesta que no estabas buscando

    ResponderEliminar
  24. Una de tus mejores. Me identifico muuucho!

    ResponderEliminar
  25. Me identifico mucho con este texto...
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.