Ir al contenido principal

Día 385

El regreso siempre es un acto de sentimientos encontrados, de querer volver sin tener motivaciones, de sonrojarse estúpidamente por pensar en quién estará esperando en la terminal, de no haber deseado terminar, mejor de quedarse un poquito más, es también de no saber que decir o de cómo volver a empezar una conversación después de miles de kilómetros; de pasar en limpio todo lo vivido, y de guardarse algunos detalles para uno solo; de ponerse al día con el tiempo traspapelado, de reabrir un viejo blog como si no hubiera pasado nada; de desempacar y decirle a alguien lo mucho que se lo extraño; de darse cuenta que el tiempo fue tan efímero que pareciera que el viaje sólo sucedió en el pensamiento.

Comentarios

  1. El regreso siempre es algo curioso, difícil de expresar la verdad, pero lo has hecho a la perfección... Pero quizá a veces nos demos cuenta un poco tarde.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el blog, es super personal, escribes genial! te sigo sin dudarlo. Si quieres pasate por el mio y si te gusta no dudes en seguirme, un besazo!
    http://lovevinttage.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. "El viaje solo sucedió en el pensamiento" Ame esa linea.

    Siempre es bueno descubrir escritores nuevos :)
    Un gusto encontrar tu blog :)

    ResponderEliminar
  4. me gustó lo que lei... te seguiré.

    ResponderEliminar
  5. El regreso siempre es algo esperado, cuando nos vamos esperamos algún día regresar, más tarde o más temprano. Seguro q hay muchos reencuentros y tienes mucho q contarnos en el blog.
    Besitoss

    ResponderEliminar
  6. El dia del escritor, lo unico q cruzo en mi cabeza fueron tus blog, notas y palabras volcadas aqui. Te felicito, es una adiccion entrar y leerte con tantas ganas. Eres genial,no dejes de volcar tu sentir en letras. Que tengas un gran dia!!!!

    ResponderEliminar
  7. liiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiindo me gusta mucho tu post ajajaja .......hoy es un dia lindo estoy muy feliz y como me ha gustado tu post ..... supongo que los reencuentros deben ser lindos ...... escribes tan lindo por eso me gusta seguirte ^_^ ....besotes :)

    ResponderEliminar
  8. Hoy es el día de regreso, nerviosssssss.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta tu forma de escribir.. regresar... puede ser un término tan efímero
    http://lalocadelosbuhos.blogspot.com.es/ si me sigues te sigo, espero tu opinión, un besazo

    ResponderEliminar
  10. Sería incapaz de describirlo mejor que tú, te desenvuelves de una manera que ya quisieran muchos! te sigo para no perderme tu siguiente post, me parece un blog muy interesante :)

    Aprovecho que estoy de pasada y te invito a echarle un vistazo a un nuevo blog que he abierto, hasta ahora solo me he presentado pero pienso actualizar en él muy a menudo para enseñaros las sesiones de fotos íntegras que realizo, aportaré mi opinión sobre diversos temas (ya sea en el campo de la fotografía, de la literatura, de la pintura...), contestaré preguntas, haré rankings de mis fotógrafos preferidos categóricamente y todo lo que se me vaya ocurriendo en el transcurso :)

    www.sylviacvphotography.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. "el regreso", muchas veces anhelado, esperado, a veces con mucha ansiedad, con mucha intensidad, sentimientos encontrados, de volver alo nuestro, a lo que amamos, a la presencia, del que no tuvimos cerca, pero también la nostalgía de lo que dejamos atrás. hermoso post

    ResponderEliminar
  12. arriesgate que al bajar del avion alguien estara esperando por ti

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.