Ir al contenido principal

Día 226

Hubo una vez en que dos personas tan opuestas cómo el Norte y el Sur, hasta cómo el agua y el aceite, se cruzaron, se gustaron, se enamoraron. Eran dos desconocidos, y sin querer queriendo se dejaron llevar perdidamente el uno por el otro. Todo empezó con uno de esos mensajes que nunca espero que ella leyera: Sos mi escritora favorita, quería que lo sepas. Y ella le respondió con un cortante Gracias que jamás imagino lo que conllevaría una simple palabra como esa. Un click inesperado. Demás está aclarar que lo suyo no era el tipo de amor que se ve en la vida real. No. Más bien, lo suyo era pasión y lo prohibido de todo ese rollo, los atraía de una forma tan poderosa que no había razón superior que les negara ese deseo de pasar el resto de sus vidas juntos. Y ahora que sabían de la existencia del otro, querían que sus vidas empezara ya. Pero como todo amor clandestino, estaban destinados a vivir y a recrear ese fugaz amor separados. ¿Porqué no? Pensaban. Porque no. Porque ambos ya tenían sus pretendientes, y para rematar a la tragedia, la distancia los separaba a pasos agigantados. La realidad es que el destino ya estaba escrito, la suerte echada, y las esperanzas desechadas. Jamás sentirían una caricia sobre la mejilla ni mucho menos un beso breve pero sincero, y la vida ya había predeterminado que no podrían verse jamás cara a cara y que debían continuar con sus vidas de forma paralela, en pocas palabras, cada uno por la suya. Les gustase o no, esto no era la luna de Valencia.

Amanecí pensando en esto. ¿Qué loco no? Cómo sí cosas como estas pasaran todos los días, cómo si chismes como estos se contaran en cualquier peluquería, cómo si historias como estas se vieran a la vuelta de cualquier esquina.

Comentarios

  1. Loco y no tan loco porque suele pasar . Y pasa mucho. Me paso..... *ejem* . Te mando abrazos chica de 'tumeencantas' !

    ResponderEliminar
  2. No te habrás dormido pensando en algo parecido?... Me encanta tu blog es hermoso :D

    ResponderEliminar
  3. Me encanto, me encanto, me en... boe no hace falta decirlo una tercera vez. Super identificado, y el texto en si fue perfecto en todos sus sentidos. Gracias x ser una gran inspiración, por apasionarme tanto...
    Te Quiere Muchísimo...

    - Juan - :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que entiendo lo que escribiste, a mi me pasa exactamente lo mismo. Espero sentada cosas que no van a pasar, espero en mi cuarto fumando un cigarro que el timbre suene y al salir esté allí bajo la lluvia esperándome, diciendo que dejemos todo para estar juntos. Porque cada uno tiene su vida echa, pero se que eso no va a pasar y él sabe que eso nunca va a suceder. Gracias por compartir esto y no sentirme sola en el mundo.

    ResponderEliminar
  5. Suele suceder que personas totalmente contrarias se aman, tan lejos pero tan cerca suelen decir. Yo creo que la distancia mas grande que se pone son las que ponen ellos mismos al no querer luchar...
    Maravilla de texto, me dejo pensando...

    ResponderEliminar
  6. aww es un texto muy lindo! me gustaria tanto tener una historia asi, en realidad me gustaria tener alguien que me quiera pero bueno me voy por las ramas
    excelente blog!
    te sigo linda! un beso

    ResponderEliminar
  7. De loco para nada... el destino marca con quien te cruzas y que sentimientos experimentaras en ese cruce.. todo esta marcado y es una historia muy real...
    Un beso enorme
    Belen.-

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu blog, te sigo, y te invito a pasarte por el mío :)

    ResponderEliminar
  9. Muuy muy buen texto. Me encanta. Puede que historias así pasen, y consigan verse, hoy en día el Metro llega a todos lados:)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. me encanto! es increible como dos personas completamente opuestas puede llegar a formar una sola.

    ResponderEliminar
  11. Creo que es una de las cosas mas dificiles de llevar. Enamorarte perdidamente de alguien lejano a ti. Que tan solo podeis hablar atraves de una pantalla. No sé la verdad, es que es una situacion dificil y dura de llevar.
    Y me siento identificada con tu entrada...
    Un beso corazón!

    ResponderEliminar
  12. A la vuelta de cualquier esquina no.. pero en mi vida si

    ResponderEliminar
  13. Amar a alguien q no puedes tener a thu lado es muy dificil pero mientras ellos se amen no importa la distanncia ni Otras personas q no los kieren ver juntos MIENTRAS se kieran podran luchar y hacer loq sea x estar juntos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.