Ir al contenido principal

Día 291

Ya me tenés harta. Que hoy si, que hoy no, que te quiero, que te odio, que es blanco, que es negro, que te mando mensaje, que no tengo más crédito, que te extraño, que no te veo, que en una semana, que en un mes, que el chocolate, que la flor, que los abrazos, que no se entere nadie, que prometo, que no cumplo, que te juro, que me hago el desentendido, que te soñé, que no recuerdo el sueño, que mi mamá, que mi hermano, que tu vecino de la esquina, que hoy no me siento bien, que vivo en una nube de valencia, que tus problemas no son los míos, que hoy llueve, que mañana me muero de calor, que el estudio, que no tengo un peso, que para la próxima, y que nunca más. Y bien gracias. Yo no termino mas si sigo enumerando esta infinita lista, y vos seguís ahí como si nada pasara, cómo si yo no existiera, como si vos no estuvieras respirando en este planeta.

¡Tipo que matáte, ahogate, mudate, no sé, pero hacé algo!
...O al menos dame el gusto de rehacer mi vida sin vos.

Comentarios

  1. AASKLJ LA PURA VERDAD!

    ResponderEliminar
  2. hermoso texto, como siempre sos una genia escribiendo tus sentimientos, pásate por mi blog cuando quieras :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Holaa!
    Cuando quieres a alguien y encima esta indeciso contigo es malo, porque te lía a ti también, y debe de decidirse, pero alfinal vas a tener que decidir tu x los dos, y en este caso tiene que ser lo mejor para ti.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hay te entiendo porque me pasa exactamente lo mismo, pero si es para vos, va a cambiar, me encanto esta entrada, te espera un premio en mi blog besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola linda,
    hace mucho tiempo que no me paso por aquí pero siempre he sido una seguidora tuya y tu una seguidora mia. jajaja
    Desgraciadamente, tuve que cerrar mi antiguo blog, ahora llevo uno nuevo y espero que te guste también.

    Estamos en contacto ^^
    Un besazoooo!

    ResponderEliminar
  6. Así son todos un poquito de cal otra de arena, la madre que les pario, espero que tengas suerte y no se quede con las manos en los bolsillos y que actúe, besos ;)

    ResponderEliminar
  7. hey como diria un S.O.S no es suficiente... de nada sirvio que dijera hace algo. mi novi. es mud. a lo mas que dice es hola como estas y ¿el..? se quedo con las manos en los bolsillos hace mucho tiempo muyyyy cierto. lastima y despues no quiero reclamos PORQUE ES CASI SEGURO QUE PODRIA SER TARDE :D y por mas que intentes no podrias volver a encantarme otra vez...

    ResponderEliminar
  8. me encanta tu blog muy tuyo :D .... muy hermoso.
    Yo tambien le digo a ese alguien matate ahogate mudate pero ya no me enredes la cabeza... y al menos dame el gusto de rehacer mi vida y siiiiiiiiiii rehare mi vida jajaja :)
    con o sin tu permiso decir eso me desahoga se siente bien me canse de tus engaños y tus secretos asi perdete muy muy lejos porque yo no ire por ti e.... :P

    ResponderEliminar
  9. Taaan bien lo expresaste! fue como que lo sacaste de mi cabeza y lo escribiste. Las palabras justas

    ResponderEliminar
  10. Esto me hace sonar muy familiar a una frase de casi Angeles, igual, bonito n-n

    ResponderEliminar
  11. Bonito texto, claro que comprendo, todo.
    Saludos (:

    ResponderEliminar
  12. Que lindooooooo, hace mucho no me pasaba por acá pero cada vez que entro me sorprendes !! un beso grande mujercita

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.