Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Día 265

Por extraño que parezca, yo también soy de esas personas que clasifican su armario por colores, clasifican los links del navegador por categorías, clasifican las canciones por género musical, clasifican las fotografías por momentos concretos, y que no les resulte más extraño si también clasifico mis propios pensamientos por días u horarios. Eso si. Nada más me falta clasificar las entradas del Blog por temática y ya estoy hecha.

Día 264

El día que no necesite quitarme el pijama ni las pantuflas,
será ni más ni menos porque encontré al amor de mi vida.
Al único. Al verdadero.

Día 263

Cómo te explico que aún no te he olvidado, cómo te digo que todavía sueño con ese posible reencuentro, cómo le miento a mi mente para no pensarte, cómo le niego a mi corazón que no puedo tenerte, cómo me resigno a dejarte ir de una vez y para siempre. Es la misma situación una y otra vez. Un sueño repetido, un deseo reprimido y las mismas ganas de volverte a ver. Y maldito sea este amor que aún después de tantos años, sigues tan latente.

Día 262

El dinero no lo es todo.
Podrá comprar una cama, pero no el sueño.
Podrá comprar un reloj, pero no el tiempo.
Podrá comprar un libro, pero no la inteligencia.
Podrá comprar una posición, pero no el respeto.
Podrá comprar la medicina, pero no la salud.
Podrá comprar la lealtad, pero no la confianza.
Podrá comprar una casa, pero no un hogar.
Podrá comprar la risa, pero no el silencio.
Podrá comprar un placer, pero no un sentimiento.
Podrá comprar una foto, pero no un recuerdo.
Podrá comprar una compañía, pero no un amigo.
Podrá comprar un reencuentro, pero no el perdón.
Podrá comprar la sangre, pero no una vida.
Podrá comprar el sexo, pero no el amor.

Día 261

Hoy recordé algo muy extraño de mi infancia: Cuándo tenía siete u ocho años, pensaba que los colores de las banderas de cada país se debían a su color del cielo. La teoría era perfectamente comprobable en mi país (celeste y blanco) pero cuándo hice un viaje a Brasil, el cielo no era ni verde ni amarillo. Desde entonces, y he aquí el motivo por el cual odio la ciencia. PD: Vale aclarar que pensamientos infantiles no es lo mismo que pensamientos de infantes.

Día 260

Vamos aclarar un par de ideas... En principio odio que me ilusionen. Osea, si me estas regalando algo no me digas cinco minutos después que lo querés de regreso. ¿Sabes dónde te podes guardar tu obsequio? Lo dejo a tu criterio. En segundo lugar, tengo un pésimo karma y cada día lo compruebo más. Admito que no creo en el karma, pero dada las circunstancias y por fuerza mayor, no me quedo otra que darme a la idea que esto es cierto, por eso, busque y Wikipedía aclaro el panorama: De acuerdo con las leyes del karma, cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores. Ok. Ahora pregunto a quién corresponda y este encargado de manejar este asuntito: ¿Cómo puedo mejorar mi karma? O en su defecto, ¿Cómo puedo volver a mi vida pasada para remediarlo? Sea lo que halla hecho o sido como halla sido, debe haber una solución. ¡Ah! Y antes que me olvide, en tercer lugar soñé que buscaba a un tal Andres (y no me vangan con el chistecito del q…

Día 259

Lo bueno de que te pregunten ¿Y qué le ves?
Es saber que eso que te encanta de la persona, no lo ve nadie más.

Día 258

Y quise pasar inadvertida frente a vos para disimular que estaba ahí, pero no pude evitar quedarme boquiabierta mirándote como hasta en tu propia mente estabas tan enamorado de alguien más. La cuestión no era porque no fuese yo, sino porque nunca te vi así por mi. Y por más que maldijera ese momento y no pudiera controlar mis propias lágrimas, vos nunca ibas a reaccionar ni darte cuenta de lo mucho que me dolía verte así. Y entonces es cuándo recuerdé el porqué yo no quería tus ilusiones.

Día 257

Seré una chica complicada, pero para mi, su ausencia se hace tan evidente si un sólo día olvida darme los Buenos días. ...Y hoy por ejemplo, era cuándo más lo necesitaba.

Día 256

Porque hoy sea el día del amigo no significa que tenga ganas de hablar de ellos ni de gastar mas de $10 en crédito para mandar una de esas cadenas hiper largas que al final terminan con un "Si no me reenvías este mensaje a mi ni a los primeros diez contactos de tu agenda telefónica significa que no sos un buen amigo y algo malo te va pasar en los próximos cinco minutos". Pero paraaaaaa, mandar un mensaje genérico no es ser amigo y si las lineas están colapsadas ¿Qué hago? ¡Estarías matando a tu amigo! ¿O no? A parte, tanto el Día del Amigo como el Día de los Enamorados, fueron un invento comercial (para vender más alcohol y beneficiar a los locales de "Todo X 2 Mangos") para que nos demos cuenta lo Forever Alone que fuimos, somos y seguiremos siendo de por vida, y lo peor que te puede pasar es que la persona que te gusta te mande un mensaje deseándote lo mejor en este día. Cómo leí por ahí, el día del amigo son los 365 días del año, y recordarlo y/o festejarlo en u…

Día 255

Yo confié como cualquier persona no vidente lo tiene que hacer, te amé porque pensé que estaba bien, te le ofrecí hasta lo que no tenía y obviamente me endeude y sufrí por ser tan necia y preferir una vida así. Y ahora no sabes lo doloroso que es pasar una vez más por aquella vieja esquina dónde solíamos besarnos con tanta pasión y sin importar quién nos viera al caminar. Tampoco sabes lo que es escuchar una canción y que te triga al presente tantos recuerdos que alguna vez deseamos que fueran eternos, y mucho menos sabes lo que cuesta tomar la iniciativa y arrancar por fin tu foto de mi papel tapiz, algo estropeada por el tiempo que llevaba colgada allí. Teóricamente vos fuiste un error y metafóricamente los errores están para aprender, y a pesar de todo, yo no aprendí.

Día 254

Desconfío de las personas que leen los Términos y Condiciones antes de aceptar un contrato; de las que dicen "Yo mezclo el mazo" con tal de que los demás quieran seguir jugando; de las que se duchan más de una vez al día; de las que no cambian su estado sentimental en Facebook ni su foto de perfil cuando se pusieron en pareja; de las que meten excusas como "Justo me quede sin crédito" o "No tengo monedas"; de las que hacen sus camas y después se acuestan; de las que publican en sus redes sociales cosas como "Trabajando a full"; de las que se pintan las uñas y a los cinco minutos ya están lavando los platos; de las que dicen "No me gustan los gatos"; de las que llevan un paraguas bajo el brazo en un día soleado; de las que no tienen correo electrónico; de las que te dicen por el chat "Ya vuelvo"; de las que se contradicen tres veces en la misma respuesta; de las que te dicen "No creo en la mala suerte"; de las que nu…

Día 253

Para ellos, las dos incógnitas de mi existencia:

Hace más de una década que vivo preguntándome lo mismo una y otra vez, fueron años pensando que les hice, cuestionándome porque me dejaron y cargando con la culpa que es meramente de ustedes, de su irresponsabilidad o inmadurez. Ante todo quiero que sepan que me quitaron parte de la identidad, y no hay nada peor para una persona que, no poder planificar a dónde quiere ir sin saber de dónde viene. No puedo lamentarme si para ustedes fui una molestia o peor aún, un error, pero sí, lo que puedo y debo lamentarme es por no saber sus verdaderos motivos. Hoy en día, y desde el momento en que tomaron esa desagradable decisión, ustedes para mi no son más que unos completos desconocidos que no significan nada. Pero les quiero contar a los que debieron haber sido y ejercido el rol de "Mamá y Papá", que no lograron arruinarme la vida. Por suerte, hubieron otros que me enseñaron a honrar el título de "Hija" y con mucho amor me d…

Día 252

"Se busca enamorado de tiempo completo. Buen mozo, paciente y protector. Deje su currículum aquí".
Un poco de humor para empezar esta semana tan fría. Saludos cordiales queridísimos lectores y transeúntes del día.

Día 251

Yo también soy de las personas que le cuestionan a Dios porque se lleva a los débiles, a los buenos, a los generosos, a los valientes. Porque deja que los niños mueran de hambre o de enfermedades que ni siquiera deberían existir, ni tampoco comprendo que clase de justicia maneja Dios si deja que una madre a punto de dar a luz muera de un balazo o un pobre tipo que llega de trabajar, le roben su sueldo y muera de un balazo en la cien. Me cuestiono, como muchos, por el simple hecho de que no sufren únicamente los que están en terapia intensiva, en estado vegetativo o con enfermedades terminales, sino también todos los que están a su alrededor. Pero me parece que hay un límite para bombardear al pobre de Dios con nuestras supuestas injusticias cuándo somos nosotros mismos los primeros en ejercerlas. Esto no es un trámite ni tampoco se trata de llenar un libro de firmas para ver a quien escucha primero. Dios no tiene libro de quejas, sino, un libro de respuestas y en todo caso, Él nos esc…

Día 250

Al próximo novio, y si es que lo haya, le ruego encarecidamente que no use los términos de "Bebé" o cualquier derivado empalagosamente desagradable para dirigirse a mi persona.
Nada más que eso.

Día 249

Dicen que si pensas en alguien más de tres veces en el día, quizás tengas la suerte de que se te aparezca, y como uno de esos sueños locos que poca gente puede relatar con tanto detalle, sucedió. En la parada justa a la hora indicada, el subió y sacó su boleto como buen usuario de aquel servicio. ¿Qué más puedo decir? El corazón se me encendió con tan sólo volver a verlo y a pesar de haber pasado meses, estaba igual, hermosamente igual, con su pelo castaño prolijamente recortado, sus ojos cafés relucientes y su particular tatuaje bajo la oreja derecha sobre el cuello, y digo particular porque no era la inicial de alguien o una miscelánea cualquiera; no, era un lápiz quebrado justo por la mitad. Supuse que quizás tendría que ver con el Golpe de Estado del ´76, y algún familiar desaparecido en La Noche de Los Lapices, más historia Argentina. Ahora sí que la situación era perfecta, el sentado a mi lado porque el destino lo predispuso así o, porque era el único lugar vació que se desocupo…

Día 248

Ya me olvide porque a este Blog lo llame: Tumeencantas. Llegando al caso, fue medio absurdo nombrarlo con "tu" en vez de "vos" dado que estamos en la Argentina y acá todos nos tuteamos, pero supongo que fue en alguna época en la que estaba muy enamorada de equis persona y bue, quedo así. Y si de enamoramiento y enamorados se trata, hay que decir que todas tenemos una larga lista de candidatos, y nunca puede faltar el deportista y/o el fanático del deporte, el bolichero, el religioso, el nerd, el que se las lleva todas a marzo, el que se las da de Brad Pitt, el que está mas bueno que Brad Pitt, el histérico, el del trasporte público, el nene de mamá, el vecinito, el que sólo quiere ser tu mejor amigo, el que lamentablemente es gay, el que fue amor a primera vista, el mejor amigo y/o pariente de tu ex, el suplente, el extranjero, el hippie, el flogger, el emo, el del gimnasio, el músico y/o cantante, el intelectual, el ex de una amiga, el primo de una amiga, el herma…

Día 247

1º punto en contra: Si estás pensando en él, él de seguro esta con la otra. 2º punto en contra: Si no estás pensando en él, él quiere que pienses en él. 3º punto en contra: Si él quiere que pienses en él, es una ególatra. 4º punto en contra: Si él se comporta como un ególatra, no le des pelota. 5º punto en contra: Si no le das pelota, él se ofende y se vuelve a ir con la otra.

Conclusión y anotación memotécnica, ideal para ponerla como fondo de pantalla, en la mesita de luz, y en la puerta de la heladera: No permitas que te deje pagando la cuenta y los platos rotos a vos sola, por lo tanto, olvidate de él, y hace tu vida como Dios manda y la Biblia recomienda.

Día 246

El despertador sonó furioso como de costumbre, pero esta vez fui yo la que despertó con una sonrisa de oreja a oreja porque sabía que venías. Me arregle, me acomode los pirulos desalineados y me dispuse a empezar con mi gran día. Iba a ser el mejor, de eso estaba segura, y casi que lo presentía. Puse agua en la pava para que se hirviera, coloque un mantel floreado sobre la mesa pequeña, las tazas y todos los utensilios necesarios para un buen desayudo. Esta vez no iba a estar sola. Esta vez y por primera vez ibas a cumplir de venir en tiempo y forma. Esta vez, por fin puedo decir que ibas a compartir la mañana conmigo. Desenvolví y coloqué en sus respectivos platos las dos porciones de torta que con tanto esmero elegí a tu preferencia: chocolate con crema y recubiertas con almendras. No hace falta admitir que yo no las prepare porque ya sabemos que la cocina no es mi especialidad de ante mano, pero por eso se puede obviar este comentario. Serví el agua que ya empezaba a evaporarse sob…

Día 245

No te enamores. Las sonrisas fáciles se borran enseguida, las ilusiones te arrebatan del corazón, y el amor te abre una gran herida. No te enamores. El tiempo que se pierde no vuelve y los besos dados son sólo un aderezo que nunca se cotizan lo que se deberían. No te enamores. Porque sí, o porque no. Tomalo como quieras, pero el amor es pura arrogancia, orgullos y prejuicios que no tienen fin ni mucho menos principios. No te enamores. Ningún "te amo" vale tanto como un sincero "te quiero". Ningún "perdón" te garantiza un verdadero "lo siento". No te enamores. Los engaños no se consuman a ciegas, siempre hay una acción de querer queriendo, y si lo hizo, de verdad quiso. No te enamores. Cuándo te digan "no sos vos, soy yo", afirmale seriamente "tenes razón, sos vos, no yo" y que se quede helado. No te enamores. El que de verdad ama, de verdad lo demuestra, y no te deja plantada cinco veces seguidas. No te enamores. Te lo recomi…

Día 244

¿A quién le digo que ya no me querés? ¿A dónde voy si ya no me querés? ¿Desde cuándo ya no me querés? ¿Por qué tanto tiempo tuvimos que perder? ¿No era más fácil hablar y así evitamos todo el malentendido? ¿Qué se hace con el amor que sobra? ¿Te lo tragás, lo enterrás o lo regalas? ¿Por qué querés seguir con un juego que poco aporta a los dos? ¿Y cuándo el amor se acaba, de qué se habla? ¿Y vos de qué hablas si no es de amor?

Día 243

Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere.

Ya vuelvo, voy por otro ramo.