Ir al contenido principal

Día 407

Soy una escéptica, del amor y de la vida en general. Ni siquiera creía en los presentimientos, esas corazonadas en un contexto amoroso, hasta el último viernes que lo entendí. Por qué estas cosas te caen como un balde de agua fría y si lo hubiera sabido antes de despedirnos, creo que hoy no estaríamos así. Creo que hoy yo no estaría así. Sola. Por que si por lo menos le hubiera respondido a esa voz interior, esa conciencia que todo lo comprende, hoy no sentiría esta soledad por haberte dejado ir. Y se que nada será lo mismo otra vez. No hay vuelta atrás, porque eso es una corazonada, actuar ahora o nunca, dar el paso o quedarse en el molde, gritar o callar, besar o no besar. Y esto es la desilusión, reconocer que hubo una posibilidad y no haberlo hecho a tiempo, esto también es el amor, vivir a destiempo.

Y ahora quién te dibujara los lunares sobre la piel...

Comentarios

  1. mmm medio que se me estrujó el alma

    ResponderEliminar
  2. Wao cuánto te entiendo! Ese momento en el que besas o no besas, que tomas o dejas ir, que quieres pero tienes los nervios de punta, te frena el miedo y no haces nada, solo para arrepentiros después. Días, meses, años pensando en lo que pudo haber sido. A mí también me pasó...

    Pero creo que es humano errar, sentir dudas, tener miedo... son de esas piedras con las que duele tropezarse, pero que te enseñan a actuar rápido por si hay una próxima vez.

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  3. todo es cuestión de empezar a creer.

    ResponderEliminar
  4. ¡Escribes genial! Un beso :)

    http://releasingmee.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Elegir es renunciar y a veces tenemos poco tiempo para pensar la opción...

    ResponderEliminar
  6. Asqueroso arrepentimiento... posiblemente sea el sentimiento más torturante que existe en el mundo. Actuar después arrepentirse, dicen, no aprendemos hasta que no ves en tu mente el futuro posible que dejaste escapar por tonta y... dios yo que se, esceptica podría decirse. Te entiendo. Me encantas.
    Un beso enorme de otra perdida en el mundo del y si... hola compañera. La niña perdida.

    ResponderEliminar
  7. - ¿Tienes lunares?
    - Sí
    - ¿Y pecas?
    - Sólo cuando te miro.

    También soy un escéptico, incluso soy un misántropo pero, en cuestiones de amor (o del deseo) debemos pensar que el corazón y la razón nunca van de la mano.

    ResponderEliminar
  8. me ha encantado...

    estoy empezando, si pudierais echarle un vistazo... www.livingadream0.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Debemos escuchar la vos interior, seguro nos guia. Besos

    ResponderEliminar
  10. Al acabar de leer me he puesto a darle vueltas y vueltas al tema. Me has hecho reflexionar bastante, gran post.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  11. A veces aunque no creamos en las corazonadas tenemos que hacerles caso.

    abrazos ( de oso )

    ResponderEliminar
  12. Tú también me encantas! Gracias por compartirlo,es hermoso.

    ResponderEliminar
  13. Yo también estoy sola, y a veces también añoro la compañía. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Cariño, lo que debe ser será...No te tortures con lo que no hiciste, si estaba en tu camino, simplemente llegará.
    Un beso enorme! Me encanta leerte!

    You Can't Stop Me

    ResponderEliminar
  15. Hoy odio el amor , mañana amo lo odiado , nunca te apartes de mi porque moriría sin ti a mi lado... regresa paloma mía tus alas se detienen , espérame , te encontrare y viviré , me rendiré , no clames mas...

    ResponderEliminar
  16. Que lástima que no te hayas dado cuenta a tiempo.
    ¿Quién no se arrepintió de no haber seguido una corazonada?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. esto es lo q llamo suma de palabras simples que forman algo magico.... he vuelto a pasear por estas paginas y me acuerdo de cuanto me gustaba leer por aca. abrazo fuerte! K.

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa! Estoy haciendo un sorteo de dos productos MrWonderful. Es muy fácil participar, tienes que seguir las instrucciones del post en mi blog: www.thedreamers.com.es

    Besos

    ResponderEliminar
  19. me encanto, sobre todo la parte en la que explicas lo que es una corazonada :) muy linda entrada, sigue escribiendo, suerte cn tu blog y en la vida!!

    ResponderEliminar
  20. Còmo me identifico con esta publicaciòn.... que difìcil es "tirarse a la pileta", serà por el miedo que tenemos a ser rechazados o por el miedo a ser realmente queridos.... Serà cuestiòn de dejar la cobardìa de lado y simplemente animarnos

    Gracias por lo que compartìs!! No dejes de escribir
    Un beso
    *Sandra*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Día 409

Un lugar. Todos necesitamos un lugar en la inmensidad de este mundo, un espacio dónde sentirnos bien, dónde ser uno mismo, auténtico, sin las voces de los prejuicios, un lugar dónde se pueda entrar solo o acompañado, a gusto de cada uno. Dónde se pueda decir «llegué, éste es mi sitio y aquí me quedo». A veces el lugar no tienen que ver con algo físico sino algo perdido en el inconsciente, aquel ideal de cosa, lugar o persona. Un lugar dónde refugiarse, dónde soportar los huracanes de la vida, dónde encontrar el silencio de la rutina ajetreada, o dónde gritar lo que el resto ignora. Mi lugar es este, es ahora mismo escribiendo algo que quizás sólo yo encuentre su verdadero significado y nadie más entienda. Un lugar dónde nadie más me comprenda, y que suelo dejar, abandonar por tiempo indeterminado, pero nunca olvidar. Sólo aquí me siento «bien».

Día 410

Hay cosas que no se olvidan, como los viejos lugares dónde me ví crecer, dónde aprendí a ser más fuerte sola o acompañada, pero crecer al fin. Hoy recordé, después de muchos años, este añorado espacio que solo yo me invente para sentirme bien cuando todo lo demás me dejaba mucho que desear. Ahora me siento como primeriza otra vez, escribiendo no se qué ni porque, quizás siempre quedaron cosas por concluir y me siento en la obligación de hacerlo desde aquí. Creo que lo estaba ansiando de verdad el poder volver a escribir con esta libertad, como siempre lo pensé, hacerlo sólo por y para mi, y aquel que aún quiera leer, bienvenido será. Claro que ahora regreso con otra mentalidad, ya no soy la misma que hace casi tres años atrás, han pasado tantas cosas, han cambiado tantas otras pero de a poco espero volver a empezar.

Día 381

Hubo un día en que las cosas cambiaron, el café ya no sabía tan amargo ni tan caliente, los libros dejaron de contar el mismo final, y entre nosotros ya no había motivos para seguir fingiendo que nos queríamos, y con eso nos quitamos un peso menos de encima. Ya no teníamos porqué seguir viéndonos a la cara en la misma habitación ni crear diálogos innecesarios para tener algo en común. Hasta los gustos musicales eran diferentes y cada vez nos veíamos más lejanos a pesar de estar a pocos metros. No fue tu culpa y tampoco estoy segura de admitir que fue la mía pero sucedió que un día otoñal y bajo una tenue lluvia, empezamos a ser sinceros con nosotros mismos.