Ir al contenido principal

Día 309

La realidad es que a nadie le importa dónde esta la "equis"
Es más, uno se pasa media vida buscándola obligadamente
Con fórmulas y técnicas que nunca se recuerdan de memoria
Y cuándo la encuentras, la muy idiota se pierde otra vez
Y entonces hay que encontrarla de nuevo
A diferencia del amor, es que uno sí lo haya y lo pierde
Hace hasta lo posible por volverlo a encontrar.

Comentarios

  1. Estas reflexiones que haces me desconciertan mucho pero me encantan la verdad jaja. Las frases finales tienes razon. Besazos ;)

    ResponderEliminar
  2. No es la primera vez que veo que hacen referencia o reflexionan sobre la pobre "x"
    Desgraciadamente creo que ésta vez a la entrada le falto esa "magia" que vos le pones siempre. Aun así muy buen trabajo!

    Un beso!

    - Juan -

    ResponderEliminar
  3. Buena reflexion pero yo no concuerdo de que la "x"se pierda sola mas bien uno la descuida y no le asignamos el valor que deberiamos asignarle simple y llanamente la queremos tener cuando ya la extraviamos y eso ya es cosa de la vida.

    ResponderEliminar
  4. precioso me encanto coincido contigo en parte lo encontramos y lo perdemos. y hacemos todo por volver a encontrarlo. porque el amor hace a los mas listos tontos y a los mas tontos listos. y justamente esos tontos que se hacen los listos suelen lastimarnos. por eso dile no a los zorros :D. personas debiles que usan artimañas para atraparnos y no lograran. con trucos nooo solo con amor amor puedes decir que me amas :D lalala jajaja pues un dia perdi la cabeza por tener corazon............

    ResponderEliminar
  5. AMO amo amo amo amooooooooo lo que escribes lo que no que no fue con la zapatilla ¿acaso sera? con el lapiz bueno en este con el teclado :D .... jajaja
    Bueno continua enamoranos con tus palabras sigue dale eres unica pues nosotros te seguiremos porque nuestro mundo es demasiado pequeño.......

    ResponderEliminar

  6. puedo colgar algunas canciones que solia escuchar frente a mi computadora ...
    cuando se esta o se estuvo enamora... de alguien

    http://www.youtube.com/watch?v=JWNQygfu4YM&feature=related

    http://www.youtube.com/watch?v=JWNQygfu4YM&feature=related


    thanks :D

    ResponderEliminar
  7. la equis es todo lo contrario al amor. la buscamos a la fuerza y cuando se pierde otra vez nos da rabia y lo dejamos, en cambio pasamos la vida buscando el amor y cuando porfin lo encuentras no lo dejas ir, y si se vuelve a esconder lo buscas con todas tus fuerzas

    Saludos de la chica de los chicles, que espera despejar la equis del amor de una vez por todas(:
    http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. No entendí, la verdad es que enrede, si alguien me explica lo que la grandiosa autora de este bello blog, le estaré agradecida.
    Buen blog.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu forma de escribir y expresar lo que sientes. Esta entrada me dejó un poco confusa pero aún así me llegó al corazón.

    Tienes una mente extraordinaria!!!

    ResponderEliminar
  10. Y a veces ni se encuentra.
    ¡Un besazo! :)

    ResponderEliminar
  11. Muy buena reflexión, justo que acabo de salir de un largo examen de matemática!
    Saludos (:

    ResponderEliminar
  12. haha que sarcástica! me ha gustado lo de las "equis", la diferencia entre volver a buscar las "equis" y el amor, es que esas equis las necesitamos para un fin cercano, son "obligatorias", pero el amor es ley de vida, tienes que buscarlo siempre cada vez que lo pierdas para permanecer vivo.

    ResponderEliminar
  13. Tus metáforas siempre me han encantado

    ResponderEliminar
  14. que buena entrada y tus metaforas son re lindas :)me seguis http//www.ifyouwanttoliveyourdreams.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.