Ir al contenido principal

Día 295

Un detalle es un algo que no dura en el tiempo, más que en la memoria de cada uno. Un detalle es fugaz como un destello en la noche oscura; es impredecible como una sonrisa espontánea; es alegría como un ramo de flores en un día cualquiera. Un detalle es como un mal necesario, debe ser oportuno pero no obligado. Un detalle es cualquier cosa que pueda decir algo, con tan sólo aparecer ante nuestras vidas. Un detalle es que una persona halla pensado en vos de antemano y te deje sorprendida como sucede en los trucos de magia. Un detalle es encontrar de entre mil maneras, la forma justa para llegar al corazón.

Y les diría que estoy saltando en una pata,
porque hoy..., hoy no se olvido de mi.

Comentarios

  1. Vivan los pequeños detalles, nada más lindo que eso :)

    ResponderEliminar
  2. Es taaan cierto!, hermosa entrada. saludos.

    ResponderEliminar
  3. Holaa!
    pues si...
    un detalle vale mas que mil palabras..
    un detalle es un gesto que nos sorprende y nos hace felices durante un instante...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. El detalle queda para siempre, aun nos olvidemos de los nombres.

    ResponderEliminar
  5. muy muy cierto asi como tambien mil televisores jamas podran dar un beso sincero... pues una caja boba no tiene corazon nunca lo tuvo y jamas lo tendra...

    el mundo de nunca jamas....... PETER PAN

    DILE NO A LOS PIRATAS :D MISS homero ?.

    ResponderEliminar
  6. Hace mucho que no comentaba una entrada remarcando cada linda y adecuada palabra que usas en ellas que las hacen tan perfectas y dulces para leer. Aunque no creo que te importe mucho pero sigo leyendo las entradas y me sorprende esa forma de escribir o decir las cosas que me dejan con ganas de más. Un abrazo a la chica de 'tumeencantas'.

    ResponderEliminar
  7. los detalles suelen ser pequeñas cositas que tiene un gran valor para uno:) muy buenas palabra, hermosa foto. Me encanto:)
    un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Los pequeños detalles son los que hacen GRANDES MOMENTOS, yo diría que a veces llegan a ser MOMENTOS PERFECTOS!
    Un beso :))

    ResponderEliminar
  9. Que vivan los detalles! Deberíamos imprimir esta entrada y pegarla por todos lados, a lo mejor así la gente comenzaría a tener más detalles y seríamos un poco más felices.

    ResponderEliminar
  10. Los detalles son fugaces pero en ellos está la clave de la felicidad. Detalles fugaces que provocan felicidad que permanece.

    ResponderEliminar
  11. your work is really great i love it. please check out mine when you have the chance.www.fashion-in-translation.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.