Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Día 285

Créditos iniciales: Somewhere over the rainbow - Aselin Debison
Escena del lugar donde creciste: Say - John Mayer
Graduación: Club can't handle me - Florida
Al enamorarte: Todo lo que tengo - Jhovan
Escena del beso: Oh darling - The Beatles
Canción de pelea: I don't love you - My Chemical Romance
Tu ruptura: Take a bow - Rihannna
Shock mental: Read my mind - The Killers
Canción para el momento de soledad: La playa - LODVG
Canción para viajar: Counting sleep - Trent Dabbs
Reconciliación: Love will take you - Agnus & Julia Stone
Flashback: River flows in you (Remix) - Jasper Forks
Boda: Best thing I never had - Beyonce
Nacimiento de tu hijo/a: Good life - OneRepublic
Despedida: Eet - Regina Spektor
Momento del triunfo final: That thing you do - The Wonders
Escena del funeral: Sleeping at last - Turning Page
Créditos finales: Replay - Iyaz

...Lo que hace el no tener NADA que hacer.

Día 284

Lo veo, veo sus arrugas marcadas, sus manos temblorosas, el poco pelo canoso bien acomodado bajo una boina beige. Veo su mirada nostálgica detrás de unos anteojos grandes y antiguos, veo su postura encorvada y el paso lento de una vida cansada, vestido con lo justo y necesario sin olvidar su suéter favorito. Pero también veo una persona con mucha historia, con mucha experiencia y que poco a poco, como la modernidad lo dicta que lo viejo es descartado, el se siente olvidado. Lo veo y me causa ternura. Lo veo, con sus años bien cumplidos y me desconsuela que tenga que estar trabajando en los días de tanto frío. Lo veo, y ahí está, cargando con la soledad de este mundo, con tantas ganas de contar algo y nadie que se detenga cinco minutos a escucharlo. Lo veo, y no entiendo porque le han perdieron el respeto, ni siquiera la generosidad o la lástima de pocos alcanza para darle un asiento en el transporte público. Lo veo, entre tanta impaciencia, tanta locura, tanta aceleración, y lo veo co…

Día 283

Imagínate, dos personas extraviadas en la nada misma, arrastrando toda su soledad, sus problemas, sus lágrimas sin consuelo, sus pocas ganas de querer seguir viviendo. Imagínate, dos personas que vienen en direcciones contrarias, y se sientan al borde de un abismo profundo a descansar un poco el alma y el corazón partido. Imagínate, dos personas que ya habían perdido las esperanzas, las ilusiones y las ganas de volver a soñar, todo por culpa de sus orgullos y rencores, sus experiencias fallidas, y los golpes de la vida que nunca pudieron sanar. Imagínate, dos personas que están a un par de centímetros de distancia nomas y en un abrir y cerrar de ojos, sus miradas se cruzan, se iluminan, se enamoran. Imagínate, como dos personas que nunca en su vida esperaron encontrarse ni mucho menos conocerse, se quisieron tanto que antes de acabar con sus vidas, prefirieron volver a empezar.

Día 282

El otro día escuche un cuestionamiento que me llamo la atención por lo interesante que era. La señorita, de unos treinta y pico le decía a su pareja en un tono sarcástico: "Los hombres como vos nunca se bancarían ser mujer ni un día". Me quedo retumbando en la mente un buen rato, y me debatía si estaba errada o tenía razón. Y en realidad no estaba tan en lo cierto. ¡Vamos! Estamos en el siglo XXI y hay hombres divorciados que hacen las cosas como un ama de casa. Los tiempos cambiaron y no podemos seguir encerradas en ese pensamiento feminista de que ellos no puede hacer, decir o pensar todo lo que nosotras hacemos, decimos o pensamos. Hasta que... Retorcemos ese pensamiento y nos damos cuenta que hay una una sola cosa que el hombre jamás de los jamases podrían igualarnos ni por imitación: Dominar un delineador y un rimel en el colectivo. ¡Sino, haga la prueba y después nos cuenta!

Día 281

Por un segundo creí que había vuelto a perder el encanto de todo esto. Debo ser honesta con ustedes pero esto de sentarme todos los días frente a la computadora para pensar en una nueva entrada me cuesta, sobre todo si de momento mi vida marcha en una forma monótona y la inspiración escasea. No es que me gusten los sobresaltos ni tener que escribir siempre de mi vida, pero a veces, y por más que haga el esfuerzo, no puedo pretender que mis manos redacten una entrada para calificarla con 10 estrellas. ¿Se entiende? En fin, estoy feliz que este Blog siga prosperando día a día y halla nuevos adeptos, afiliados, seguidores, visitantes, transeúntes, socios, fanáticos, y/o cualquier otro sinónimo con el cual se quieran denominar a los lectores en concreto y 7.681 no es cualquier númerito. Ustedes que dicen... ¿Llegaremos a los 8.000?

Buena semana a todos, y visiten a mi colega ~Utopía de un chico cansado~ que se ha renovado y ha actualizado después de tanto tiempo. Lo que hacen los milagros…

Día 280

La eterna guerra de la política es igual a un juego entre necios o una discusión entre mudos, así cómo una apuesta entre ciegos de quién ve más y mejor que el otro. Es endeudarse hasta con lo que no se tiene con tal de ganarle a la competencia y jamás dar el brazo a torcer, total, los que ponen el tesoro somos todos los otros con nuestros sueldos e impuestos, que encima tenemos que salir más temprano de lo habitual para viajar peor que un ganado con tal de llegar a una hora considerada y que no nos llamen la atención o mucho menos, nos despidan. A ellos, que les importa si el tren se descarrila o no se descarrila o si el subte funciona o no funciona, si total ellos si pueden pagar medio tanque de nafta para sus autos importados todos los días. Son a ellos a quienes se les debería caer la cara de vergüenza cuándo hablan de lo que una ama de casa gasta habitualmente en el supermercado. Si la clase media apenas llega al mes con lo justo y necesario ¿Qué esperanzas les queda a los pobres …

Día 279

Sonría. Dios lo esta mirando.

Día 278

A mi primer amor.

Y como quien no quiere la cosa, nos volvemos a encontrar entre tantas miradas distraídas, perdidas, y olvidadas en la plena soledad. Y como quien no quiere la cosa, ambos disimulamos nuestro propio asombro por volvernos a encontrar. Y como quien no quiere la cosa, la telepatía empieza a funcionar, el pulso se acelera, el corazón se paraliza una vez más. Y como quien no quiere la cosa, maldigo que todo esto halla sido otro sueño más, que nuestras vidas nunca puedan volver a transiten por el mismo camino, y que vos estés ahí mirándome en silencio con la misma pregunta sobre el paladar: ¿Qué haces ahí si deberías estas acá? Y yo con la misma respuesta cruda: Ni yo sé que hago acá. Tal vez estoy esperando que vos me vengas a rescatar...

Día 277

No creí que este día llegaría, hasta incluso, estaba segura que nunca lo iba ni a pensar. Pero llego. Y ya es tiempo de empacar, de guardar los sentimientos que quedaron estancados, de guardar las palabras que nunca se dijeron y los silencios que olvidamos mencionar. También hay que guardar los "te quiero" que cambiamos por una discusión, y todo lo que no se dio será para alguien más, de todas formas, el tiempo no tiene marcha atrás. No perdona ni da una segunda oportunidad. Aquellas mariposas que un día revoloteaban entre nosotros, ahora se esfumaron, se ahogaron o se envenenaron, pero ya no están. Así que, estar por estar, seguir por seguir, luchar por luchar, es una perdida de tiempo. Esto no va para más. Y yo me quiero ir. Si estas bien, si estas mal, si me querés o si no me extrañas, absolutamente todo me da igual. No me importas. Perdón si cada día me cuesta más disimular el fastidio que me da estar con vos, tener que escucharte, reprocharte y vivir enojada con vos, co…

Día 276

- Chofer, puse $1,50 y no me devolvió el cambio. - A ver, perá... Apretó un botón, la máquina hizo un par de ruidos y ni 1 centavo. - No me devolvió nada capo, ¿Qué hago ahora? - Qué sé yo... Bajate 10 parada después.
El tema de pagar casi el doble con monedas esta enloqueciendo a más de uno. Consejo: Use SUBE y ahorrese la incomodidad.

Día 275

Toda una prueba de paciencia: Medía hora con la típica musiquita de espera al teléfono, aturdiendote los tímpanos mientras deseas que te atienda una operadora antes de quedarte dormido, es el mejor remedio para los locos. Al menos se les va quitar las ganas de joder.

Día 274

Lo volví a ver. ¿Entienden? Se subió a mi colectivo ¡Y lo volví a ver! Como sea, me había olvidado por completo de su existencia después de tanto tiempo. Pero volver a verlo fué el gran suceso del día. Un BOOM. Totalmente inesperado, juro que no esperaba que sucediera, la distracción me tenía envuelta por completo. Y volver a verlo fue recordar lo mucho que me gustaba. Y más que decir "me gustaba"... Una lluvia de sentimientos. Definitivamente, volver a verlo fué una linda sorpresa que me quiso regalar la vida, precisamente esa mañana. Al siguiente día tenía las re esperanzas de que se repitiera, pero obviamente era mucho pedir. Por suerte me basto un día para que me durara por otro largo tiempo. Andá saber cuándo se repita... Es verdad que hay días que uno se levanta con el pie izquierdo y todo sale mal, pero también hay que admitir que existen días cómo estos, que te recuerdan que Dios no se olvida de vos. ¡Gracias!

Parece que Cupido viaja en transportes públicos.

Día 273

Ahora no me psicoanalices porque no pienso cambiar y no juegues con ese papel de chico preocupado que nunca lo supiste actuar. Ya es tarde para eso, cómo así también es tarde para todo lo demás. Guardate tu amor berreta o regalaselo a otra que no le importe de quién venga, no dudo que halla otras que te hagan el favor. Yo ya aprendí a la fuerza a tener que arreglarme sola. Muy sola. Y no sé porque, pero sin vos las cosas me van mejor. Pensalo...

Día 272

Señora, usted que sufre por ese pobre infeliz que nunca recuerda enviarle flores en su aniversario o invitarla a cenar de vez en cuando, le traigo la solución a su problema: una recetita bien caserita, y que esta abalada por expertas en rompe corazones. Se que no será fácil y si sabe que le dolera en el alma, recurra a una amiga o use anestesia y ya vera como en un abrir y cerrar de ojos todo habrá pasado. Sólo así surtirá efecto, y los pasos a seguir son de lo más sencillos: nº1. Cancele su amistad en Facebook, nº2. Deje de seguirlo en Twitter y nº3. Eliminelo de su agenda telefónica. Hágalo de una buena vez por todas y para siempre, y aunque sienta que el arrepentimiento le quiere dar una cachetada en medio de la cara, ya verá como tiempo después de concretar esta etapa y recurrir a una buena dosis de chocolate en barra y pañuelitos descartables, se sentirá mucho mejor y su vida empezará a funcionar  nuevamente.

Tip adicional (sólo para valientes): Si superó los tres primeros pasos,…

Día 271

Hay días para escribir con humor, días para usar el sarcasmo, días de reflexión y días que simplemente no sé que decir. Hoy por ejemplo, entre la lluvia, el frío de la noche y los sentimientos encontrados que me causan ver nuevamente tu foto, acompañada de una canción que sólo trae más y más recuerdos, me es imposible redactar algo coherente que hable de vos, de mi, de los dos. Hay días como hoy que entonces prefiero callar y guardarme hasta los suspiros y los silencios que quizás nunca tendré la oportunidad de repetir ni vos de escuchar de mi propia boca. Es extraño pero todo era más sencillo cuándo uno se dejaba llevar por un beso sin fin, sin peros, sin pretextos. Hasta decir un Yo más a continuación de un Te amo era cosa de tontos y hoy, hoy no recuerdo cómo se sentía todo aquello. Hoy es perfecto para que alguien como Arjona te lea el pensamiento y con una canción lo simplifique todo a pesar de su habilidad para hacerte sentir más sólo de lo normal. Aún así, no hay mejor cita que…

Día 270

Yo solamente quiero decirte gracias. Aunque no sepas la existencia de esta breve dedicatoria y por ende, no la puedas leer, te lo voy a decir igual. Gracias por ser la persona más insoportable del mundo que sabe entenderme a mi, la segunda persona más insoportable del mundo. Gracias por llenar mis días con sonrisas de oreja a oreja, y que sólo basta con un mensaje para lograrlo. No sabes cuánto lo valoro. Gracias por dármelo casi todo, pero más gracias te doy por por ayudarme a conseguir las cosas por mi misma y que no todo me caiga desde arriba. Gracias por alentarme a seguir, por festejar mis triunfos conmigo y por hacerme abrir los ojos y reaccionar a tiempo cuando estoy en tiempos de crisis o al borde de perder la oportunidad de mi vida. Gracias por no ser la persona más celosa del mundo y sin embargo, por entender mis celos casi a la perfección. Gracias por intentar enamorarme cada día como si fuera el primero. Gracias por ser mi alma gemela, mi todo, mi vida.

El amor es como tu …

Día 269

La monotonía, la desconfianza, la ausencia, la indiferencia, la decepción, la expectativa, la infelicidad, la hipocresía, la actitud, la infidelidad, la susceptibilidad, la mentira, la insensibilidad, la censura, la asfixia, la inseguridad, la crueldad, la histeria, la intolerancia, la predisposición, la espera, la extorsión, la desconsideración, la violencia, la ceguera, la arrogancia, y más... Mata el amor. Y de a poquito a poquito, vos lo estas logrando.

Día 268

Un sabio dijo: Si te enamoras de dos personas, quédate con la segunda; si estuviste realmente enamorado de la primera no te hubieras enamorado de la segunda.

Día 267

Apoyó sus manos aún temblorosas sobre el barandal del balcón tan sólo para verlo como se marchaba, porque sí, porque era la mujer más masoquista que halla existido en el planeta y porque no le bastó con tirarle lo primero que vio en su habitación para desquitarse de esa angustia tan profundo, y sin embargo el seguía parado sobre el marco de la puerta, esperando a que ella tomara otra postura o se largara a llorar sin consuelo sobre sus fuertes brazos. Ella no lo quería ver más, esa era la realidad y sencillamente, en ese momento, lo odiaba, y ya ni el amor podía dar marcha atrás a toda esa furia. Los recuerdos que volvían a su mente, los celos y el llanto sólo eran una tonta justificación o una forma de ponerle algún nombre a aquellos berrinches incontrolables y pocos comprensibles para el espectador. Estaba dolida y, se sentía utilizada y desechada como una bolsa, o menos que una bolsa, pero no estaba bien. Haberlo visto con aquella chica no era digno de su perdón, no esta vez. Y cuá…

Día 266

Lo que le sube la autoestima a la mujer es saber que un hombre esta celoso por ella. Lo que le sube la autoestima al hombre es saber que más de una mujer está celosa por él, y la gracia del truco está en que se lo recuerden de vez en mes. ¿Curioso no?