Ir al contenido principal

Día 387

Él sonriéndote aunque le falten motivos. Él animándote a seguir. Él contándote sus infidencias de amores y no tan amores. Él intentando hacerte reír sólo para que seas feliz. Él hablándote de empezar otra vez por el precio que sea. Él ofreciéndote un abrazo aunque parezca innecesario. Él inventándote un mundo ideal sólo para vos y él. Él acompañándote en una tarde nublada con un café de por medio. Él desvelándose para verte soñar. Él susurrándote un te quiero al oído.

Comentarios

  1. Hola! (✿◠‿◠)
    Soy Arya del blog El Rincón de Arya
    http://elrincondearya.blogspot.com.es/
    me encanta como escribes, es hermoso =)
    Me gusta mucho tu blog, te sigo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es una entrada hermosa, "él" es hermoso, con esta entrada me hiciste sentir muchiisimas cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Él siempre tiene todo y a la vez nada, lo que hace que todo sea mágico y especial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Siempre leo tus publicaciones y nunca me animé a comentar, me encantan, siempre me reflejo en cada uno de tus textos y este es como que lo hubiera escrito yo, te lo juro. Seguí así, yo voy a seguir viniendo fiel a leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito, es algo que yo tambien me he preguntado alguna vez, que tiene de especial alguien como él, pero la respuesta es simplemente porque es él, otro no nos haría sentir tanto... Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me encanta tu blog, sin palabras! ;)
    Te he añadido a mi blog (http://irenejunco.blogspot.com.es/) y me seguiré pasando por aqui para emocionarme y disfrutar leyendo cada una de tus entradas.

    Besitos, te espero por mi blog!

    ResponderEliminar
  7. TUmeencantas♥ que lindos textos los tuyos; un beso!

    ResponderEliminar
  8. sentí que viví cada momento ... la que salí con un amigo sentí que podría a ver algo pero luego supe que no era así , un beso

    ResponderEliminar
  9. De hecho, a veces decimos que no sabemos que tiene el que nos gusta. Pero al final de cuentas si hay motivos, motivos que hacen que el sea especial...

    ResponderEliminar
  10. Guau! es precioso. ese te quiero en el oído con una voz suave y que te pone los pelos de punta.
    Un saludillo

    ResponderEliminar
  11. En mi caso, ni siquiera podría enumerar que No tiene de especial.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por seguir recordándome lo lindo que me está pasando con él, jajaja tengo tanto miedo de quererlo así!

    ResponderEliminar
  13. Holi.....!!! estaba mirando blogs y mira estoy aqui en el tuyo y la vdd es que es muy bonito y te felicito ♥, me he leído unɑ que otrɑ publicɑción y lɑ verdɑd me encanta lo que publicas! ♥... sigue ɑsí ●ω●


    ✿ http://lifeiskestin.blogspot.com.es/ ✿

    ResponderEliminar
  14. "Él" ♥
    supongo que siempre hay alguien que a pesar de que a veces nos preguntemos si es el adecuado, nos damos cuenta que con sus pequeñas cosas ilumina nuetsro mundo! Un beso enorme! Te espero en mi blog!

    ResponderEliminar
  15. Hoola!
    Antes llevaba bombasdecristal.blogspot.com pero Google no quiere devolverme la cuenta!

    AHORA ESTOY EN http://cristalesefimeros.blogspot.com.es/
    Te sigo aquí también, otra vez.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. yo me siento como ssi me pasara ami, lo unico diferente es que el grita a los 4 vientos que me quiere.sige asi me gusta lo que escribes

    ResponderEliminar
  17. Que bonito, me ha encantado esta entrada! Eres una grande escritora, y tu blog es genial. Me gustaria mucho que te pasaras por mi nuevo blog, muchas gracias:)
    http://memories-never-die2.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. Me alegro de ser el protagonista de la entrada.
    ¡Gracias! :)

    ResponderEliminar
  19. Aaaaw!!! me encaantaa!!

    Te sigo desde hace tiempo!
    pasate por mi blog y sigueme por favor? ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    Espero algun comentario tuyo ;)
    Ojalá te guste lo que escribo!!
    UN BESO! :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.