Ir al contenido principal

Día 366

Lo malo de no decirle a alguien que te gusta cuándo te gusta es que no hay segundas oportunidades, no podes regresar el tiempo atrás, y tenes que vivir el resto de tu vida viendo como esa persona consiguió la felicidad con alguien más sin saber nunca que ese alguien más podrías haber sido vos desde el principio, cuándo todavía era tu turno, cuándo te miraba a los ojos en silencio esperando que le dijeras algo más, justamente eso que preferiste callar y llevarte a la tumba por miedo o vergüenza.

Esta entrada había sido escrita en otros tiempos sin ningún fin en concreto ni destinada para nadie en particular. Hoy le encuentro un sentido en mi vida y deja de ser un borrador más, hoy no puedo creer que vuelva a sentirme así.

Comentarios

  1. El miedo nos lleva a reservar nuestros sentimientos, y seguramente pasaremos muchas mas cosas como esas hasta que logremos aprender que es mejor lanzar la moneda y afrontar lo que venga.

    Cada que me paso por tu blog tiene un diseño diferente... Tal vez sea yo que me pierdo por mucho tiempo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Si quieres a alguien, lo primero que tienes que hacer es hacérselo saber.

    ResponderEliminar
  3. El miedo nos priva muchas veces de felicidad

    ResponderEliminar
  4. Las tres frases que siempre han estado en mi vida "quien no arriesga no gana" "el no ya lo tienes asique ve a por el si""más vale arrepentirse de las cosas que has hecho que de las que has dejado de hacer"

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!!!
    Acabo de descubrir tu blog y me encanta.
    Estoy empezando y me gustaria que me siguieras.
    Loslibrosyolga.blogspot.com.es
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. muchas veces callamos por miedo, al rechazo, al salir lastimadas.. pero si no lo intentamos nunca sabremos que podría llegar a pasar. Un beso:)

    ResponderEliminar
  7. hoy antes de leerte estaba tan pero tan feliz que el corazon se me salia de la alegria nuevos colores susurran mis oidos :) ..... pero me cambio en un reves, me matas con tu publicacion es muy triste mi escritora preferida ... linda niña de corazon puro se como se siente estar de ese modo, porque un dia estuve asi y lloraba por un amor que no pudo ser y me dolia mucho ... siempre la amare en mi corazon pero debo seguir caminando recomponiendo un corazon roto nuevos pajaritos pintan mis oidos la alegria vestida de mujer toca mi puerta me gusta mucho pero siempre extrañare a mi amor.... amar es muy complicado ....-_-......

    ResponderEliminar
  8. besos muchos besotes mi escritora preferida eres una genio linda linda linda te amamos :)

    ResponderEliminar
  9. Siempre merece la pena arriesgarse :)
    Me encanta tu blog.
    Pasate por el mio si tienes un ratito :)
    Patri:)

    ResponderEliminar
  10. Me encanta tu blog! :)
    tus entradas son siempre tan ciertas!
    Soy nueva y estoy comenzando si quieres puedes pasarte por mi blog!
    Saludos! :D

    ResponderEliminar
  11. Y pensar "que habría pasado si mejor no lo hubiera dicho" o "como habría sido hacer todo de otra forma". Quizás por eso soy tan miedosa para decir esas cosas...

    ResponderEliminar
  12. Es exactamente lo que me pasa, es horrible! Y es exactamente en lo que pienso todo el tiempo, me lo imagino a el con otra en un futuro.. pero yo hoy no estoy haciendo nada para que su futuro sea yo.
    La realidad es que parece miedo, pero lo mío ya pasa a ser pánico a ser lastimada supongo.

    Amo profundamente tu blog, me alegro mucho de que publiques esta entrada :)
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  13. Yo acostumbro a tropezar en esa piedra...
    Me encanta la entrada, como siempre.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Nunca hay que guardase lo que uno siente. Hay que decirlo, siempre.

    ResponderEliminar
  15. Hola que lindo blog!! ❤
    Porfavor Sígueme! http://mentalweapons.blogspot.com.ar/
    Chaup n.n

    ResponderEliminar
  16. Hace mucho tiempo que leo tu blog, pero creo que nunca había dejado un comentario. Siempre me identifico con tus entradas, es como si me leyeras la mente.
    Creo que lo peor que puede pasar es tener esa duda en la cabeza de ¿Que hubiera pasado si...? Al final nunca lo sabremos si no se lo decimos, pero igual muchas veces tenemos muchas cosas que perder o ganar... No es algo tan fácil de decir. Todos tenemos motivos diferentes para no decir lo que sentimos, algunos por miedo, algunos porque aunque digamos lo que sentimos no podremos estar con esa persona...
    En fin.. Es una tragedia que personas que deberían estar juntas no lo entes simplemente porque ninguno de los tiene el valor para decir lo que siente.

    ResponderEliminar
  17. Hola los invito a opinar en este nuevo blog http://nodesesperarnunca.blogspot.com/2013/03/no-desesperar-nunca-en-ningun-momento.html?m=1

    ResponderEliminar
  18. ¡Me encanta! me siento muy reflejada en este texto! callarse no es lo más adecuado, hay veces en las que tenemos que pensar en una misma y arriesgarse! nunca dejes de sonreir! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.