Ir al contenido principal

Día 225

De vez en cuando me gusta jugar a la psicóloga con la gente, y esta vez lo voy hacer con una persona en particular. Un desconocido para mi (vos sabes que sos vos de quién voy hablar) y todo lo que voy a decir a continuación espero acertar o aunque sea estar a unos milímetros de acierto. Y si no, bueno... Vos querías que hable de vos, así que en parte es más inventado que otra cosa, pero sin más preámbulos voy a empezar con la sesión.

¿Vale aclarar que esto es solo una entrada? O sea, como amiga, no malinterpreten.

Partiendo de que sos una persona buena onda (+9), lo que tenes justamente de buena onda, lo tenes de insoportable, insoportablemente insistente (-4) pero también puede ser considerado como perseverante (+5). Otras características tuyas podrían ser la ternura (+9), y dulzura (+8), pero también muy arrogante (-6), algo atrevido (-2) pero respetuoso (+6). Tenés una gran facilidad para sacar una sonrisa a los demás (+10), incluso podes enamorar a cualquier chica con un buen cumplido (+9). (Sí, yo también caí). Sos una persona que le importa mucho sus cosas personas, ya sean amigos, familia, relaciones amorosas (+7), pero te volvés confianzudo rápidamente, cosa que ya sabrás que eso resta algo de puntos inevitablemente (-4). Físicamente (por fotos) sos lindo (+8) y tenés una radiante sonrisa (+10). Demás está decir que debes ser una persona muy agradable con la que se puede pasar un buen rato (+8), incluso entablar una interesante conversación que dure por algunas horas (+10). Te gusta leer (+10), y escribir (+11) aunque lo hallas dejado por un tiempo que yo sepa. Disfrutas de escuchar buena música (+7), salir a la calle para conocer nuevos lugares (+8) y gente (+8) aunque a mi gusto eso no me caiga tan bien (-3). Y ya que, si voy a dar mi opinión, sos algo mujeriego (-6), algo agrandado (-2), algo Don Juan (-10), y me parece, sólo me parece, que te cuesta un poco comprometerte para estar en una relación con una sola mujer (-7). No voy hablar de fidelidad, porque creo que en eso andamos bien (entre +8 y +9) y aparte no te conozco desde el vamos. Ya lo sabés...

En total, tenés un promedio de diecinueve cosas buenas (+142 puntos) y nueve cosas malas (-44 puntos), eso nos dá un total de %98 (sobre %100) de lo buena persona que sos en tu vida. Pero yendo al grano, los números no me alcanzan para decirte lo que realmente pienso y que no creo equivocarme nunca: seguro que sos una buenísima persona, seguro que sos muy agradable y seguro que me caería super bien conocerte un día para hablar de lo que sea y para saber quién sos de verdad. Y espero que también seas bueno con las matemáticas porque capaz que me equivoque en algún resultado, y yo si que soy patética para las cuentas. Espero que te halla gustado mi entrada dedicada a vos.

Comentarios

  1. JAJAJA que curiosa y original entrada, me alegro de que te sumase positivo, yo soy mala en los numeros y puede que en el amor tambien. Tengo curiosidad en saber si esa persona a la que amas leera esta entrada tuya. Creo que cuando amamos a alguien siempre pesan mas las cosas buenas que las malas.
    Bueno besos y me encanto :)

    ResponderEliminar
  2. Que ingeniosa entrada, me encanto! Escribes hermoso!

    ResponderEliminar
  3. Es lindo saber que yo soy ese "Juan Ignacio" es bueno que una persona por primera vez haya tomado nota sobre mis defectos, los tanto que tengo, y que no hayan sido mis padres en esta ocasión. Si, soy PAJERO lo admito, pero se que eso me jugó en contra muchas veces, es por eso que mi relación actual, la intento sostener y sobrellevar de la mejor manera posible, basicamente... Hago lo que puedo.
    Como ya te dije, acertaste bastante en general, lo de insoportable, lo reconozco y lo tomo como defecto a su vez, como los celos. Ser celoso es mi mayor defecto, eso es cierto, pero soy lo que soy, y a esta altura de mi vida dejo que la gente intente adaptarse a mi forma de ser, y que me banque quien quiera hacerlo.
    Lo de agrandado no me cierra demasiado, pero ya vez... es tu opinión, y la acepto, la tomo, y la digiero como puedo.
    Gracias de verdad, por tomarte un ratito en escribir esto, que realmente pensé que jamás iba a llegar, es la primera vez que me pasa así que es más interesante aún. Seguramente haga lo mismo con vos, claro... si es que no te molesta...

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJA, muy buena♥
    En realidad fue tan extraño leer este texto pero me gusto. Jamás se me ocurriría hacer una test de esos a una persona pero es muy buena idea.
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  5. Estaa Locaa tu entrada pero sin mas q decir Me encanta :D

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu blog, creo que vos fuiste mi inspiracion para hacerme uno, aunque no creo que llegue a ser igual. GENIA

    ResponderEliminar
  7. Me encantó :)

    cuidate
    xo, popcorn.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena, interesante esta entrada! xD

    ResponderEliminar
  9. Me gusto mucho la entrada*-*
    Pasate por mi blog:
    http://ositohugs.blogspot.com.es/

    Un besazo*

    ResponderEliminar
  10. exelente entrada y quisiera meterme en esa relacion
    Juan Ignacio deberias de hacerlo se tomo el tiempo y
    las palabras para hacerlo esta re-lindo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.