29 diciembre, 2010

Día 29

Pude entender, quizás tarde pero seguro, que las personas no son distintas a mi, sino que son especiales a su manera; y yo no soy mejor ni peor que ellas. Años anteriores, no hubiera sentido nostalgia por perder a estas personas especiales que formaron parte de mi vida, pero este año, si siento un enorme vacío porque sé que hay muchas cosas que ya están llegando a su fin y nuestras amistades que se crearon entre idas y venidas ahora ahora nos tenemos que despedir. Son cosas que ayer las veía tan lejanas, e inalcanzables que rara vez se me cruzaban en mis pensamientos. Quisiera decir que no estoy lista para lo que se viene, quisiera volver a cualquier año de mi vida, pero que esté lejos del hoy. No quiero decir adiós y se que nadie en este punto de su vida quiere decirlo tampoco. Quisiera haber compartido muchos más momentos con las personas que me rodearon y acompañaron en el día a día, esa segunda familia con la que compartís mucho más que el estudio. Compartís tu vida con ellos, tus alegrías y tristezas y con el tiempo te das cuenta que los querés a pesar de todas las cosas, a tal punto que a veces preferís pasar todo un día con ellos antes que en tu propia casa, incluso cuando estas enfermo. Ya se que cuando sos chico preferís mil veces faltar un día para mirar la televisión o dormir por mas horas, pero cuando vas creciendo te cuesta menos levantarte por las mañanas y anhelas que llegue mañana para volver a verlos y reírte un poco más, y por eso lamento tantas cosas que no llegue hacer a lo largo de estos años, de esas que sólo ahora me puedo imaginar el "¿Cómo hubiera sido si...?" Pero sé que aunque uno desea muchas cosas como volver el tiempo atrás, recuperar lo perdido y hacer lo que no se hizo, es francamente imposible. Lamentablemente no existe el reloj del tiempo ni ninguna máquina que nos lleve a la fecha que queremos. Es parte de la vida de todo ser humano crecer y cerrar etapas. Y es por nuestro propio bien avanzar para obtener nuevos logros, superar nuestras expectativas  cumplir deseos, e incluso conocer personas nuevas que nos llenen de luz nuestros caminos como lo hicieron alguna vez ellos. Y crecer es también reconocer y valorar lo que vivimos y tuvimos. Si tuviera que hacer el famoso "Balance de fin de año" puedo destacar dos cosas, que conocí personas maravillosas y que sé con quien puedo seguir contando siempre. Y esto es para todos ellos, sin olvidarme de uno porque todos fueron parte de mi vida y yo se que fui parte de la suyas.

26 diciembre, 2010

Día 28

Es es una gran mentira que el mundo le quiere hacer creer y meter en la cabeza a las personas. Año nuevo no implica una nueva vida, sino un nuevo año para recomenzar, para hacer cosas que no hicimos, para rehacer cosas que hicimos, para arreglar lo que hicimos o no hicimos. Pensar en esta idea es tan absurdo como pensar en las reencarnaciones cuando alguien muere. Si tuviéramos una nueva vida porque pensamos que en el año nos fue horrible, pésimo  desastroso, entonces ¿Qué van a pasar con todos los buenos y hermosos momentos que pasamos? ¿Qué va pasar con las personas que conocimos? ¿Con el romance que vivimos y las experiencias que adquirimos? ¿Y nuestros logros, a dónde se irían? Eso también desaparecería pienso yo, porque una nueva vida no suprime solo lo malo, sino también lo bueno. El año nuevo es solo para reintentar nuestra propia vida, quizás para besar más o para decirle de una buena vez adiós a eso que no nos hace bien, quizás para pedir perdón y reír un poco más. Quizás para cumplir ese sueño que todavía esta escondido en nuestro interior, quizás para cambiar nosotros mismos, siempre y cuando sean para mejor. Nos guste o no, un nuevo año no nos va dar una nueva vida aunque lo deseemos con todo el corazón. Lo que ya vivimos siempre vamos a poder recordar, igual que las amistades y el amor también va estar e incluso vamos a tener más problemas que el año anterior y muchos más momentos lindos que vamos a atesorar. El borrón y cuenta nueva es sólo una metáfora que usábamos con nuestros papás cuando eramos chiquitos, ahora nosotros debemos escribir encima de nuestra propia historia. Un año nuevo solo nos trae esperanzas, y eso es todo lo que necesitamos para saber que siempre podemos volver a intentar.

08 diciembre, 2010

Día 27

Pensar que haciendo algo por segunda, tercera, cuarta vez va traer resultados distintos es estúpido. Pensar que si no le hablo por un mes va ser distinto, es estúpido. Pensar que va llorar o suplicar que regrese a su lado, es totalmente estúpido. No hay nada más estúpido que estar con alguien que le da lo mismo si te tiene o no, y eso es lo más triste y doloroso que puede sufrir una mujer cuando esta enamorada. Incluso es estúpido luchar por alguien que es de una forma y nunca en su vida va cambiar. Pero más estúpido es creer que lo va hacer cuando este con alguien más. No. Definitivamente no. Nadie cambia de la noche a la mañana. Nadie cumple una promesa que ya prometió tres veces antes. Si no lo hizo, no lo va hacer. ¿La solución  Aprender a dejarlo ir y esperar que el tiempo traiga algo mejor. La frase "Más vale malo conocido que bueno por conocer" se podría adaptar perfectamente a lo que estoy diciendo, pero no valla ser que por dejarlo ir te venga uno igual o peor. Los hombres son una gran incógnita, y encima, más complicado que las mujeres. Todas somos como un hermoso diamante, así que no estemos con alguien que nos saca el brillo, sino con alguien que nos haga resplandecer más.

02 diciembre, 2010

Día 26

¿Por qué no puedo dejar de pensar en vos?
Aunque yo se que en tu corazón no estoy
¿Por qué no puedo dejar de mirarte?
Aunque yo se que en tus ojos nunca estaré
¿Por qué siempre estas en mis sueños?
Aunque yo nunca voy a estar en los tuyos
¿Por qué siempre ignoras mi presencia?
Aunque yo nunca diga cuanto me molesta
¿Por qué me hace tan feliz ver tu sonrisa?
Aunque yo se que eso no te importaría
¿Por qué me es tan difícil decirte te quiero?
Aunque yo se que nunca vos me dirás eso.

29 noviembre, 2010

Día 25

Guardaré en mi corazón aquellos recuerdos que no podré revivir, aquellos que pasaron una vez y me hicieron feliz. Guardaré en mi corazón sus palabras, sus silencios, sus lágrimas y sus risas, todo aquello que no quiero olvidar de ellos.

27 octubre, 2010

Día 24

Baila como si nadie te estuviera viendo. Nos convencemos a nosotros mismos, de que la vida será mejor después de cumplir tantos años, después de casarnos, después de tener un mejor empleo, después de tener hijos y entonces después tener otro. Entonces nos sentimos frustrados de que los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos felices cuando lo sean. Después nos frustramos porque son adolescentes (difíciles de tratar). Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esa etapa. Nos decimos que nuestra vida será completa cuando a nuestro esposo/a le vaya mejor, cuando tengamos un mejor auto o una mejor casa, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos jubilados. La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que ahora. ¿Si no es ahora, entonces cuándo? Alfred de Souza dijo: “Por largo tiempo parecía para mí, que la vida estaba a punto de comenzar, la vida de verdad. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar; entonces la vida comenzaría. Hasta que me di cuenta de que estos obstáculos eran mi vida”. Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay camino a la felicidad, la felicidad “es el camino”. Así que atesora cada momento que tienes y atesóralo más cuando lo compartes con alguien especial, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo y recuerda que el tiempo no espera a nadie. Así que deja de esperar hasta que termines la escuela, hasta que vuelvas a la escuela, hasta que bajes 10 kilos, hasta que tengas hijos, hasta que tus hijos vayan a la escuela, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta que el viernes por la noche, hasta que el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que mueras, para decirte que no hay mejor momento que éste para ser feliz. La felicidad es un trayecto, no un destino. El pensamiento para el día: Trabaja como si no necesitaras dinero; ama como si nunca te hubieran herido. Y baila como si nadie te estuviera viendo.

25 octubre, 2010

Día 23

Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber que hacer. Tener miedo a tus recuerdos. Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que querias, abandonarlo todo por miedo. No convertir en realidad tus sueños. Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor. Queda prohibido dejar a tus amigos, no intentar comprender lo que vivieron juntos, llamarles solo cuando los necesitas. Queda prohibido no ser tú ante la gente, fingir ante las personas que no te importan. Hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere. Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, tener miedo a la vida y a sus compromisos. Queda prohibido echar de menos a alguien sin alegrarte, olvidar sus ojos, su risa, todo porque sus caminos han dejado de abrazarse, olvidar su pasado y pagarlo con su presente. Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen mas que la tuya. No saber que cada uno tiene su camino y su dicha. Queda prohibido no crear tu historia, no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita. Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva. No pensar en que podemos ser mejores. No sentir que sin ti este mundo no sería igual.

22 octubre, 2010

Día 22

Las cosas se acaban cuando nosotros decimos basta. No cuando los demás lo dicen por nosotros. Si queremos seguir intentando, nadie nos puede decir que no, nadie nos puede negar una segunda, tercera, incluso septima oportunidad. Incluso en el amor se puede seguir intentando. Y aunque fallemos, siempre habrá una chance para intentarlo otra vez.

17 octubre, 2010

Día 21

La fe no puede mover montañas.
Pero puede conseguir que la gente lo haga.

13 octubre, 2010

Día 20

El amor para mi es indefinible e inexplicable. Cuando pienso en porqué amo, me quedo muda y me doy cuenta que no se porque amo, asi que contesto: porque sí; pero puedo encontrar un motivo ni describirlo en palabras. Definitivamente el amor son los momentos más hermosos y tristes de la vida. No hay una medida justa para dar o recibir amor. Algunos necesitan más que otros. Pero todos necesitamos recibir un poco de amor para que en el final de nuestro días podramos decir: fui amada. Seguramente nunca entenderemos por completo que es el amor, ni jamás llegaremos a una conclusión en común. Pero si se que el amor es un hecho irrepetible en cada uno.

11 octubre, 2010

Día 19

Extraño estar con él, sus abrazos, la forma tierna en que me habla, su sonrisa y a la vez extraño cuando esta serio. Extraño acariciar su pelo, sus ganas de hacerme reír, caminar a su lado y no importa donde, la inseguridad pasa a un segundo plano cuando el me lleva de la mano. Odio no poder estar todos los días a su lado y tener que esperar a que sea otro día para verlo. Y a pesar de lo mucho que lo pueda extrañar, nada en este mundo ayuda a que la nostalgia de no tenerlo, se valla. Las canciones, la televisión, incluso salir a la calle para comprar algo, ya te recuerda a él y a lo mucho que lo necesitas. Todas las esquinas guardan un recuerdo nuestro, por más ridículo que sea. Parece que el mundo entero se complota para refregarte en la cara que HOY NO LO VISTE! Esto me recuerda a una propaganda (muy conocida) de un pájaro molesto, y que justamente ahora lo puedo sentir como me taladra en la cabeza: lo extrañas, lo extrañas, lo necesitas mucho y no lo tenes, esta en otro lado y vos acá, extrañándolo, extrañándolo, extrañándolo, que pena, que pena.

01 octubre, 2010

Día 18

Viviendo comprendí que nadie te compra la vida, ni tu alma gemela, ni tus amigos, ni siquiera uno mismo puede, y por triste que suene, nunca sabemos si estamos escribiendo por ultima vez, si besamos por ultima vez, si abrazamos por ultima vez. Todo llega a su fin, como miles de canciones pronuncian. Y tengo miedo de eso. Aún soy demasiado jóven. Pero más miedo tengo de darme cuenta que no he vivido lo suficiente como para reir más, conocer más personas y de paso, darme cuenta del tiempo que perdí con otras. Y quizas todos tengamos el mismo miedo si nos ponemos a pensar... ¿Y si no lloramos lo suficiente como para desahogarnos por completo? ¿Y si nos falta amar más? O peor aún... ¿Y si todabía no amamos ni nos sentimos amados aún? Se que tengo mucho que contar, que disfrutar, y por alcanzar. Incluso seguro que todabía le debo pedir perdón a alguien y dar un abrazo pendiente. Llorar de emoción. Comer más de las cosas que me gustan. No enojarme tanto, gritar un poco más. Armar nuevos planes, y complir un itinerario repleto de deseos. Hoy quiero vivir lo mejor posible. Hoy quiero levantarme con el pie derecho siempre (o al menos lo intentaría). Hoy quiero aprender más, conocer más. Quiero vivir sin pensar en un limite de tiempo ni en una fecha de vencimiento. Pero por sobre todo, hoy quiero vivir la vida tal cual me toco vivirla.

27 septiembre, 2010

Día 17

Siempre me molesto tomar decisiones... ¡Es más! Siempre me molesto tener que pensar en que voy a tener que tomar decisiones. A nadie le gusta decidir, lo se... Hoy hablo de esas decisiones que te toman desprevenida en un día común, como cualquier otro. Es muy difícil decidir. Y más si eso involucra a otros además de uno mismo... Seguidores y lectores de todos los días: estoy pensando muy drásticamente en realizar cambios en Mi blog y no se por donde empezar. Me estoy debatiendo en mi mente, o como bien empecé esta entrada, estoy intentando decidir en que voy hacer con esto. Lo AMO, realmente lo amo a Mi Blog, pero siento que necesita algo más. Hoy les hablo a todos los lectores verdaderamente interesados en este Blog, que se les ocurre. Para que se den una idea, es como si les preguntara ¿Qué harían ustedes para reavivar el amor en una pareja? ...Bueno, en este caso, les pregunto ¿Qué harían ustedes para reanimar a este blog si fuera suyo? Y por las dudas, NO, no lo voy a cerrar ni abandonar, pero me estoy aburriendo de verlo siempre igual (sobre su aspecto).

Aprovecho para agradecerles a todos los que se hicieron Seguidores del blog, en estos últimos meses a crecido mucho y todo gracias a ustedes. Y disculpen si respondo atrasado a sus comentarios o preguntas e incluso si me olvido de contestarles o pasar a visitar sus blogs, pero sepan que siempre leo todos los comentarios que me dejan y estoy muy feliz porque a ustedes les guste esto que es Tumeencantas.

PD: Nunca escribí una entrada más personal y directa a ustedes, asi que les agradezco por tomarse un tiempito para leerme. Y probablemente empiece a escribirles un poco más seguido de esta forma (siempre y cuando les guste). Saludos.

17 septiembre, 2010

Día 16

Yo pensaba que la felicidad era todo eso que tenía, las grandes cosas que en algun momento de mi vida soñaba tener. Y mientras tanto, la dejaba escapar. Irónicamente parecía que jugabamos a las escondidas, sólo que creo que yo me escondía para que no me encontrara ella a mi. Mucho tiempo después caí en la cuenta de que la felicidad me estaba guiñando el ojo, hacía señales de humo, me susurraba en el oido. Hacía de todo para que yo la viera, y como todo ser humano, yo miraba para otro lado. Pero nunca fué ni será tarde para encontrarla. Buscar la felicidad es como buscar las ideas principales de un libro complicado, sólo hay que aprender a leer entre lineas.

26 agosto, 2010

Día 15

Todos buscamos amor, aunque sea un poquito, o por lo menos eso dicen. ¿Pero quiénes lo buscan? ¿Los que no lo encuentran porque lo necesitan, o los que lo necesitan para saber que no estan locos y decir: "si, el amor existe, yo lo vi"?. El amor es simplemente abstracto, y para todos significa o conlleva algo diferente. Amor puede ser detalles. Amor pueden ser sacrificios. Amor puede ser siemplemente felicidad. Eso es para mi el amor. Y bastante tiempo tarde en comprenderlo. Es ese tipo de amor que a mi me da felicidad aún cuando estoy enojada. Es el amor que me saca sonrisas. El que me hace reír por lo mas tonto. Antes tenía otra perspectiva del amor, pero ahora entendí, que el amor es eso que me llena de alegría cuando lo veo solo a él. Que no necesito de un gran presente, siemplemente, necesito su sincero amor. Yo no pido otra cosa, solo poder ser feliz, sabiendo que su amor es para mi. Ahora, puedo decir: Yo encontre el amor, un amor único que nadie más lo experimentará (no como yo), y no, no lo ví, simplemente, lo sentí.

30 julio, 2010

Día 14

El mejor amor es ese que te saca una sonrisa y te dislumbra con cosas sencillas. El que te sorprende con un mensaje a mitad de la madrugada y te toma de la mano cuando menos te lo esperas. El mejor amor es el que sin exigirle nada, prefiere quedarse contigo. Es aquel con quien no tenes miedo de contarle lo mas vergonzoso de tu vida. El mejor amor es ese que te pone nerviosa por su llegada pero no te incomoda. Es por ese que sientes un vacio cuando no esta, y te llena otra vez cuando esta. Ese que te quiere tal cual sos. Ese que se las juega por vos.

18 julio, 2010

Día 13

Cuando aún no lo había conocido, pensaba dentro mio... ¿Qué estará haciendo el futuro amor de mi vida?. A veces uno se aleja de su amor verdadero por estar con otros, otras veces se acerca sin darse cuenta y camina por la misma calle junto a el. Sin embargo, sin conocerse jamás, cuando se miran a los ojos, sientes algo especial. Muchas dicen que es pura casualidad, y otros, cuando ya están con esa persona, se preguntan si ahí se acaba su búsqueda. La verdad es que nadie sabe cuantas personas pasarán por su vida hasta el ultimo instante, pero si algo es seguro, es que hay uno sólo que marca el corazón para siempre.

01 julio, 2010

Día 12

Tenemos miedo, lo sentimos todo el tiempo, nos quedamos con la primera impresión, con lo primero que nos dicen. Preferimos un no antes que arriesgarnos por un quizás. Elegimos ser lo que somos y creemos que eso es lo mejor para nosotros. Nos falta jugarnosla por esa persona, por ese sueño. Arriesgar o acertar, es parte de la vida. Pierde el que no lo intenta, el que se estanca en sus pensamientos. Corremos el riesgo de no crecer, de no esforzarnos, de no conocer ni aprender. Errar no es fallar, sino aprender a ganar. Quizás hoy sea un no, pero nadie te quita la posibilidad de que mañana sea un si.

20 junio, 2010

Día 11

A veces y de una forma muy disimulada te quise decir quedate conmigo, tan solo con apretar tu mano. Otras veces quise decirte no me mires más que sino me rio, con la boca seria a punto de sonreir. Muchas veces quise decir nada y otra veces todo. Y si a veces no digo nada y te dejo a vos hablar, es porque quiero que tampoco digas nada y me des un abrazo, de esos que rara vez me regalas. Y si es necesario que te diga las cosas a los gritos, es para que me calles con un beso, de esos que no puedo respirar más.

23 abril, 2010

Día 10

Si pudiera ofrecerles sólo un consejo para el futuro, sería éste: Usen protector solar. Los científicos han comprobado sus beneficios a largo plazo mientras que los consejos que les voy a dar, no tienen ninguna base fiable y se basan únicamente en mi propia experiencia. He aquí mis consejos: Disfruta de la fuerza y belleza de tu juventud. No me hagas caso, nunca entenderás la fuerza y belleza de tu juventud hasta que no se haya marchitado. Pero créeme, dentro de veinte años, cuando en fotos te veas a ti mismo comprenderás, de una forma que no puedes comprender ahora, cuántas posibilidades tenías ante ti y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como imaginas. No te preocupes por el futuro. O preocúpate sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de álgebra masticando chicle. Lo que sí es cierto es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida son aquellos que nunca pasaron por tu mente, de ésos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un martes cualquiera. Todos los días haz algo a lo que temas. Canta. No juegues con los sentimientos de los demás. No toleres que la gente juegue con los tuyos. Relájate. No pierdas el tiempo sintiendo celos. A veces se gana y a veces se pierde. La competencia es larga y, al final, sólo compites contra ti mismo. Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos, pero si consigues hacerlo, dime cómo. Guarda tus cartas de amor. Tira las cartas del banco. Estírate. No te sientas culpable si no sabes muy bien qué quieres de la vida. Las personas más interesantes que he conocido no sabían qué hacer con su vida cuando tenían veintidós años. Es más, algunas de las personas que conozco tampoco lo sabían a los cuarenta. Toma mucho calcio. Cuida tus rodillas sentirás la falta que te hacen cuando te fallen. Quizá te cases, quizá no. Quizá tengas hijos, quizá no. Quizá te divorcies a los cuarenta, quizá no. Quizá bailes el vals en tu setenta y cinco aniversario de bodas. Hagas lo que hagas no te enorgullezcas ni te critiques demasiado. Optarás por una cosa u otra, como todos los demás. Disfruta de tu cuerpo. Aprovéchalo de todas las formas que puedas. No tengas miedo ni te preocupes por lo que piensen los demás porque es el mejor instrumento que jamás tendrás. Baila, aunque tengas que hacerlo en el salón de tu casa. Lee las instrucciones aunque no las sigas. No leas revistas de belleza, pues para lo único que sirven es para hacerte sentir feo. Aprende a entender a tus padres. Será tarde cuando ellos ya no estén. Llévate bien con tus hermanos. Son el mejor vínculo con tu pasado y, probablemente, serán los que te acompañen en el futuro. Entiende que los amigos vienen y se van pero hay un puñado de ellos que debes conservar con mucho cariño. Esfuérzate por no desvincularte de algunos lugares y costumbres porque, cuando pase el tiempo, más los necesitarás. Vive en una ciudad alguna vez pero múdate antes de que te endurezcas. Vive en un pueblo alguna vez pero múdate antes de que te ablandes. Viaja. Acepta algunas verdades ineludibles, los precios siempre subirán, los políticos siempre mentirán y tú también envejecerás. Y, cuando seas viejo, añorarás los tiempos en que eras joven: los precios eran razonables, los políticos eran honestos y los niños respetaban a los mayores. Respeta a los mayores. No esperes que nadie te mantenga pues tal vez recibas una herencia o, tal vez te cases con alguien rico pero, nunca sabrás cuánto durará. No te hagas demasiadas cosas en el pelo porque cuando tengas cuarenta años parecerá el de alguien de ochenta y cinco. Sé cauto con los consejos que recibes y ten paciencia con quienes te los dan. Los consejos son una forma de nostalgia. Dar consejos es una forma de sacar el pasado del cubo de la basura, limpiarlo, ocultar las partes feas y reciclarlo dándole más valor del que tiene. Pero hazme caso en lo del protector solar.

10 marzo, 2010

Día 9

Cuando pensaba que estaba mejor sin vos y empezaba a olvidarte, volvías a aparecer, y como una estúpida yo volvía a caer. Parecías una adicción pero se que era amor, amor del mejor. Y esa carita tan bonita ¿Quién la rechazaría?. Yo no, no podía, pero cuando todo estaba perfecto, o eso es lo que creía, otra vez las olas derriban mi castillo, ese de arena que construía una y otra vez, desde que aprendí que los otros no duraban lo suficiente. Anteriormente construía castillos de naipes pero el viento los voló a todos. Construía castillos de hielo pero tu calor los derretía. Construía castillos en sueños y las pesadillas me los aplastaban. Construía una y otra vez. Y todabía lo hago, y supongo que lo seguiré haciendo hasta que algo me diga que ya no hace falta construir mas. Entonces, sabré que es hora de dedicarme a otra cosa, empacar mis sueños y sentimientos y alejarme por un tiempo del amor y de los castillos de mar.

03 marzo, 2010

Día 8

Tu que te crees filosofa por naturaleza, solamente te justificas por lo que has sufrido, por el odio que has acumulado, y la verdad que te entiendo porque hoy en día todos esos galanes son nada más que unos excelentes ilusionistas que causan decepciones a cualquiera, y si te encanta decir que el amor es un ser despiadado y arrogante es porque no me encontraste a mi todavía, si crees que ya sabes todo sobre ese ser, espera a que me conozcas. Sólo dame una oportunidad para mostrarte la mejor parte.