Ir al contenido principal

Día 406

Una llamada puede cambiar la historia, el sentido a la vida, un giro de 360° inesperado que te despierta, y te recuerda que aún estas vivo, más vivo que nunca. Reaccionas, más que por instinto y piensas, calculadoramente, en cómo hubiera transcurrido todo si esa llamada nunca se hubiese introducido en tu teléfono móvil, a las tantas horas de la noche cuándo ya nadie debería estar trabajando, cuándo gran parte del mundo ya reposa sobre sus almohadas esperando conciliar un sueño del que ya tu mente no quiere ser parte. No lo tenías todo, pero tampoco lo necesitabas todo, hasta se podría decir que eras feliz entre comillas, porque era una felicidad esporádica pero sin sobresaltos. Y ahora, un absurdo acontecimiento pretende ser el centro de tus decisiones, regresar o no regresar, esa es la cuestión. A los pocos minutos cuelgas, y el silencio se ve interrumpido por tu ritmo cardíaco. Superar el 14 de febrero sola, sin tristeza y sin recuerdos ahora parece una tontería sin comparación. Pero a veces dejar el corazón de lado y priorizar la conciencia puede ser mucho más que un acto de crueldad, a veces resulta ser el momento más glorioso de un largo esfuerzo, la señal de un nuevo comienzo, la esencia de la madurez cuando dijiste YA NO.

Comentarios

  1. Siempre hay que tomar una decisión, y se espera que sea la correcta, decir "ya no" es difícil...
    Muy lindo el texto♥

    ResponderEliminar
  2. sofi tiene toda la razon, es dificil. Y una llamada, solo una pche llamada te joda la noche, enserio.
    ¬.¬ malditos desgracios! okno
    pero aveces esa llamada es tu felicidad o tu amargura.
    en mi caso mi ultima llamada fue mi felicidad, un bello suspiro al colgar, mi corazon palpitando bajo el edredon.
    No me senti humano en ese momento, era una clase de ser inmortal que flotaba por mi habitación sin poder conciliar el sueño hasta que...
    hermosa entrada (:

    ResponderEliminar
  3. Y que complicada es esa decisión, pero y cuanta felicidad cuando ves que una buena decisión empieza a dar sus frutos...
    "Si eres valiente para decir adiós, la vida te compensará con un buen hola"...
    ¡Muy bueno, me ha gustado mucho!
    ¡un saludo!

    ResponderEliminar
  4. La vida es como una montaña rusa de la cual no podemos vislumbrar las subidas y bajadas que nos hacen percibir el mundo desde un ángulo completamente distinto...

    Muy bueno, me ha encantado :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me siento identificada. Me alegro de haberte encontrado, seguiré leyéndote. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Aprendemos a retomar nuestro camino sin necesidad de nadie, y poco a poco aprendemos a vivir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente blog, iré leyendo viejas entradas para conocerte mejor. Sin dudas, me suscribo :D. Que tengas excelente día!!

    ResponderEliminar
  8. Completamente increíble.
    Me encanta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Siempre tan inspiradora, ella!
    Me encantó! :)

    ResponderEliminar
  10. Me encanta tu blog, te admiro mucho!
    Te dejo por aquí el mio por si te interesa pasarte http://dibujandoteinfinitos.blogspot.com.es/
    Por cierto, no hace falta que te diga que te sigo, jejeje!
    Un besito! :)

    ResponderEliminar
  11. Me fascina tu blog, siempre lo leo. Siempre te recuerdo mi blog también, pero veo que me ignoras. Me encantaría compartirlo de nuevo. Que tengas un muy buen día. Te lo mereces.

    http://estamuymuylejano.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Me he cruzado con tu blog y me encanta!

    http://entresolytoledo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Muy dificil decirlo, pero cuando se está segura..., hay que hacerlo!!!!!. Mucha suerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Adoro tu blog..Sigue escribiendo así
    un beso :)

    ResponderEliminar
  15. Dejar todo atrás a veces es dificil...

    ResponderEliminar
  16. Tienes un blog absolutamente precioso, tenía que comentarlo.
    No sé cómo no te seguía antes.

    ResponderEliminar
  17. Gran blog.. Precioso.
    http://besosdebolsillo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito escribes, me encanta :)

    http://marimarmelero.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Regresaaaa, extraño tus textos :(((

    ResponderEliminar
  20. Me ha gustado tu texto, me ha hecho reflexionar... a veces dejar las cosas atrás es difícil pero que bien cuando uno ya lo tiene tan claro, tan claro que incluso teniendo la posibilidad de volver atrás decide seguir hacia delante, porque sabe que el pasado no tiene nada nuevo que contarle. Precioso texto.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Wow, vaya texto. Debes de haberle dado muchas vueltas a tu cabeza y a tus pensamientos para escribir esto. Dicen que cuando escribimos, liberamos nuestra alma y nos exponemos a nosotros mismos en palabras.

    De cualquier manera, escribes genial, sigue así.

    Te sigo desde ya.

    ¿Te pasas por mi blog y me das la opinión de la historia que estoy escribiendo?

    http://elenvejecimientodelasflores.blogspot.com.es/

    1 beso ;)

    ResponderEliminar
  22. Desde hace meses llevo leyendote, eres increible, escribes muy bonito. Enhorabuena :)

    http://guardamedentrodeti.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  23. Que bonito blog!! Que bonito escribes!!

    Pasate por mi blog <3: www.elblogdelavida8.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. Dejar cosas vividas es difícil, pero es necesario para emprender otro camino...
    Me gusta como escribis, te sigo leyendo, un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.