Ir al contenido principal

Día 251

Yo también soy de las personas que le cuestionan a Dios porque se lleva a los débiles, a los buenos, a los generosos, a los valientes. Porque deja que los niños mueran de hambre o de enfermedades que ni siquiera deberían existir, ni tampoco comprendo que clase de justicia maneja Dios si deja que una madre a punto de dar a luz muera de un balazo o un pobre tipo que llega de trabajar, le roben su sueldo y muera de un balazo en la cien. Me cuestiono, como muchos, por el simple hecho de que no sufren únicamente los que están en terapia intensiva, en estado vegetativo o con enfermedades terminales, sino también todos los que están a su alrededor. Pero me parece que hay un límite para bombardear al pobre de Dios con nuestras supuestas injusticias cuándo somos nosotros mismos los primeros en ejercerlas. Esto no es un trámite ni tampoco se trata de llenar un libro de firmas para ver a quien escucha primero. Dios no tiene libro de quejas, sino, un libro de respuestas y en todo caso, Él nos escucha a todos. Pero nosotros no lo escuchamos a Él. Será porque siempre tenemos algo que hacer, algo en que pensar, o sencillamente, nos disponemos a descansar, pero obviamente hasta no hacer nada implica hacer algo. Ahora, cuándo llegan las malas noticias por el medio que sea, ahí llamamos a Dios. Y a todo esto... ¿Dios también tendrá alguna queja?

Comentarios

  1. No entiendo, ¿por qué según tú es injusto? Dios es lo más justo que existe, pero nadie entiende su justicia. Sí, el nos escucha, pero nosotros no nos callamos lo suficiente para poder escucharle realmente a él.
    LINDO BLOG :)
    Atte: Francisca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que quería decir. Que Dios es lo más justo que hay pero que nadie la entiende.

      Eliminar
  2. La verdad es que yo no creo en Dios..pero bueno

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola hola! Resulta que me encontré con tu blog y me ha encantado *•* (por cierto, tienes una seguidora más). No he tenido mucho tiempo de leerlo pero prometo que lo haré desde que consiga un huequito. Bueno, y ahora me presento: Soy C. Joule como mi nuevo yo, y como mi nuevo yo quiere decir que no soy nueva en este mundillo pero sí que tengo un nuevo blog esperando a que alguna personilla como tú deje su huella en él (espero que no suene demasiado desesperado y publicista, ya que solo intento ganar alguna opinión y crítica, todo el mundo sabe que un blog se alimenta de comentarios) y bueno, aquí te dejo la dirección por si al menos te ha sonado buena la propuesta http://cosquillasenfinesdesemana.blogspot.com.es/
    Besos volados de un pequeño pájaro de Julio; espero verte !

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo, muchas enfermedades no deberían de existir pero El sabe porque existen no?
    El es tan justo como perfecto y si nosotros lo ignoramos el lo sabe todo..
    Buena entrada (Y)

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón, estoy de acuerdo en esto:)
    ¿Te importaría echarle un vistazo a mi blog?;)
    http://miutopiainalcanzable.blogspot.com
    Gracias y nos leemos!^^

    ResponderEliminar
  6. Creo que es un tema bastante difícil, pues se basa en fe, muy buen texto:3

    ResponderEliminar
  7. Es un tema complicado de tratar, pues hablas de algo sagrado, pero en cierto modo Dios es justo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo. El ser humano es el culpable casi siempre de que los niños mueran de hambre. Donde existe el dinero existe la pobreza...Genial texto! un beso

    ResponderEliminar
  9. Mil gracias por haberte pasado ! De verdad me ha alegrado muchísimo ^^ la verdad es que el otro blog va a seguir en pie, pero todavía no. Resulta que yo estoy en ballet, y trata sobre mi vida y todas mis amigas, que somos un pequeño grupo de alocadas con mil historias que contar. Pero borré todo lo que tenía para renovarlo. Desde ya lo intentaré arreglar para si voy aumentando en seguidores no me pase jajajaj Muchas gracias de verdad. ¿Tienes tuenti? Por si antes de que respondas es un sí, ahora mismo el que tengo para los blogs y eso es: Esperando la Respuesta. Gracias de nuevo ! Has llegado muy muy lejos _:)

    ResponderEliminar
  10. Me encanta tu blog es hermoso....es perfecto. Mira http://antesalejayya.blogspot.com/ me encararía que compartieras mi blog o te hicieras parte de este, realmente quiero llegar a los 1000 seguidores :$ Y se que me podrías ayudar mucho, espero me ayudes.

    PD: te lo agradecería siempre.

    ResponderEliminar
  11. Coincido con vos totalmente. Mucha gente critica sin saber, pero yo que fui a un colegio catolico y estoy informada puedo asegurar que Dios es muy justo. Dios nos dio libertad en este mundo para que hagamos lo que se nos cante, asique si el mundo esta como esta no es mas que culpa nuestra, no hay que negarlo, lo que pasa es que siempre es mejor echarle la culpa a alguien y me uno entre esta gente ya que mas de una vez le eche la culpa a Dios de las desgracias. Te doy la razon completamente. Me encanto tu blog, me encanta lo que escribis :) Muchisima suerte, si tenes algun tiempo para llegarte por el mio http://yoteamocomosos.blogspot.com hacelo, gracias:)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.