Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Día 382

No sos vos, es tu ortografía.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 380

He intentado borrarte, he intentado no pensar en ti, no creer que cada canción esta hecha por ti, he intentado jugar tu juego a la inversa y que así no me sienta tan sola por la media noche, he intentado callar a mi conciencia que recita las entonaciones de tu voz, he intentado no seguir acumulando razones para extrañarte, si a fin de cuentas nunca fuiste de mi pertenencia como para tomarme ese atrevimiento, he intentado no llamarte, no mirarte, no prestarte atención, he intentado decirme a mi misma una y otra vez que no hay motivos para amarte, he intentado reemplazarte con otras cosas, pero ni siquiera algo mejor puede convencerme que eras tan malo, he intentado despertar de cada sueño en que aparecías, y de más está decir que jamás lo conseguía, he intentado de mil maneras pensar que solo eras una excusa en mi vida y no la excepción a la regla.

Día 379

Todo nuestro amor se resume en una página, en un día, en un insólito encuentro, que duró lo que duró no por causa nuestra. No se si hablar de destino o destinatarios, pero así paso sin querer y sin pensarlo. Nos amamos hasta dónde pudimos, los minutos que se mantuvo el sol sobre nuestras cabezas, y a la hora de partir, fue la despedida más eterna. Todo nuestro amor se esparció por el planeta, basto para acallar las otras voces que blasfemaban a nuestras espaldas. Fué el más corto, sin duda pero fué el mejor, sin excusas.

Día 378

¿Como va? Estoy medio desconectada del mundo blogger como verán, pues por eso mismo me di cuenta que hace mucho que no cambio si quiera la plantilla, ¿Lo pueden creer de mi? ni yo me lo creo. Y pensé que esta vez, en vez de hacer cambios por mi, los iba hacer por ustedes, así que acepto sugerencias, opiniones, nueva imagen para el blog, lo que sea, todo vale.

Día 376

Había jurado que te lo había dicho, al menos unas cien veces, aunque no sé que sentido tendría si nunca me escuchas, nunca estas ahí ni siquiera para decirte "Te lo dije" en tono burlón y sin descaro, más bien con franqueza, la única forma con la que te puedo hablar seriamente. Como tu sabes, hay días malos, días grises, y están esos días en que las paredes se caen a pedazos con cualquier llanto inoportuno, ¿Y sabes cuál es la mejor parte de todo? que tu sigues sin estár, nunca se puede contar contigo, si en las buenas ni en las no tan buenas. Eres cómo una máquina de destruir todo lo bonito que una tarde me decías al oído y yo me creía cómo si de verdad esas palabras fueran para mi y esas promesas ibas a cumplir. Por eso aunque te diga que estaba segura que te lo había dicho tantas veces, me equivoque. Me faltaron otras cien veces para decirte que te odio y odio todos los malditos minutos que pasamos lejos el uno del otro y que a tí ni te importa si eso a mi me importa, por…