Ir al contenido principal

Día 277

No creí que este día llegaría, hasta incluso, estaba segura que nunca lo iba ni a pensar. Pero llego. Y ya es tiempo de empacar, de guardar los sentimientos que quedaron estancados, de guardar las palabras que nunca se dijeron y los silencios que olvidamos mencionar. También hay que guardar los "te quiero" que cambiamos por una discusión, y todo lo que no se dio será para alguien más, de todas formas, el tiempo no tiene marcha atrás. No perdona ni da una segunda oportunidad. Aquellas mariposas que un día revoloteaban entre nosotros, ahora se esfumaron, se ahogaron o se envenenaron, pero ya no están. Así que, estar por estar, seguir por seguir, luchar por luchar, es una perdida de tiempo. Esto no va para más. Y yo me quiero ir. Si estas bien, si estas mal, si me querés o si no me extrañas, absolutamente todo me da igual. No me importas. Perdón si cada día me cuesta más disimular el fastidio que me da estar con vos, tener que escucharte, reprocharte y vivir enojada con vos, con la vida, con todo. Creí que era una crisis mas de nuestra larga lista, pero no. Llego el día en que debemos despegarnos del término "nosotros", porque no se vos, pero para mi, el nosotros ya se partió en dos. Admitámoslo, vos nunca vas a pagar el precio que valieron todas mis lagrimas y noches de desvelo. Lo siento, pero ya no te amo.

Comentarios

  1. WOW!!! Me identifique tanto! :(
    Escribes excelente!!♥

    ResponderEliminar
  2. Que intenso, pero es lo mejor, una decisión muy madura que no muchos saben dar, el estar en una relación por costumbre es lo peor :/ espero que todo vaya mejor <3

    ResponderEliminar
  3. Es incréible, pero leer esto me sirvió para replantearme tantas cosas, se siente palpable el sentimiento en cada palabra, excelente! Suerte en todo~

    ResponderEliminar
  4. Me identifique de cierta forma, con mi novio estamos pasando por una especie de crisis, de entre las tantas qe tenemos. Ya no siento lo mismo y el esta cansado. Pero decidirse siempre es bueno y aveces es lo mejor que uno puede hacer.

    ResponderEliminar
  5. Me senti identificada por algo que me pasó hace tieempo!
    besos

    ResponderEliminar
  6. una entrada muy bonita ..si has tomado esa decision sera por algo i adelnate.

    ResponderEliminar
  7. Solo decir una cosa puf, hace poco me paso igual, la misma sensación ese vacio y esa paz a la vez, butal

    ResponderEliminar
  8. Si, es lo mejor, has hecho lo correcto. Te lo digo por experiencia. Disfruta y vive!!

    ResponderEliminar
  9. uooo!!*_* escribes geniaal:)
    de verdad, genial entradaa!!
    te invito a k te pases por mi blog:)
    te sigo, me siguees??
    xx
    http://elmeucrepuscle13.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. uff, hace cuanto no te leia, hermosas palabras como siempre n.n
    beso

    ResponderEliminar
  11. PERO POR QUÉ CARAJO SIEMPRE ESCRIBIS COSAS TAN HERMOSAS!? bueno nada, me encantó

    ResponderEliminar
  12. Una decisión que lo cambiará todo. Escribes bello.

    ResponderEliminar
  13. claramente me sentí identificadisima con lo que escribiste, y aunque cueste admitirlo hay que dejar afuera de nuestra vida lo que nos hace mal,me encanta como escribís sinceramente, sos una grosa :) viky

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.