Ir al contenido principal

Día 240

Amo a mi familia, amo a mis amigos, amo a mi novio, amo mi trabajo, amo mis estudios, amo mi vida. Pero paraaaaaaaaa. Lo único que te faltaría decir es que amas al gato de tu vecina y al barrendero de las 7.00 AM y tenés el combo completo. No puede ser que sea todo tan perfecto, o sos re careta o te fumas algo importante antes de levantarte. No se. Simplemente no te creo, y no me entra en la cabeza que todo sea paz y amor para vos. Algo te tiene que molestar, algo te tiene que sacar de quicio, algo tiene que andar mal, todos tenemos algo que nos altera aunque sea un poquito. ¿Sabías? Uno la puede pilotear en algunas cosas, pero ya decir todos los santos días de tu vida que estas bien... Es raro. Aparte, hay que tener un equilibrio, sino, el día que algo no te salga bien se te va venir el mundo abajo y te vas a querer pegar un tiro. Yo digo: Basta del mundo que dice "Todo bien", y pidamos más por un mundo que admita "Hoy no estoy tan bien". Aprendamos a ser sinceros y saquemos los filtros de por medio, y las caretas también.

Comentarios

  1. La mayoría de las personas que te preguntan cómo estás lo hacen más por cumplir o decir algo que otra cosa, no desean escuchar un estoy mal ni que les cuentes tu vida, y quizá tu no quieras ir contandole a cualquiera como te sientes o que es lo que te va mal en la vida, tal vez no te guste hablar de tus sentimientos. También puede que no desees preocupar a las personas que se encuentran a tu alrededor con tus problemas y prefieras guardartelos para ti. En fin, que detras de un "estoy bien" falso pueden esconderse muchas cosas y puede que en muchas situaciones ese estoy bien sea lo mejor que puedas decir.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo, veo muchas personas que todo parece ser "perfecto" pero es evidente que no, no puede ser todo paz y amor, en algun momento algo les va a molestar no ? Necesitamos que la gente admita aunque sea una vez que no esta bien. Un beso enorme, tus entradas son geniales :)

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo! Todos tenemos nuestros días malos y no pasa nada por admitirlo; nadie va a ser mejor por decir que está bien ni va a ser peor por decir que está mal.
    Un besito y me encantan los diseños de tu blog :D

    ResponderEliminar
  4. Una pregunta,

    ¿Que es careta?

    :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Careta es referido a la falsedad, a la hipocresía, a las mentiritas escondidas en si..

      Eliminar
  5. Pues sí. Porque "It's Ok not to be ok"
    TIREMOS LAS CARETAS A LA BASURA. O que las barra el barrendero de las 7.00 AM jajajajaja:)
    Muy lindo el blog ;)

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo, las cosas nunca están así del todo todo TODO bien, pero eso es bueno, nos recuerda que todo esto es real. Hay que aprender a sincerarnos no sólo con los demás, sino con nosotros mismos :3
    Me encantó (Y)
    Un besote de chocolate
    AleUh ♥

    ResponderEliminar
  7. JAJAJA que genia, todos aman todo (?

    ResponderEliminar
  8. La verdad que en relación a lo que decís, tenes mucha razón, siempre preferimos decir que esta todo bien antes de explicar que nos pasa, lo sé, y muchas veces me siento culpable por reaccionar así, pero también me pasa que no quiero molestar a la otra persona, convirtiendo mis problemas personales, en sus problemas, por el simple hecho de contarlos. Simplemente es mi opinión.
    http://addictions-that-destroy.blogspot.com.ar/
    Te espero ; Abby ♥

    ResponderEliminar
  9. Mucha gente miente para creer que puede llegar a estar asi, da pena eso!

    ResponderEliminar
  10. Es por eso que me gustan tus textos, porque son realistas y nunca andas pretendiendo decirle a la gente lo que quiere escuchar.
    Hermoso tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque a veces la sinceridad se me va un poquito de las manos, gracias :)

      Eliminar
  11. Es cierto, no todo puede estar tan perfecto siempre, algo tiene que andar mal es otra cosa que anden muchas cosas mal pero que le veas buena cara pero no mentirte a ti misma con la vida perfecta porque no la hay :/

    ResponderEliminar
  12. Toda la razón, hay gente que vive en un mundo de color de rosa en el que nunca ha entrado nada demasiado malo, el día que les pase algo se pegarán un tiro o algo u.u
    Bueno, me encanta el cambio que ha dado tu blog, la verdad es que yo también quiero cambiar el mío. Un placer volver a pasarme por aquí :3
    Te espero por mi blog, un beso enorme <3

    ResponderEliminar
  13. Holaa!
    haber sinceramente, yo no lo veo asi.
    Porque tienes que contar tus problemas o admitir que no estas tan bien a personas que solo te preguntan por cotillear? que se quiten ellos tambien las caretas de amigos y que aprendan a serlo.
    Tambien pienso que no hay que ser tan radical, hay gente que no le gusta que la vean mal, y otros que les gusta ir de victimas y dando pena para llamar la atencion. Cada uno sabra lo que hace y si quiere o no compartir sus buenos o malos momentos, pero hay que respetarlo.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Hola! Acabo de descubrir tu blog, y la verdad es muy curioso. Me gustan tus reflexiones ;)y desde ya te sigo!

    Te invito a visitar mi blog, y si te gusta me puedes seguir tu también ;)
    Un besito guapa.

    www.cmgvb.com
    www.cmgvb.com

    ResponderEliminar
  15. Ni ellos mismo se la creen. Es mejor inventarte una historia que vivir la tuya real, mejor que explicar por qué estas mal, mejor que la verdad para algunos...

    ResponderEliminar
  16. Total y contundentemente de acuerto con vos. Esos "Estoy bien, amo al mundo, flores, arcoiris y pajaritos" son bastantes irreales...
    De vez en cuando, tambien esta bien decir "hoy no estoy bien, no me gusta el mundo, odio a tal..."
    ¡No se repriman!
    Un beso y excelente, preciosa entrada :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.