30 noviembre, 2012

Día 320

Él se creía el centro de la existencia humana y no estaba tan equivocado, al menos era el centro de mi vida. Pero su estúpida arrogancia me hacía odiarlo tanto que sólo podía amarlo cada día más. Vivía rompiendo corazones a cuanta mujer se le acercaba pero lo que había hecho con el mio no tenía perdón, el muy desgraciado se lo guardo para su colección. Y cuánto más le rogaba que me lo devolviera sano y salvo, él le agregaba más candados. Así que se colgaba cada llave sobre su cuello solo para lucirlas frente a mi, y que yo muriera de masoquismo. Yo le di a elegir entre quedarse o marcharse de una vez y todavía estoy esperando su decisión.

27 noviembre, 2012

Día 319

Pasan los meses, los días, los minutos y vos seguís ahí como si nada, ya todo te da igual, la rutina monótona ya es parte de tu vida, y respiras así, sin sacrificios ni motivaciones. Ni siquiera sos capaz de hacer algo nuevo para salirte de lo mismo, como ponerle a tu café una cucharada de más de azúcar o caminar diez cuadras de regreso a casa para ahorrar un boleto de colectivo. Sufres de insomnio, memoria a corto plazo y como si fuera poco o insuficiente, el mal de amores ya es parte de tu karma. Para variar la ingenuidad y la inseguridad suelen jugarte una mala pasada, pero quizás todo sería distinto si te animaras a salirte de lo mismo, a entrar a la soga mientras giran la cuerda, a caminar despacio bajo la lluvia sin paraguas, a mirar una película que no estaba dentro de tus géneros preferidos, a hablarle aquella persona que quizás hasta lo esta esperando, pero que nunca sabrás si tienes miedo. No digo que sera fácil, justo yo soy la primera en confesar que le temo a la palabra "cambios", pero, la lluvia no quema ni lastima, los tropiezos no son fracturas y el "no" siempre será una opción, pero si dice que "no", y bueno... él se lo pierde.

24 noviembre, 2012

Día 318

El amor es fe y no ciencia.

21 noviembre, 2012

Día 317

Y la mayor parte del tiempo yo me pregunto quién se supone que sos vos, que se esconde en vos, que es lo que realmente querés vos. Pero si supieras todo lo que me imagino, todo lo que pienso cuando te miro y si de verdad supieras que me muero por llegar a ser algo tuyo y que vos seas algo mio. Me siento como en la edad del pavo aunque no quiero retroceder otra vez, pero es inevitable que no me confunda cada vez que nos cruzamos con la mirada sin querer. Yo solo quiero quitarme este miedo a hablarte de frente y confesarte de una buena vez que en tus ojos color café yo me suelo perder y por más que estés en la orilla de en frente, algo en vos delata que tenes ganas de ir contra la corriente. Negámelo tres veces y yo prometo quitarte de mi vida para siempre.

18 noviembre, 2012

Día 316

A veces decir poco es lo justo y llamar a silencio es mejor que todo. No quiero decir grandes cosas más que las necesarias y suelo expresarme confusamente pero me basta con que yo lo entienda. Lo tengo todo aquí, frente a mi, y lo digo rápido para que no se me olvide ni una sola "a" pero me olvido algún que otro acento con mucha facilidad. No me gusta el doble sentido o que cambien el sentido de una reflexión. A veces leer entre lineas no es la mejor opción. Si me conocieran en persona, verán que soy una persona de pocas palabras hasta que entro en confianza, aunque no me gusta que me etiqueten como monosílaba, tampoco la pavada. Mas de una vez metí la pata por no quedarme callada. ¿Se han preguntado porque tenemos dos orejas y una sola boca? Es para escuchar más y hablar menos. Por eso digo que prefiero escribir con puño y letra, en los renglones de una hoja nadie me puede detener.

16 noviembre, 2012

Día 315

Ayer tuve un sueño, el más loco que podría llegar a contar en toda mi existencia. Soñé que alguien tocaba el timbre de mi casa con mucha prisa, dos veces y cuando salí sólo había una nota junto a la puerta. Esa nota pedía por mi con urgencia, me llamaba con desesperación. Corrí y corrí como nunca, casi hasta quedarme sin aliento en el alma y llegué a lo que sería un parque inhabitado, abandonado, sin una sombra a la vista. El sol quemaba lentamente y el ambiente parecía un desierto, entonces busque el oasis en medio de la nada y allí estaba, un gran árbol con hojas rosadas pintadas a mano. Me acerque a el y en su piel rugosa estaba tallado mi nombre y el de alguien más casi indescifrable. Lo toque con las yemas de los dedos y mágicamente se borro. ¿Qué es esto? Recuerdo que me pregunte. Y una voz familiar respondió: ¿Será una señal? Me di vuelta torpemente y un rayo de sol cegó mis ojos. Allí desperté aturdida, nerviosa, confundida. ¿Qué clase de señal era esa? Volví a cerrar los ojos, 5 minutos más quería, deseaba, pedía, pero nada, me dejó con la intriga...

13 noviembre, 2012

Día 314

En una noche calurosa de pleno verano él estaba sentado al borde de una calle sin salida, esperando algo inexplicable de describir. No sentía miedo, ni siquiera estaba asustado, más bien, se sentía sólo, cómo vació, cómo dejado. Había pasado toda la tarde divirtiéndose, riendo y bromeando como era su costumbre, pero al caer el sol se vió contemplando y refugiado sobre aquellos recuerdos que nadie más podía conocer. Sentía como los meses se le iban de las manos y todo aquello que quería y amaba no podía mantener consigno atados por una cuerda, al menos no para siempre. Creo que su problema era preocuparse demasiado por casos sin remedio, querer reparar lo irreparable, anhelar volver él tiempo atrás. Y si era necesario y aún posible, construiría su propia máquina del tiempo sólo para repetir su mes favorito o alguna que otra circunstancia. Pero allí estaba yo, contemplándolo desde un lugar que no lo incomodara ni siquiera me viera. Quería ofrecerle un abrazo cálido y decirle que no está tan solo como piensa, que lo mejor es levantar la cabeza, juntar coraje y caminar con esperanzas.

Para J.I. Fuente de gran inspiración.

12 noviembre, 2012

Día 313

Conversación entre madre y su pequeña hija en un tren:

-Te podes recostar y dormir hasta que lleguemos.
-No, yo quiero ver el paraíso por la ventana.

10 noviembre, 2012

Día 312

Sin dudas, somos unos expertos en postergar todas las cosas, como dirían, unos colgados. Todo va a parar al tintero, al baúl y debajo de las almohadas, desde los abrazos hasta las charlas que empiezan con un "tenemos que hablar" y así sólo empieza la extensa lista. Es que la mayoría de las veces no me escuchas porque no querés, porque no podes, porque simplemente no. Excusas, excusas, excusas. Yo quisiera tener excusas para que nos olvidemos un poco de los dos y no creerte tanto a vos. Me dejas con las palabras en la boca y la rabia sigue acumulándose en un frasquito, uno más de los tantos que guardo para la ocasión. Solías inventarme un nombre distinto por cada mañana y me pedías que lo intentemos otra vez pero yo me siento a la mitad del camino, y que por cada paso que avanzamos, retrocedemos dos. No hay coherencia en toda esta situación, ni siquiera logras llenar mi corazón. Perdón, pero ya no quiero jugar.

08 noviembre, 2012

Día 311

Un hombre viaja por el mundo en busca de lo que necesita
y vuelve a casa para encontrarlo.

06 noviembre, 2012

Día 310

Muy buenos días, afuera hace un clima espectacular, un palpitar de lo que se viene en la próxima temporada, un deja vú que nos dejará con la boca abierta. Muy buenos días, nada mejor como este día acalorado para abrir las ventanas y dejar a nuestros corazones prisioneros respirar un poco de aroma primaveral. Muy buenos días, aproveche este momento para hacer las compras cotidianas, camine, cante en la ducha y ejercite la autoestima. Vamos que nada esta perdido, vamos, que la vida nos regala un nuevo día, y si algo no se hizo ayer por algo será, así que aproveche el día para quitarse algún que otro peso de encima y ya verá como todo se arregla.

04 noviembre, 2012

Día 309

La realidad es que a nadie le importa dónde esta la "equis"
Es más, uno se pasa media vida buscándola obligadamente
Con fórmulas y técnicas que nunca se recuerdan de memoria
Y cuándo la encuentras, la muy idiota se pierde otra vez
Y entonces hay que encontrarla de nuevo
A diferencia del amor, es que uno sí lo haya y lo pierde
Hace hasta lo posible por volverlo a encontrar.