Ir al contenido principal

Día 397

Risas, mucha gente, preguntas al aire sin respuestas concretas, en el fondo una canción irreconocible y aún así pegadiza, posiblemente la halla escuchado antes; una mesa revuelta, platos descartables, gotas de bebida salpicada sobre el mantel floreado destinado a los días de visitas, el timbre que suena cada dos por tres, más personas que entran, saludan, otras que se van y olvidan decir adiós, otra cuestión de cortesía; mucho despabilamiento para ser la noche, ojos brillantes, despiertos, impacientes, algunos más coquetos, más felices, me gustaría saber su secreto a tanta alegría, el chasquido de un beso, una palmada para levantar los ánimos, alguna pena ahogándose en un vaso, silenciosa para no ser descubierta, para que nadie le cuestione el motivo, y no desatar unas lágrimas inoportunas, una escena de puro dramatismo, mejor que el nudo en la garganta se disuelva solo, con el efecto del alcohol, otro vaso por favor, seguramente le gustaría imaginarse que esta en un bar, solo, invisible para los demás, aún no sabe porque decidió asistir si sabe que no puede olvidar, mira de reojo su celular, tiene la corazonada que esa noche un milagro puede suceder, del otro lado alguien se va arrepentir y lo va llamar, para decirle que esta lista para regresar, pero nada, pura ilusión, lo único que cambia es el minutero, odioso minutero, quiere morir, se siente morir, a pesar de estar rodeado de todos los demás, más conocidos que amigos, nada lo llena, ni esa bebida que traga entre desprecio y angustia, cómo si fueran agujas de coser, quiere ser fuerte, hacer algún chiste estúpido para salir del paso, para pasar el rato, y no pensar en los años, los mejores de su vida, que no prometen regresar.

Comentarios

  1. Wow, gran texto, una hermosura tus palabras.
    besotes de una loca.
    Te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Las penas nunca se ahogan en alcohol porque saben nadar!
    Bonita historia, la esperanza siempre nos hace seguir esperando.
    Besoss

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el texto!!!! ^^

    Sigue así!!! :D

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. adoro tus textos
    son tan mágicos !
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. "Aun no sabe porque decidió asistir si sabe que no puede olvidar..."

    Realmente hermosa tu entrada, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. tu texto me hizo recordar una bella cancion que se llama En los años 30 rodeado entre copas de alcohol para un momento de olvido saludos te espero en mi bloog....

    ResponderEliminar
  7. Hola buenisimo tu blog y esta entrada aun mas, pero podrias volver a poner en el costado los links de los demas blogs q seguis? Gracias

    ResponderEliminar
  8. Bellísimo :') Pasá si querés: http://dreaminglovingliving.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. me encanto ..... :) yo tambien pase por lo mismo animo todo pasa .te sientes morir sientes que es el peor momento de tu vida duele se te hace nudos en la garganta . pero recuerda quien eres y levantate, llora todo lo quieras hoy porque un mañana ya no dolera .y sonreiras. animo para todos ...besotes y muchos abrazotes :)

    ResponderEliminar
  10. Hey, guapa, te espera un premio en mi blog :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Me encantó. En una oración dijiste todo lo que sintió.
    Se siente un vacío cuando vas a un lugar y tratás de olvidarte de algo, pero seguís pensando en eso. Un vacío extraño. Tendrías que estar bien, pero no podés.

    Me encanta tu blog, y tu forma de escribir.
    Un abrazo grande! Nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  12. Increíble, mucho ánimo y adelante :)

    ResponderEliminar
  13. El alcohol no sirve para ahogar penas... todo lo contrario... si tienes penas lo unico que consigues bebiendo es que estén mareandote la cabeza... y lo peor es que a la mañana siguiente queda la resaca... :s

    ResponderEliminar
  14. Es... increíble. Pone los pelos de punta. Dramático y la cruda realidad.
    Muy bueno :)

    ResponderEliminar
  15. Hola soy nueva en Blogger dejo mi pagina. https://www.facebook.com/pages/Sof%C3%ADa-Smargiassi-Fotograf%C3%ADa/1416909661856145

    ResponderEliminar
  16. Muy bonitos textos y muy buenas palabras! me gusta mucho, seguiré leyendo.
    Te dejo el mio:) http://micieloalatardecer.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.

Día 89

Y te encontre... Y me encontraste... No se quien encontró a quien primero, pero ahora estamos juntos y eso es todo lo que importa. Si la vida pasa, quiero que sea a tu lado, no con alguien más que no seas vos. Porque haces que todo lo imperfecto sea perfecto, incluso yo, incluso vos. Yo sólo te puedo dar gracias a ti por compartir mi vida, por ser parte de ella, por dejarme soñar, por hacerme soñar, por ayudarme a entender lo incomprensible, por ser mucho más que un brazo derecho, e incluso el izquierdo. Más tengo que agradecerte por no mostrarme una realidad de fantasía, porque sólo así yo puedo entender que es amar en la adversidad, en el después de todo, en el después de nada. Amar sin medida es lo mejor que uno puede hacer, no para hacerse fuerte sólo, sino para hacerse fuerte acompañado.