Ir al contenido principal

Día 283

Imagínate, dos personas extraviadas en la nada misma, arrastrando toda su soledad, sus problemas, sus lágrimas sin consuelo, sus pocas ganas de querer seguir viviendo. Imagínate, dos personas que vienen en direcciones contrarias, y se sientan al borde de un abismo profundo a descansar un poco el alma y el corazón partido. Imagínate, dos personas que ya habían perdido las esperanzas, las ilusiones y las ganas de volver a soñar, todo por culpa de sus orgullos y rencores, sus experiencias fallidas, y los golpes de la vida que nunca pudieron sanar. Imagínate, dos personas que están a un par de centímetros de distancia nomas y en un abrir y cerrar de ojos, sus miradas se cruzan, se iluminan, se enamoran. Imagínate, como dos personas que nunca en su vida esperaron encontrarse ni mucho menos conocerse, se quisieron tanto que antes de acabar con sus vidas, prefirieron volver a empezar.

Comentarios

  1. que bella entrada, me encanto la historia, hicieron bien en querer empezar de nuevo y no querer rendirse, me gusto mucho besazos ;)

    ResponderEliminar
  2. que Hermoso escribes, me encanta ... esa manera de expresarte. Y das como un buen motivo para que nunca nos rindamos :D Genial

    ResponderEliminar
  3. Que preciosa entrada :O Me he enamorado de como escribes¡ Pasate por http://tequieroynopoco.blogspot.com.es/ Espero que te guste :D

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo, me gustaria que pases por el mio... soy nueva

    ResponderEliminar
  5. Me gustó.
    Me sentí medio tocado, pero eso debe ser solo un presentimiento, o algo personal conmigo mismo o con vos. No lo sé. ¡Vamos qué esa mente no se se seque! ¡Aún te queda mucho por escribir! ¡Qué no decaiga!
    Besos, hermosa! (:

    ResponderEliminar
  6. Espero poder encontrar ese tipo de amor, el cual no tienes idea de que llegara algun dia, tu forma de escribir me ha llegado al corazon.

    ResponderEliminar
  7. buena eleccion empezar una nueva vida...buena semana para vos!

    ResponderEliminar
  8. Holaa!!
    Que bonita entrada, y lo mejor de todo es que esas cosas pasan gracias a dios, y nos cambian la vida.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Que hermoso. Volver a empezar...creo que eso es lo que les haría falta a muchas personas. Es una hermosa entrada, me encanta! Millones de besos chica Tumeencantas!

    ResponderEliminar
  10. Bellisima entrada.
    Beso enorme

    ResponderEliminar
  11. de donde sacas fotos tan originales? me encanto la entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general son de weheartit.com
      Ahi podes encontrarlas por palabras claves.

      Suerte y gracias por el comentario!

      Eliminar
  12. Precioso. Me vendría bien algo así ;)
    Todos queremos un amor de película que nos mate la tristeza para siempre

    ResponderEliminar
  13. Y después dicen que no se puede vivir del amor. Cuando uno es amado y ama a alguien más, todo lo demás parece mucho más fácil.
    xoxo

    ResponderEliminar
  14. Que lindo texto!!!
    Estoy segura que hay muchas personas en la vida real con esas características, buscado su mitad!!!

    ResponderEliminar
  15. Qué bonita entrada :D Me ha encantado ^_^

    ResponderEliminar
  16. buah, me ha encantado muchisimo ! me ha parecedio un texto que aunque no tiene un final sorprendente tiene la medida de longitud justa para hacerlo interesante y te enseña como se sienten los personaje, haciendolos cercanos e incluso reconocibles.
    PASATE POR MI BLOG :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.