Ir al contenido principal

Día 354

Si quieren saber quién es de verdad la Chica del Blog, de este Blog, en la vida cotidiana y real, diría que es la chica más corriente que existe, una más del montón. Ni linda ni fea, ni flaca ni gorda. La Chica del Blog es sencilla en muchos aspectos, prefiere usar unos jeans y All Star desgastadas que tacones y minifaldas, dormir hasta tarde, quedarse en casa los viernes por la noche, ver películas los domingos por la tarde y si llueve mejor (odia los domingos con sol). Llámese estructurada pero le asienta mejor que la vida loca. No es de una vida social muy amplia, sin embargo, prefiere coleccionar buenos momentos, esos que ofrecen una sonrisa cuándo se los trae al presente. Le gusta amar y ser amada. Le gusta reír a carcajadas y mostrar su gran sentido del humor, escuchar toda la música que pueda, y por supuesto, comer todo lo que le plazca y sin engordar (aunque eso resulte imposible). Su lugar favorito en este mundo es cualquiera que de con vista al mar, no hay lugar mejor para reflexionar y encontrarse con uno mismo. A la Chica del Blog le gustan los desafíos, hacer promesas, cumplirlas, hacer feliz, hacer reír, ganarse un espacio en el corazón de alguien más, que la recuerden por algo bueno, que no la olviden por algo mejor. Que descubran que es una persona para confiar, leal, y sincera. Demás esta decir que le apasiona escribir, decir lo que piensa en un lugar que no la puedan callar, imaginar sin limites, hacer realidad lo imposible, darle valor a cosas absurdas, esas de las que nadie se le ocurriría escribir. Crear un refugio entre las palabras, creer que con palabras se puede salvar a uno mismo de este mundo tan incomprensible, tan inadaptado, tan cambiante, tan indiferente. Le encantaría viajar por el mundo, conocer otras culturas, colocar su propio candado en el Ponte Milvio, retratar los mejores atardeceres, degustar de los mejores dulce de leche, llenar su propia biblioteca, encontrar su propósito en esta tierra, vencer a la mala suerte y por supuesto, regresar a su país y afirmar que no hay mejor sitio para estar que en su propio hogar.

Comentarios

  1. Hermosisima la entrada, está bueno que te des a conocer hacia tus lectores. Me sentí identificada en varias cosas tuyas:) Un beso!

    http://www.sweetcinderellaa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Que lindo es tu ser , se nota que estás llena de luz ya que compartes todos tus escritos hasta los más transparentes y simples.
    Me encanta este blogger, un beso linda!

    ResponderEliminar
  3. Nada mejor,que conocerte a ti mismo, nunca dejes de soñar.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Buen texto, más se que mas de una nos identificamos con esto. <3 saludos y besos

    ResponderEliminar
  5. Que lindo como te describís! Me pasa lo mismo con lo de los viernes en casa y con los dias de lluvia..

    Te espero por mi blog que cumple dos años ♥
    Besitos
    http://julicastellano.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me siento totalmente identificada con tu blog... Lo descubrí hace un par de meses y desde entonces te leo todos los días... Mi situación sentimental actual es difícil, y tú me ayudas a creer en mí día tras día y me motivas a seguir adelante, a atreverme... Hace tiempo que no escribo en mi blog porque no me gustaría desmotivar a mis seguidores, pero me haría muchísima ilusión que te pasases... Eres mi ídolo!
    Te dejo la dirección:
    comoairepararespirar.blogspot.com

    Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
  7. Como has creado este diseño para tu blog? Es sencillamente genial! Por favor, escríbeme a blogger3173@gmail.com...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, te comento que el diseño del blog lo personalice con Photoshop, a partir de una plantilla de Blogger.
      Gracias por tu linda opinion.
      Un beso!

      Eliminar
  8. Simplemente no eres una mas del monton, si no te has dado cuanta que le cambias la vida a muchas personas es porque eres muy colgada jajaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah si! Eso también me olvide de mencionar, que soy una re colgada jaja. Un beso

      Eliminar
  9. me encanto lo que escribiste, me siento re identificada...por favor nunca pares de escribir!:)

    te paso mi blog si quieres verlo de todas formas te vengo siguiendo hace rato

    http://noqierosernormalnuncajamaz.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  10. :) buena publicacion lindooooooo

    ResponderEliminar
  11. Solo decir que tu me encantas ;)

    Qué bien escribes!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.