Ir al contenido principal

Día 350

Volver de un viaje siempre implica adaptarse a nuevos cambios, ver más allá de lo perceptible, comprobar que algo no anda bien o que marchan demasiado bien como para desafiar a la duda, que las cosas están patas arriba, que el ambiente se siente algo distinto, incómodo o más agradable de lo normal. Es reconocer que algo o alguien falta, que el humor tiene un nuevo sentido o que esta teñido de nostalgia. Es ver que las cosas han envejecido de golpe y que están a dos centímetros de su lugar de origen, que las prendas que cuelgan en las perchas ahora tienen más arrugas desde que se guardaron, que aquellos libros ahora están cerrados y apilados en una estantería en vez de la mesa de luz habitual, que las tazas de café ya no tienen ese gusto a café y que incluso la contestadora no ha guardado ningún saludo afectivo como se estimaba recibir, y lógicamente, para borrar en los próximos minutos. Volver para quedarse, para despertar viejos sentimientos, para revivir un lugar deshabitado y probar lo obvio, que por más que se le quiera dar vuelta al asunto todo esta exactamente donde se había dejado, que los afectos no se habían roto y que el ambiente sólo necesitaba ventilarse con aire fresco y buena música. El único que estaba fuera de lugar porque había cambiado era uno mismo y todo lo demás no era más que producto de la imaginación.

8.000 Seguidores ♥ 8.000 Gracias!

Comentarios

  1. ¡El tiempo aclara la mente y de esta manera puedes pensar mejor, encontrar todas tus respuestas interiores.

    ResponderEliminar
  2. me encanta cada escrito que haces, amo tu forma de expresarte y las palabras que usas, pero por sobre todo me identifico, es genial que de lo mas simple puedas sacar un escrito :)

    Muy lindo tu blog y escritos, seguí así por favooor !

    ResponderEliminar
  3. Siempre me encanto tu forma de escribir, colocas cada palabra en su lugar. Felicitaciones por todos tus seguidres, te mereces muchos mas! :)
    Besitos.. Suerte <3

    ResponderEliminar
  4. Te mereces todos tus seguidores:P

    ResponderEliminar
  5. No lo habría descrito mejor, me encanta la forma en la que te expresas, ojalá supiera yo escribir tan bien. Siempre es un placer leerte.
    Felicidades por todos esos seguidores, te los mereces :)
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. A ves hacemos viajes pensando que todo cambiará cuando lleguemmos pero no es así, todo sigue igual.
    Besoss

    ResponderEliminar
  7. Siento una especie de orgullo y amor al ver lo mucho que vas creciendo.
    Cuando encontré tu blog, ya eras bastante popular, pero ahora la cosa ha cambiado muchísimo.
    Tu diseño está genial, y tus entradas cada vez más increíbles.

    Te quiero tanto! :)

    ResponderEliminar
  8. Sin palabras, llevo dos años visitandote y nunca me canso de leerte! impresionante.. un beso!
    soy nueva en esto, tu me contagiaste esto de escribir.
    http://anclarmeamimisma.blogspot.com.es/ pasate por ahi, seras la primera!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.