Ir al contenido principal

Día 307

Otra vez esas mariposas dando vuelta en mi. Van y vienen como si nada, suben a la cabeza y bajan al estómago una y mil veces. Me pregunto quién de los tres tienen la culpa, si ellas, si él o yo, o todos. Lo miro tantas veces como me sea posible y él no se queda atrás, parece que le gusta el juego de sostenerme la mirada tanto como a mi. Definitivamente tengo un karma con su nombre y juro que lo espero ansiosa, y cuando lo veo llegar mis nervios se ponen a flor de piel, pero yo insisto, necesito un insecticida que extermine estos síntomas de enamoramiento fugaz de una buena vez. Igual admito que me gusta estar así e imaginarme la vida en color de rosas y demás, pero tampoco la pavada. Ilusionarme una vez esta bien, dos veces ya es bastante, pero siempre no esta bueno. A parte estas historias son contadas de la misma forma siempre, como un deja-vu: Lo conozco, me enamoro, y no lo vuelvo a ver. Y lo que yo realmente necesito es que se quede por una vez sólo eso pido, una vez.

Comentarios

  1. El problema de la ilusión es cuando no es compartida. Me siento identificada con el texto. Un saludo grande!

    ResponderEliminar
  2. Lo sé, yo y mis tweets somos irresistibles! :$

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja, no sos vos el único Juan de la tierra ;)

      Igual te quiero.

      Eliminar
    2. Puedo ser el mejor Juan de ese grupo de Juanes con nombre completo, te lo aseguro. Soy como Arnold. En Argentina hay gente así cada un millón! ¿Te lo vas a perder? ;)

      Eliminar
    3. Vos sos un Juan como pocos, pero aún así, estoy hablando de otro más. Igual, capaz que me equivoque y vos seguís siendo el indicado, quién sabe!

      Eliminar
  3. Lo se, me pasa muy seguido xp, suele pasar que me ilusiono (eso creo que son las mariposas) y después chau chau, adiós :p. Me gusto mucho el texto, me sentí identificada. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Vaya entrada, que bien escribes! Y te entiendo... alguna vez a pasado con alguien, hasta que un día te sorprenda y te salude :)
    un besoo

    ResponderEliminar
  5. suele suceder jaja
    saludos desde México ;)

    ResponderEliminar
  6. Pasa constantantemente jajajaja
    besiitos

    ResponderEliminar
  7. Me gusto volver a leerte aun recuerdo que una vez me enamore de verdad y sentia esas mismas mariposas en el estomago era amoor.
    es como si la amase con todo mi corazon con cada parte como si ella fuera mi principio y mi final .ella es todo lo que quiero en la vida solo ella.

    ResponderEliminar
  8. amar amar es la gran pregunta de todos. si en verdad estas enamorada lucha por lo quieres no seas como muchos que solo se quedan en un blog .lucha intenta pelea muerde por lo que quieres, demuestrale dile que lo quieres intenta al fin que puedes perder, pero recuerda sabras si esa personita siente lo mismo por ti y si vale la pena . sabes yo te leo y te conozco algo .lucha por ese amor y no vivas arrepintiendote de lo que pudo ser de lo que no intentaste porque eso, eso mata el alma.
    Porque de cierta forma creo entenderte porque un dia perdi mi corazon y mi cabeza por alguien BESOTES MISS HOMERO JOJOJO :D

    ResponderEliminar
  9. Estoy seguro que vas a ser una maravillosa escritora pero por favor no comentas horrores ortográficos; una vez mas VAYA , con Y no con LL... suerte !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.